Eduardo Brenes: Frente Amplio

Yo puedo condenar, alto y fuerte los abusos y violaciones de derechos humanos de un dictador en ciernes como Bukele. ¿Pueden hacer lo mismo con la Cuba de Díaz Canel,  Villalta, Patricia Mora y Hernández?

0

Eduardo Brenes Jiménez

Cuando escucho a algunos hablar del Frente Amplio como opción «progresista coherente» y recuerdo hace no más 3 meses el candidato a presidente de ese partido, José María «el bueno» Villalta, como lo llama ahora todo el aparato mediático zurdo del país con fines propagandísticos, era incapaz de condenar la brutal represión de la dictadura más longeva y perversa del continente, la cubana, contra la población civil que quiso hacer uso de los derechos humanos más básicos, como lo son la libertad de reunión, expresión y manifestación y que por hacerlo fueron apaleados, torturados, encarcelados y condenados a prisión en juicios express sin ninguna garantía procesal, con una argumentación retorcida y exculpatoria de semejante dictadura, aduciendo que su partido está en contra de cualquier injerencia en asuntos de otros países, es realmente irrisorio.
¿Esa es la opción progresista coherente? ¿Es en serio? ¿Una que pareciera que defiende solo los derechos humanos de quienes piensan como ellos? Hay que ser muy fanático, o muy ingenuo y tonto para decir que alguien que calla ante una dictadura puede considerarse progresista y defensor de los derechos humanos.
Un verdadero demócrata no hace distinciones si las violaciones de derechos humanos se dan con gobiernos autoritarios y/o dictatoriales, sean estos de izquierdas, derechas, progresistas, liberales o conservadores.
¿Coherente el FA? Sí claro que sí es coherente, con su tradición de años de ver con  buenos ojos los regímenes dictatoriales y autoritarios de izquierdas y exculpar sus flagrantes violaciones a los derechos humanos. En eso sí que son sumamente coherentes. Y si ven con esa laxitud lo que hacen los afines ideológicos en otros países, solo imagínense lo laxos que serían con los propios gobernando en este país.
Ojalá que quienes apoyan esa opción política, que están en todo su derecho y es totalmente legítima y soy el primero en defender su existencia, se pregunten si están dispuestos a votar por una opción a la que los derechos humanos les importan solo para los suyos, y no para los demás.
Yo puedo condenar, alto y fuerte los abusos y violaciones de derechos humanos de un dictador en ciernes como Bukele. ¿Pueden hacer lo mismo con la Cuba de Díaz Canel,  Villalta, Patricia Mora y Hernández? O me van a contestar con la consabida muletilla de los zurdos cuando quieren esquivar el tema: es que es un asunto muy complejo, vos no entendés…ajá…claro que sí y todos nos chupamos el dedo todavía.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box