Eduardo Brenes: Ser antisistema desde el poder es desacreditar el lugar desde el que se gobierna

0

Eduardo Brenes Jiménez.

Es obvio que ahora la narrativa de sus seguidores más fanatizados será la de Sala IV canalla y otro poco de lindezas y desacreditaciones más. Porque la lógica discursiva de este presidente, y que han mimetizado sus hinchas más fieles, es que cualquier opinión contraria, visión distinta o posición que lo contradiga, hace de quien la manifieste, un enemigo, un irresponsable, un corrupto, un aliado con los intereses económicos y mediáticos oscuros. Es la lógica maniquea típica del populista autoritario. No está inventando nada nuevo. Es de manual, lo hace él, como lo han hecho muchos en el pasado y en cualquier lugar del mundo.

Si la sala hubiese fallado a su favor, el discurso sería otro, sería el de una Sala Constitucional visionaria, que se come la bronca, que se pone del lado del «pueblo» porque por supuesto él siempre es el que representa al pueblo, nadie más.

No conozco como todos los demás, los pormenores y letra menuda del fallo. Tocará esperar a su publicación para poder opinar con conocimiento de lo que se habla y en qué sentido va. Y por supuesto que el fallo podrá ser objeto de escarnio o aplauso. Como cualquier fallo de un tribunal. Lo que no se vale es desacreditar y llenar de epítetos a quienes estén de acuerdo con él.

Creer en el sistema republicano y democrático del que el estado de derecho es su pilar fundamental, conlleva el respeto y acatamiento de un fallo judicial por más que no nos guste o discrepemos de él.

Me satisface ver, con la cautela y prudencia del caso, que el escueto comunicado de prensa de Casa Presidencial fue contenido y respetuoso de las formas, sin estridencias ni manifestaciones incendiarias. Esperemos que no salgan después con declaraciones fuera de lugar. Quisiera creer que el presidente y su gobierno entendieron finalmente que las formas son importantes en un estado de derecho.

Y que ser antisistema desde el poder es desacreditar el lugar desde el que se gobierna. Que es mejor manejar la discrepancia y el desacuerdo desde el debate serio y argumentado y no desde la descalificación constante del adversario y del que está en desacuerdo con lo que él piensa

Para que esté país salga adelante se necesita de la ayuda de todos, del presidente y su gobierno y de la oposición. Pero ya va siendo hora de buscar más aliados y coincidencias que enemigos y discrepancias.

Y por último esperaría que el gobierno ponga sus barbas en remojo y actúe más por la razón y el criterio sólido que por ocurrencias, bilis y vendetas personales. Un presidente no puede andar prendiendo incendios por todo lado que pase y creer que esos incendios no los van a terminar abrasando a él mismo.

La campaña terminó hace rato, ya gobierna y eso le exige más a él que a cualquier otro. La retórica de tarima de plaza pública debió de acabarse ya hace mucho tiempo. Ojalá tanto batacazo lo haga entrar en razón.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...