Eduardo Rodríguez: Pesca de arrastre y el fin de una era

0

Eduardo Rodríguez del Paso, Economista -MBA- FMVA

INTRODUCCION

Tiempos convulsos estamos viviendo en Costa Rica. No solo por la crisis sanitaria del Covid 19, sino también por la crisis económica y de empleo que empeoró a raíz de esta última. Con una tasa de desempleo abierto cercana al 30% y otra de subempleo del 45%- tenemos un escenario de tormenta perfecta en lo social. Ante esta dramática situación, han resurgido las voces “salvadoras” de viejas practicas invasivas del medio ambiente. Entre estas se encuentra la pesca de arrastre. Definamos de manera breve en que consiste esta práctica.

La pesca de arrastre  se refiere a la actividad que utiliza redes en el fondo marino (sea en aguas poco profundas o en aguas profundas) con la finalidad de capturar determinada especie comercial. La “Food and Agriculture Arganization”- FAO ha estudiado de cerca esta practica en Costa Rica, al igual que otras organizaciones incluida MARVIVA.

Esta práctica ha sido declarada ilegal en varias ocasiones, y de alguna manera cada vez que se presenta una crisis económica o social, vuelve a salir a flote y es autorizada y aprobada en Asamblea Legislativa. En la crisis que nos ocupa no ha sido la excepción, y el pasado 22 de Octubre, “con 28 votos a favor y 18 en contra, la Asamblea Legislativa de Costa Rica aprobó en segundo debate el proyecto de ley de pesca de arrastre”-Diario El Paiscr.com

Se trata del expediente 21478, Ley para el aprovechamiento sostenible de la pesca de camarón en Costa Rica, el cual mediante una reforma a la ley de pesca y acuicultura pretende dar solución al problema social, económico y ambiental generado en las zonas costeras por la suspensión de esta actividad económica por más de cinco años.

La diputada Zoila Volio Pacheco quien inicialmente se oponía a la iniciativa expresó que cambió su posición ante la crisis que ha generado la pandemia que afecta a unas zonas más que a otras y entre las más perjudicadas aseguró se encuentra Puntarenas.

IMPACTO DE LA PESCA DE ARRASTRE

La actividad de la pesca de arrastre no es nueva. Se tiene evidencia del uso de esta practica en los últimos 600 años y es hasta hace 50 años que ha llamado la atención de científicos marinos y otros profesionales preocupados por la conservación y la explotación sostenible de la actividad pesquera.

China es uno de los principales actores en la pesca de arrastre.  De acuerdo con el Anuario estadístico Chino del año 2013, más de 6 millones de toneladas fueron pescadas a través del método de pesca de arrastre, por 36,744 barcos pesqueros de arrastre. A pesar de que el método a primera vista, pareciera ser muy eficiente, lo cierto es que 33% de todo lo que se arrastra del fondo marino corresponde a otras especies, que inclusive sirven de alimento a otros peces. Esta actividad arrastra la denominada “fauna de acompañamiento” (FACA) lo que reduce dramáticamente las posibilidades de regeneración de especies importantes para los pescadores artesanales. Marviva ha trabajado y continua trabajando en mesas de diálogo con partes interesadas y ha efectuado importantes estudios de impacto ambiental y económico en Costa Rica. No es el interés de este artículo, entrar en detalles demasiado técnicos sobre la pesca de arrastre, pero si es importante mencionar algunos aspectos que brinden mayor claridad a la ciudadanía. Por ejemplo, existe pesca de arrastre en aguas profundas y en aguas menos profundas. La profundidad depende de la especie de camarón que se busca recolectar. Aproximadamente el 20% ocurre en aguas poco profundas o someras y el 55% en aguas más profundas. Las especies afectadas (FACA) son tortugas y tortugas loras, especies en peligro de extinción y también tiburones y peces mas pequeños. Para controlar este incidente se ha implementado en Costa Rica, un artefacto denominado Dispositivo Excluidor de Tortugas (DET), el cual permite a las tortugas escapar de la red. Su uso en Costa Rica es obligatorio para la pesca en aguas someras. “Sin embargo, solo es usado ocasionalmente por la flota camaronera. En cuatro ocasiones (1999, 2002, 2005, 2009) el gobierno de los EE.UU. ha impuesto embargos a la importación de camarones pescados en Costa Rica por no implementarse el uso del DET (Arauz, 2007; Barquero, 2009)- (documento de la Fundación Marviva).

Los tiburones representan otra especie FACA, en aguas someras y posiblemente se trata de especies en edad juvenil.

Existen varios argumentos políticos que intentan favorecer la pesca de arrastre. Entre ellos se menciona la tecnología actual, la cual ha mejorado de manera importante, para reducir la FACA. Sin embargo existe evidencia de que eso no ha sucedido en Costa Rica, principalmente debido al costo de implementación de dicha tecnología.

La pesca de arrastre no es solo un problema ambiental por el daño ocasionado al medio ambiente marino, sino que también está generando un problema social y económico en nuestras costas al eliminar el recurso del cual dependen miles de pescadores artesanales.

Entonces lo que inicia para combatir el problema estipulado al inicio de este artículo, cual es el desempleo galopante y especialmente en zonas costeras, se traduce en un mayor problema a muy pocos años- que generará mayor pobreza y desempleo.

ASPECTOS FINANCIEROS DE LA PESCA DE CAMARON DE ARRASTRE

El precio internacional del camarón es un commodity, y es bastante volátil también. Para tener una idea de esta volatilidad tenemos el siguiente gráfico, con información obtenida del Banco Mundial- NOOA

Por otro lado los principales factores determinantes de la “rentabilidad” de esta actividad son :

  • Precio del Kg Camaron
  • Precio del combustible
  • Volumen de captura

La Fundación Marviva- concluye que la actividad no es rentable, utilizando un modelo de descuento de flujos a valor presente y una tasa de descuento del 25%.

“En la actualidad, la actividad de arrastre no es económicamente rentable. Descontando los flujos en dólares al 25% anual, asumiendo una captura promedio por embarcación de 20 TM anuales22, un precio de combustible exonerado de US$0,63 por litro23 y un precio en muelle ponderado de US$8,95 por kilo24 de camarón, se concluye que esta actividad tiene una TIR25 de 2,1%, valor por debajo de la inflación.”

El combustible para actividades como la pesca, ha sido subsidiada por Infopesca por años. Sin embargo se ha denunciado que ese combustible, además se ha utilizado para otros fines no relacionados con la pesca por tanto resulta en una desviación injustificada.

CONCLUSIONES

Podemos llegar a las siguientes conclusiones

  1. La pesca de arrastre es una actividad “cortoplacista” que genera destrucción del medio marino y de especies en peligro de extinción como tortugas, tiburones y peces pequeños.
  2. Destruye también el fondo marino que sirve de alimento a otras especies.
  3. No es rentable, lo que genera pobreza en un plazo muy corto de tiempo a futuro.
  4. Es mejor brindar a los grupos de pescadores artesanales, acompañamiento para que puedan integrarse en actividades de turismo ecológico, ahora que estamos a la puerta de la vacuna contra la Covid 19.

COVID-19
Suscribase COVID-19

Comentarios

Cargando...