El Campeonato Mundial de Atletismo de Qatar, bajo la sombra de los abusos contra trabajadores y trabajadoras migrantes

0

La terrible situación de los trabajadores y trabajadoras migrantes que siguen sufriendo abusos y explotación mientras trabajan en Qatar arrojará una sombra sobre el Campeonato Mundial de Atletismo. Así lo ha manifestado Amnistía Internacional en vísperas del acontecimiento deportivo que comienza esta semana.

La competición de Doha 2019, que se celebra desde el viernes 27 de septiembre hasta el domingo 6 de octubre, viene precedida de un informe publicado por Amnistía la semana pasada que revelaba que cientos de trabajadores y trabajadoras migrantes siguen esperando en vano que les paguen los salarios atrasados y la indemnización que les deben.

Muchos de los eventos de Doha tendrán lugar en el Estadio Jalifa. La investigación llevada a cabo previamente por Amnistía sacó a la luz la explotación sistemática de trabajadores migrantes durante la construcción de este estadio, una explotación facilitada por el sistema de patrocinio, o kafala, de Qatar.

A pesar de las promesas de Qatar de mejorar los derechos laborales, nuestra investigación demuestra que en Qatar hay demasiados trabajadores y trabajadoras migrantes que siguen a merced de empleadores sin escrúpulos”, ha manifestado Stephen Cockburn, director adjunto de Asuntos Globales de Amnistía Internacional.

“Mientras el reloj avanza y apenas se hacen progresos, tememos que los trabajadores y trabajadoras migrantes sigan sufriendo abusos y explotación a menos que Qatar acelere el ritmo de las reformas.”

“Amnistía Internacional no se opone a que Qatar sea anfitrión de eventos como el Campeonato Mundial de Atletismo, pero la terrible situación de los trabajadores y trabajadoras migrantes que hacen posible que el país desarrolle su infraestructura y acoja grandes torneos no debe pasarse por alto.”

“Si no hay grandes cambios, la sombra de los abusos contra los derechos humanos seguirá cerniéndose sobre los acontecimientos deportivos mundiales en Qatar.”

Información complementaria

Qatar alberga a unos dos millones de trabajadores y trabajadoras migrantes, pero no cumple las normas laborales internacionales. Amnistía Internacional ha instado reiteradamente al país a abolir el abusivo sistema de kafala, que vincula a los trabajadores y trabajadoras con sus empleadores durante hasta cinco años e impide a algunos grupos, como los trabajadores y trabajadoras domésticos, abandonar Qatar sin el permiso de sus empleadores.

El informe publicado la semana pasada, All work, no pay: The struggle of Qatar’s migrant workers for justice ponía de manifiesto cómo cientos de trabajadores y trabajadoras migrantes empleados por tres empresas de construcción y limpieza han desistido de lograr justicia y han regresado a sus casas sin un céntimo desde marzo de 2018. Esto sucede a pesar de que las autoridades qataríes han establecido nuevos comités cuya finalidad es resolver rápidamente los conflictos laborales, como parte de una serie de reformas laborales acordadas antes de la Copa Mundial de 2022. El año pasado, los comités recibieron más de 6.000 denuncias, la mayoría de las cuales no se habían resuelto al finalizar el año.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...