El Movimiento Autentico Socialcristiano (MAS)

0

Carlos Araya Guillén, Filósofo (Dr.).

El domingo 26 de noviembre de 1995 el partido Unidad Social Cristiana (PUSC) aprobó la Carta Social Cristiana a Costa Rica durante la realización del II Congreso Ideológico.

En noviembre de 2016 el III Congreso Ideológico actualizó el conjunto de ideas y creencias que sustentan la acción política y el modo de actuar en la realidad costarricense de los socialcristianos.

Desde una perspectiva filosófica el documento, que hunde sus raíces en el humanismo cristiano y en la riqueza social de los principios de justicia del Dr. Rafael Ángel Calderón Guardia (1940 – 1944), es un escrito unitario en su concepción antropológica y práctico en su respuesta social al signo de los tiempos.

En la actualidad, en un acontecer casi dialéctico, en un contexto de criterios políticos dispares y en una interpretación mediática de modos, hechos y circunstancias electorales, la Carta Socialcristiana se ha convertido para muchos líderes del PUSC en un paradigma ordenado y sistemático (Kuhn). Pero para otros, en una declaración permisiva y casi apócrifa (apókyphos), en la primera acepción de la RAE, traducida como fingida, es decir, en una etiqueta que encubre ambiciones personales y disfraza intenciones neoliberales que buscan beneficiar a las estructuras económicas y sociales de poder.

Lo anterior, ha provocado una creciente polémica al interior del PUSC entre el grupo Piza-PAC alimentado por un relativismo doctrinario (empirista) y los adherentes que defienden las fuentes originarias del pensamiento socialcristiano, sus principios metapolíticos, su mensaje social y sus valores éticos: La familia, la vida, la verdad, el estado laico no ateo y la dignidad de la persona humana.

Buscando una recta conducta ideológica, estos últimos, hace algunos días fundaron el Movimiento Auténtico Socialcristiano (MAS) con la intención de hacer respetar la Carta Ideológica aprobada por el III Congreso José Joaquín Trejos como luz rectora de propuestas partidarias de cara al siglo XXI.

En el fondo, MAS es un movimiento ético, auténtico y de fidelidad ideológica que descubre su mejor manera de realizarse como militantes del PUSC en la defensa del socialcristianismo y como ciudadanos en la lucha por una democracia participativa y solidaria a favor de los que menos tienen.

Nada quiere el Movimiento Auténtico Socialcristiano (MAS) con la conciencia maniquea del PAC, ni su cotidiana corrupción cada día más grave. Tampoco con su evidente nepotismo ni con sus proyectos de gobierno ajenos al ser místico de la identidad nacional.

El MAS acredita su aceptación en coaliciones o alianzas electorales estratégicas con grupos ideológicamente afines, porque ellas constituyen una especificidad partidaria dentro de los escenarios coyunturales del quehacer electoral.

Por eso, MAS es un movimiento de mujeres gestoras de futuros y hombres de conducta “in-solidum” que busca enfrentar al oficialismo (gobierno y partido) promotor de normativas contrarias al humanismo cristiano y a la naturaleza de las mejores tradiciones y costumbres del ser costarricense.

La construcción de una patria más justa, solidaria e inclusiva se realiza en la brega cotidiana y MAS quiere participar en esa faena aportando sus ideas de justicia, paz, libertad y transparencia moral inspirado en una noble y válida fidelidad ideológica.

Carlos Araya Guillén es educador, político y filósofo costarricense, dirigente del Partido Unidad Social Cristiana, ha sido Diputado y Embajador.

 

Comentarios

Cargando...