La fracción del Partido Acción Ciudadana apoya, de manera decidida y contundente una Defensoría de los Habitantes robusta, sólida y, que continúe de manera consistente, consolidando su labor fundamental como el órgano que en Costa Rica protege los derechos y los intereses de toda la población.

La Defensoría de los Habitantes, como órgano adscrito de la Asamblea Legislativa – con independencia funcional, administrativa y de criterio- tiene la gran responsabilidad de velar de manera rigurosa por el funcionamiento del sector público costarricense en su relación y prestación de servicios con la ciudadanía.

Con absoluta claridad la fracción del PAC apoya una Defensoría de los Habitantes que, como está determinado en su creación debe:

  • proteger los todos los derechos de todas y todos los habitantes frente a las amenazas, perturbaciones, restricciones o violaciones provocadas por acciones u omisiones provenientes de la actividad administrativa del sector público.
  • velar por que el funcionamiento de las instituciones públicas de Costa Rica se ajuste a lo prescrito por la moral, la justicia y nuestro ordenamiento jurídico.
  • vigilar el buen funcionamiento, la eficiencia y la agilización en la prestación de los servicios públicos para toda la población habitante del país.
  • desarrollar programas para la promoción y la divulgación de todos los derechos de las y los habitantes de Costa Rica.

En este marco de acción la Defensoría de los Habitantes tiene un papel primordial, que esta fracción legislativa insta a que se potencie sobre todo siendo esta institución el Mecanismo Nacional de Derechos Humanos,

Por eso, afirmamos nuestra convicción en una Defensoría de los Habitantes que siga profundizando procesos, actividades, investigaciones, publicaciones y campañas que tengan la promoción, la tutela y la protección de los todos derechos de todas las personas, así como la concientización en los diversos sectores de la población, sobre la importancia de sus derechos mediante una activa comunicación con organizaciones públicas y privadas, tanto nacionales como extranjeras.

Estas funciones esenciales para la democracia costarricense nos obligan a exigir que la nueva Defensora de los Habitantes debe tener un fuerte conocimiento de la institucionalidad pública, una ética a toda prueba, un manejo sólido del marco jurídico nacional y de los convenios internacionales y un profundo respeto y aplicación de los Derechos Humanos.

La fracción legislativa del Partido Acción Ciudadana, con claridad absoluta de los retos que debe asumir quien llegue a la Defensoría, hace público su planteamiento sobre la candidatura de la señora Catalina Crespo Sancho, dado que:

  1. En el proceso de la Comisión de Nombramientos la señora Crespo Sancho evidencia su desconocimiento del sector público costarricense, lo cual es contraproducente en esta posición, para no dejar en indefensión a ninguna persona que habite nuestro país.
  2. Hay dudas razonables de un conocimiento consistente en materia de los Derechos Humanos, lo cual es también un pilar fundamental del funcionamiento de esta importante institución nacional. Sus posiciones no han sido claras en temas de la mayor relevancia.
  3. La señora Crespo Sancho ha realizado una campaña para su candidatura utilizando imágenes de poblaciones vulneradas, lo cual nos parece irrespetuosa en el uso de la condición de estas personas.
  4. Ha realizado labor de lobby que traspasa los límites, que consideramos inadecuado en cuanto a la intensidad, acercamientos y mensajes que estarían rozando la independencia que, como legisladores y legisladoras, debemos tener ante una elección.