El Pensamiento de Simón Bolívar

Fundamento el criterio de que Bolívar, como gran visionario, previera como una alternativa para evitar intromisiones extranjeras en América la consolidación de una gran Patria Unida y que así se proyectase al mundo, pues la “fuerza de todos, como dijera Bolívar antes del Congreso a Panamá, concurriría al auxilio del que sufriese por parte del enemigo externo o de las fuerzas anárquicas”.

0

Vladimir de la CruzHistoriador y politólogo.

En realidad la obra del Profeta del Chimborazo, como le han llamado, aún no está totalmente acabada de estudiar. Sus escritos constituyen una fuente inagotable de riqueza espiritual en el campo de la Sociología, el Derecho, la Filosofía Política y otros campos.

Su obra tiene una serie de matices y en un trabajo tan corto no se pueden abarcar todos ellos, por lo que he escogido para el presente trabajo los siguientes temas:

  • La nacionalidad y la ciudadanía
  • La Corte Interamericana
  • El principio de No Intervención.

Y ellos, en alguna medida, tocaré otros tópicos.

Breve biografía del Libertador

Nació en Caracas, en 1783, el 24 de julio, y llegó a morir cerca de la ciudad de Santa. Marta, en Colombia, el 17 de diciembre de 1830. Fue hijo de Juan Vicente Bolívar y de María Concepción Palacios, ambos de noble estirpe. Quedó huérfano a temprana edad por lo que queda bajo el amparo o tutela de su tío, el Marqués Carlos Palacios, y más tarde con su hermana María antonia y de su esposo, donde se le vincula al maestro Simón Rodríguez. Luego se le envía a estudiar a Europa. Así llegó a Madrid donde estudió matemáticas, lenguas antiguas y modernas como historia.

De Madrid viaja a Paris donde conoce a Napoleón Bonaparte cuando aún no se había coronado emperador. En 1801 regresó a Madrid donde se casa con María Teresa de Toro. Luego regresa a América perdiendo a su esposa muy joven.

Regresó a Europa y le tocó estar en París cuando Napoleón se corona Emperador por lo que se decepciona de quien tanto admiraba. También se relacionó con Alejandro von Humboldt y con George Couvier. Viaja a Roma donde le nace la inquietud de fundar una República independiente. Luego viajó a los EEUU donde estudia sus leyes y costumbres.

Con los sucesos de Bayona, Bolívar y otros desconocen los emisarios de Napoleón en Venezuela y reconocen en Venezuela a Fernando VII quien estaba preso en Francia. Esto provocó los sucesos revolucionarios en Caracas, en abril de 1809, y de Santa Fe en Colombia, en 1810. Bolívar entró en contacto con Francisco Miranda para que se hiciera cargo de la revolución venezolana mientras él iba a Europa a conseguir ayuda en armas. El movimiento de Francisco Miranda fracasó por diversas causas que no es del caso analizar ahora.

En 1812 Venezuela se encontraba en la situación de “provincia española”. Bolívar trató de demostrar que el movimiento allí había fracasado por haber tomado un sistema de tipo federal y formuló los principios del gobierno unitario para las naciones de la América española. El 6 de agosto de 1813 luego de duras batallas entró a Caracas donde se le proclamó Libertador, y hay quien dice que este título sí le gustaba. Trató de renunciar pero en Asamblea Popular no le aceptan la renuncia. Decidió marchar a Nueva Granada donde al Congreso le confía la lucha en Bogotá contra los sucesores de Antonio Nariño. Luego va a las Antillas, a Haiti, donde Alexandre Petión, revolucionario gobernante de Haiti, quien le da ayuda para que regrese a Venezuela, pero por diferentes factores no puede y retorna a las Antillas.

En 1817 convoca el Congreso de Carabobo donde renuncia al cargo de Jefe Supremo de Venezuela y el Congreso lo nombra Presidente Constitucional. Después concibe la idea de invadir Nueva Granada, Colombia, que había sido reconquistada por los realistas. Triunfa y nombra Vicepresidente de Cundinamarca a Francisco de Paula Santander, lanzando la idea de que Nueva Granada y Venezuela formarían una sola República.

Tiempo más tarde decide luchar contra el realismo en Quito, Ecuador y Lima, Perú, entrando triunfante a Lima en setiembre de 1823 y el Congreso Peruano lo nombra Jefe Supremo, siendo aquí la situación más difícil. Recibió la orden de dar el mando a Antonio José de Sucre y ponerse a sus órdenes, mandato que cumplió dedicándose a la organización del Congreso para legitimar la república peruana, concibiendo a la vez la idea de la alianza de las repúblicas hispanoamericanas. Despachó invitaciones para el Congreso que debía realizarse en Panamá. En 1825  decretó la creación de una República independiente que recibió el nombre de Bolivia. La oposición a Bolívar se organiza encabezada en Lima por el Coronel Bustamante y en Bogotá por Francisco de Paula Santander y por el prestigio del Libertador, viendo que no podían llamar a una insurrección, planean su asesinato. Bolívar escapa del atentado y luego decide retirarse de la política, además de estar “golpeado” por el asesinato de Antonio José de Sucre.  Muy dolido de la situación creada se va donde su amigo el Señor Nier, cerca de Santa Marta donde le sorprende la muerte.

Bolívar fundó Colombia, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia. Sus restos se pasaron a Venezuela.

La nacionalidad y la ciudadanía

Pensaba Bolívar como Séneca, el filósofo, político y escritor romano,  que era “hijo de la humanidad, hermano de todos los hombres y ciudadanos del mundo”. Este sentido internacionalista lo manifiesta en su Juramento histórico en el Monte Sacro de 1805 cuando juró: “Por el Dios de sus padres no dar descanso a su brazo ni a su alma hasta que no haya roto las cadenas que nos unen por voluntad del poder español”. Esta idea se sostuvo en el Libertador hasta la consumación del Congreso de Panamá.

Su idea de nacionalidad se orientaba a crear conciencia de la necesidad de la unión de todas las naciones americanas, de ahí su panamericanismo. En su proclama de San Antonio de Táchira dice: “La América entera espera su libertad y salvación de vosotros impertérritos soldados de Cartagena y de la Unión”. En la Proclama a la división de Rafael Urdaneta es más categórico y señala que “nuestra Patria es América… nuestra enseña la Independencia y la Libertad”. En la Carta de Jamaica, de 1815, indica de manera profética su deseo de “formar de América la más grande nación del mundo, por su libertad y gloria, más que por su extensión y riqueza, con un solo vínculo que ligue sus partes entre sí y con el todo”.

En 1818 en carta dirigida a Juan Martín Pueyrredón recalca su idea de la Patria americana cuando le dice que “América” debe ser la Patria de todos los americanos ya que no en todos hemos tenido una perfecta unidad”, señalando al final que América debía presentarse al mundo unida, como “la reina de las naciones y la madre de las repúblicas”. Tenía Bolívar la idea de “una sola nación cubriendo el universo, la federal”. Estos son los prolegómenos bolivarianos de su ideal panamericanista en vísperas del Congreso de Panamá.

El 16 de agosto de 1813, siendo Brigadier de la Unión y General en Jefe del Ejército Libertador de Venezuela, Bolívar resolvió que “a cualquier extranjero que milite bajo nuestras banderas, defendiendo la causa de la libertad y de la independencia, se le declare de hecho ciudadano de Venezuela y se recompensen sus servicios de un modo competente”.

Se cuidó mucho de que América no se poblara de personas que vinieran huyendo de la justicia y así lo estableció en decreto del 24 de noviembre de 1826, ya realizado el Congreso de Panamá, poniendo como única condición al extranjero que viniera por su honorabilidad, porque como lo había dicho en el Congreso de la Angostura “moral y luces son los polos de una república; moral y luces son nuestras primeras necesidades, porque hombres de luces y virtuosos necesitan las Repúblicas para salvarse”.

Así, Bolívar concibió la nacionalidad como el ligamen de la persona física con la nación, encontrándose el nacional unido a su país por haber nacido allí, por tener los padres de allí o bien por la convivencia humana allí compenetrándose profundamente a su historia, usos y costumbres.

La Corte Interamericana

Bolívar no la llamó así pero buscó para nuestro continente la “necesidad de un organismo con funciones judiciales en el ámbito internacional” que lo incluyó dentro de una Asamblea de Plenipotenciarios y que “serviría de Consejo en los grandes conflictos de punto y contacto en los peligros comunes, de intérprete de sus tratados públicos y de juez conciliador en sus disputas y diferencias”, principios que se señalan en el Art. 13 del Congreso de 15 de julio de 1826 en Panamá.

Sobre este punto he encontrado bastante bibliografía tratando de unir todos los Congresos desde el de Panamá, en 1826, hasta el de la Décima Conferencia Interamericana, celebrada en Caracas en 1954, Conferencias que han tratado, en muchos casos, de desempeñar un papel de Corte Interamericana de Justicia de tipo bolivariano. No en balde, incluso, las últimas conferencias de la Organización de Estados Americanos también se han reunido, entre otras cosas de su agenda, a tratar problemas de las diferentes repúblicas y a servir de “juez conciliador en sus disputas y diferencias”.

El Principio de No Intervención

El jurista costarricense, de grata memoria, don Demetrio Gallegos Salazar, quien también desempeñara el puesto de Presidente de la Academia Bolivariana de Costa Rica, sostenía en sus clases de Educación Cívica y, posteriormente, en un ensayo sobre el Libertador, que fue éste quien en el Congreso de Panamá llevó como intermediario del Presidente James Monroe, su mensaje a través de don Miguel Torres, quien fuera su diplomático en ese Congreso.

En principio sostengo la tesis de que el Libertador era claro en sus escritos políticos, como también lo hizo Martí, del peligro de las naciones más poderosas sobre las más débiles, toda vez que Bolívar sabía muy bien que en caso “de que los aliados en sus planes de reconquista apoyaran a Fernando VII los EEUU por razones obvias no podían permanecer inactivos”, según había manifestado John Quincy Adams.

Esto nos indica que el presente trabajo, sin pretender ser un estudio del Principio de No Intervención, señala únicamente la enorme preocupación del Libertador ante la amenaza externa. De allí, fundamento el criterio de que Bolívar, como gran visionario, previera como una alternativa para evitar intromisiones extranjeras en América la consolidación de una gran Patria Unida y que así se proyectase al mundo, pues la “fuerza de todos, como dijera Bolívar antes del Congreso a Panamá, concurriría al auxilio del que sufriese por parte del enemigo externo o de las fuerzas anárquicas”.

Así quedan planteadas algunas cuestiones, o matices, del pensamiento político del Libertador. Es claro que su obra política es inagotable y apenas he planteado sucintamente algunas de sus principales idea

(Trabajo realizado por el estudiante universitario, Vladimir de la Cruz, el 30 de marzo de 1971, para la Cátedra de Historia Colonial de América Latina, a cargo del Profesor Dr. Oscar Aguilar Bulgarelli)

Bibliografía

  1. El Libertador Simón Bolívar. Unión Panamericana, Washington D.C. 1921, 50 pp.
  2. Bolívar, Capitán de la Cordillera Blanca. Tte. General José María Lemus. Imprenta Nacional, San Salvador,  julio de 1958, 70 pp.
  3. Bolívar y el sistema interamericano T.I. Segundo F. Ayala, Imprenta Nacional, Quito, Ecuador 1962, 333 pp.
  4. Morelos y Bolívar. Vicente Saénz, Ministerio de Cultura., San Salvador 1956, 124 pp.
  5. Del Congreso de Panamá a la Conferencia de Caracas 1826-1954. Francisco Cuevas Cansino, Caracas 1955, 300 pp.
  6. Conmemoración centenaria de la solemne traslación de los restos mortales del Libertador Simón Bolívar a Venezuela. Asociación Bolivariana de Costa Rica, San José Costa Rica 1943, 72 pp.
  7. El Libertador. Augusto Mijares, Fundación Eugenio Mendoza, 4ª, edición, Caracas 1967, 570 pp.
  8. Bolívar, Hombre de la Posteridad. Demetrio Gallegos Salazar, San José 1964, 36 pp.

 

Vladimir de la Cruz
Político, historiador, profesor universitario y ex embajador de Costa Rica en Venezuela. 
Fue candidato presidencial del partido izquierdista Fuerza Democrática en tres ocasiones.

Del mismo autor le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...