El plus del descaro

sí es como algunos funcionarios reciben de sueldo total de 3 a 4 veces su salario base. Así es como justifican que uno de cada 5 empleados gane más que la Presidente Ejecutiva (que tiene salario único). Así es como en esa tribu hay más caciques que indios.

1

Eli Feinzaig, Economista.

El plus del que nadie habla es el plus del descaro. Tal vez no se trata de un plus, sino de un gen que abunda en las instituciones públicas, pero yo creo que lo reconocen en el salario. De otra manera no me explico la desfachatez y desvergüenza con que algunos funcionarios defienden los más descarados abusos.

El ICT es un gallogallina inmoral. Es una institución autónoma, pero desde hace no sé cuántos gobiernos, su Presidente Ejecutivo tiene rango de ministro. Pueden alegar que no son parte del Gobierno Central, pero tienen una silla en el gabinete.

Además, el ICT es financiado por dos impuestos: el impuesto a los pasajes o boletos, y el llamado impuesto de salida. Pero como al legislador se le ocurrió que el ICT recaudase directamente, en vez de que los recursos ingresen a la caja única de Hacienda, ahora se dan también el tupé de decir que ni son Gobierno Central, ni reciben transferencias de éste.

O sea, casi casi como que los recursos son de ellos y a nadie le deben rendir cuentas ni explicaciones. Ni tampoco tienen por qué gastarlos de manera juiciosa y responsable.

Y así es como los empleados del ICT reciben un ajuste salarial del 7% anual además de los ajustes por inflación (5% de anualidad y 2% de quinquenio adelantado, que vienen siendo lo mismo), asignación profesional y carrera profesional, que hasta la Sala IV ya dijo que son lo mismo y el doble pago es inconstitucional, y varios otros pluses usuales, como prohibición y dedicación exclusiva.

Así es como algunos funcionarios reciben de sueldo total de 3 a 4 veces su salario base. Así es como justifican que uno de cada 5 empleados gane más que la Presidente Ejecutiva (que tiene salario único). Así es como en esa tribu hay más caciques que indios.

Y la fiesta la pagamos, en este caso, quienes viajamos por negocios, salud o placer. También el plus del descaro.

El autor esEconomista, consultor y empresario. Liberal, demócrata y librepensador. Presidente del Partido Liberal Progresista.

Comentarios

Cargando...