El sistema político de China promueve la inteligencia artificial

VOA.

Los recientes avances tecnológicos demostrados por China han iniciado un intenso debate sobre si está previsto que esa nación tome la iniciativa en el campo de la inteligencia artificial, o IA, de amplias aplicaciones comerciales y militares.

Las preocupaciones de los Estados Unidos sobre los avances de IA en China también han influido, en parte, en las negociaciones comerciales en curso entre Washington y Beijing. Tanto los Estados Unidos como la Unión Europea están tomando medidas para frenar las filtraciones de información que supuestamente ayudan a las empresas chinas a expensas de los negocios occidentales.

Pero muchos analistas dicen que la investigación china relacionada con la defensa y las empresas en áreas como la IA y las tecnologías inalámbricas 5G pueden prosperar por sí solas, incluso si la información del mundo occidental está cerrada. China ya está liderando en varios segmentos como vehículos autónomos, reconocimiento facial y ciertos tipos de drones.

El Instituto Allen de Inteligencia Artificial, con sede en los EE. UU., recientemente llamó la atención cuando informó que China está muy cerca de Estados Unidos cuando se trata de producir artículos de investigación sobre inteligencia artificial citados con frecuencia. La contribución de los EE. UU. es del 29%, y China representa el 26% de dichos documentos.

«Los EE. UU. aún están a la vanguardia en cuanto a capacidades de desarrollo de inteligencia artificial, pero la brecha entre los EE. UU. y China se está cerrando rápidamente debido a las nuevas inversiones significativas de IA en China», dijo Bart Selman, presidente electo de la Asociación para el Avance de la Inteligencia Artificial.

El presidente chino, Xi Jinping, ha alentado en los últimos meses a los líderes comunistas a «asegurarse de que nuestro país marche en las primeras filas en lo que se refiere a la investigación teórica en esta importante área de la IA, y ocupe un lugar destacado en las tecnologías críticas y fundamentales de la IA». También les pidió que «aseguren que las tecnologías críticas y fundamentales de inteligencia artificial estén firmemente en nuestras propias manos».

Los analistas dijeron que el sistema político de China y el entusiasmo de su gobierno por respaldar el avance tecnológico son razones clave para construir infraestructura como la computación en la nube y la fuerza de trabajo de ingeniería de software, y convertirse en un gran actor en inteligencia artificial.

Las compañías chinas disfrutan de ventajas especiales en el despliegue de nuevas tecnologías como el reconocimiento facial, que a menudo es difícil en países democráticos como los EE. UU., dijo William Carter, subdirector y miembro del Programa de Política Tecnológica del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Las capacidades de China en cuanto a imagen y reconocimiento facial son posiblemente las mejores del mundo, en parte porque los controles gubernamentales han facilitado la generación de datos de una amplia gama de fuentes como bancos, compañías de teléfonos móviles y redes sociales.

En febrero pasado, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva que pide a las agencias gubernamentales que hagan más con IA.

Los críticos han dicho que la orden de Trump no sugiere una mayor inversión gubernamental y planes para atraer nuevos talentos en la investigación y el desarrollo de IA, lo cual es esencial para el crecimiento y la competencia de la industria.

Los EE. UU. aún dominan en el mercado general de tecnología de auto-conducción, traducción automática, comprensión del lenguaje natural y búsqueda web. China ha ganado una fuerte presencia en algunos segmentos de estas empresas, en gran parte debido a su vasto mercado interno.

A pesar de la competencia, la colaboración y el intercambio de ideas se producen entre los dos países en el campo de la IA, aunque este aspecto es menos discutido, agregó Carter.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...