Se acerca la segunda vuelta de elecciones presidenciales en Guatemala. ¿Qué dicen las encuestas?

Poco más de un mes después de la primera ronda de elecciones presidenciales en Guatemala, el candidato del partido Semilla, Bernardo Arévalo, ha pasado de ser una sorpresa en esa contienda a encabezar las encuestas para los comicios decisivos del próximo domingo.

Los guatemaltecos deberán decidir entre Arévalo, de centroizquierda, y la ex primera dama socialdemócrata Sandra Torres, del partido Unidad Nacional, quien por tercera vez aspira a convertirse en la primera presidenta de este país centroamericano y ha desplegado una campaña populista.

A pesar de que Torres obtuvo en la primera vuelta el apoyo de los electores en 17 de 22 distritos del país, el partido Semilla de Arévalo consiguió 23 diputaciones al Congreso.

Arévalo, que ganó en la Ciudad de Guatemala y otros centros urbanos importantes, como Sacatepéquez y Quetzaltenango, salió después a buscar el voto de las comunidades rurales.

Un sondeo de la encuestadora Cid Gallup difundido el miércoles, hecho entre el 4 y 13 de agosto a 1.819 guatemaltecos mayores de edad y aptos para votar en todo el país, vaticinó que Arévalo obtendría un 61 % frente a un 39 % para Torres.

Una segunda encuesta presentada por la empresa Innovem, asegura que la intención del voto está a favor de Torres con un 47,67 %, frente a Arévalo con un 44.87 %. La muestra tiene un 95 % de confianza y fue levantada entre el 10 y 15 de agosto.

Una tercera encuesta, divulgada el miércoles por la noche por el periódico Prensa Libre, refleja una intención de voto del 64,9 % para Arévalo, frente a un 35,1 % para Torres.

Qué propone Sandra Torres

Torres, de 67 años, es actualmente una empresaria y su campaña está basada en la seguridad, la economía y la protección social. Propone sacar al Ejército a las calles y aumentar el número de efectivos policiales de 43.000 a 70.000.

También quiere construir cuatro cárceles de máxima seguridad e instalar un sistema de videovigilancia con inteligencia artificial para reducir la criminalidad en las calles.

En cuanto a la economía, la candidata busca eliminar el impuesto IVA a los productos de la canasta básica, reducir el costo de la energía eléctrica y darle un fondo de ayuda a 150.000 madres solteras de Guatemala.

En un conversatorio con el Centro Adrienne Arsht para América Latina del Atlantic Council, en Washington, aseguró que el centro de sus relaciones diplomáticas serán con Estados Unidos, China Taiwán, Israel y Ucrania.

Secretario General de la OEA verifica proceso electoral en Guatemala

La campaña de Arévalo

Bernardo Arévalo, de 64 años, es hijo del expresidente de Guatemala Juan José Arévalo. Nació en Uruguay, pero retornó al país centroamericano en su adolescencia. Fue diputado del Congreso en 2020.

Arévalo tiene tres objetivos para su gobierno: El “rescate del Estado ante la corrupción”, resolver el déficit de desarrollo que hay en torno a la educación, la salud, entre otros, y renovar la economía de Guatemala con inversión pública y privada. También busca que los jueces y fiscales en el exilio regresen al país.

Su programa de desarrollo social incluye ampliar la cobertura educativa con medio millón de estudiantes más en las escuelas, crear 400 unidades de salud y ampliar los servicios públicos en los hogares como apoyo para la construcción de viviendas y coberturas de energía eléctrica y agua.

El candidato promete mejorar la seguridad aumentando en 12.000 policías más la planilla de la institución, y construir una cárcel para penas graves que concentre a los criminales más peligrosos.

A diferencia de Torres, Arévalo planea expandir las relaciones con la República Popular China sin romper los lazos bilaterales con China Taiwán. A Estados Unidos lo reconoce como el principal socio comercial de Guatemala.

Avatar