Eli Feinzaig: Generadores de energía privados ¿amigos o enemigos?

La única explicación que encuentro es la misma que impide el desarrollo de infraestructura por concesión: el obcecado sesgo ideológico de muchos funcionarios de este y anteriores gobiernos contra la empresa privada. Si la vieran como un potencial socio, no como el enemigo, este país podría progresar.

0

Eli FeinzaigEconomista.

Según datos del Ente Operador de la Red (EOR), la semana pasada Costa Rica compró energía en el Mercado de Oportunidad Regional (MOR), de la siguiente manera:

  • El 2/10/19, compró 926 MWh a $0,103/kWh.
  • El 4/10/19, compró 950 MWh a $0.094 kWh
  • El 5/10/19, compró 2614 MWh a $0.101/kWh
  • El 6/10/19, compró 1937 MWh a $0.099/kWh

El año pasado, al 6 de octubre habíamos importado 65 GWh; este año, al 6 de octubre importamos 339 GWh, 5.2 veces más.

Esto es energía importada de Centroamérica que el país compró en un mercado tipo «spot», donde acude de acuerdo a las necesidades del momento, sin que medie un contrato de largo plazo.

Lo curioso de todo esto es que el ICE pudo haber comprado al menos parte de esa energía a un promedio de $0.038/kWh a dos centrales privadas costarricenses que están actualmente paradas, o a un promedio de $0,026/kWh durante el fin de semana.

Aún si la energía la hubiera tenido que comprar entre semana en horario punta, le hubiera costado aproximadamente $0.07/kWh, muy por debajo de los precios del MOR. Los fines de semana, en todo caso, no hay horario punta, así que se mantiene el promedio de $0,026. No está demás recordar que 5 y 6 de octubre, los dos días que más energía compramos la semana pasada, fueron precisamente sábado y domingo.

A los generadores privados en Costa Rica solo les está permitido producir energía de fuentes renovables (agua viento, sol, biomasa), mientras que la mayor parte de la electricidad importada es de plantas térmicas (que usan diésel o bunker).

Lo anterior quiere decir que las decisiones que está tomando el ICE no sólo carecen de sentido financiero, sino que tampoco tienen sentido ambiental. Y eso que se supone que el ICE será la punta de lanza del programa estrella del gobierno de Carlos Alvarado, la descarbonización.

Para colmo de males, al día de ayer el nivel del embalse del Arenal estaba en 535.96 metros, casi dos metros menos que lo programado, más de 10 metros por debajo de su nivel máximo, y apenas 4 metros sobre el mínimo necesario para generación.

Si el nivel del embalse no se recupera, el próximo verano tendremos nuevamente problemas. Y eso implica generar con combustibles fósiles, subiendo la factura al usuario y contaminando más el ambiente.

Yo quisiera poder entender la lógica del ICE. Si hubiera comprado energía a las centrales que están paradas en este momento, no sólo hubiera ahorrado dinero y contaminado menos el ambiente, sino que hubiera permitido crear empleos en Costa Rica.

Pero además pudo haber usado menos el embalse del Arenal, para subirle el nivel y poder usarlo sin problemas en el verano.

Pareciera que la descarbonización, como la reforma fiscal, es solo para el sector privado; el sector público puede hacer lo que se le pegue la gana y asistir a conferencias en Nueva York, París o Copenhague a regodearse en lo que predica pero no hace. Y la reactivación es para nuestros vecinos panameños, que de por sí ya nos sacan una legua en crecimiento económico.

La única explicación que encuentro es la misma que impide el desarrollo de infraestructura por concesión: el obcecado sesgo ideológico de muchos funcionarios de este y anteriores gobiernos contra la empresa privada. Si la vieran como un potencial socio, no como el enemigo, este país podría progresar.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...