Eli Feinzaig: preocupante situación del ICE

0

Eli Feinzaig, Economista.

Lo que está sucediendo en el ICE es realmente preocupante. Las pérdidas del sector de Telecomunicaciones, la compra multimillonaria de Cablevisión cuando estaba en quiebra, el nombramiento irregular de un gerente general interino después de haber eliminado ilegalmente la figura del gerente general, el pago de prestaciones a 36 funcionarios que fueron trasladados a Racsa (a pesar de advertencias de la Procuraduría de que el pago no procedía), culminaron en la remoción de 6 directores para investigar los aparentes chanchullos.

Pero hoy quiero referirme a otro tema. Entre setiembre y diciembre del año pasado el ICE exportó a Centroamérica 183,3 GWh de electricidad, 85% más que en el mismo período del año anterior. Simultáneamente, el nivel del embalse de Arenal cayó en más de un metro.

Los representantes del ICE sostienen que la caída del nivel del embalse de Arenal se debe a una disminución en los caudales de los ríos que alimentan las diferentes plantas hidroeléctricas, producto -supongo- del impacto de El Niño. De lo que nada dicen es que, si no hubiéramos casi duplicado las exportaciones a Centroamérica, el nivel del embalse sería mayor. La afirmación iceísta constituye una velada confesión del grave error que cometió su departamento de Planificación.

Ojo lo grave de todo esto: el ICE no planificó adecuadamente el impacto del fenómeno de El Niño, a pesar de que era perfectamente previsible, y permitió que se incrementaran las exportaciones. Las mayores ventas a Centroamérica resultaron en una disminución del embalse de setiembre a noviembre, justo el período en que más lluvia cae en el país y, por ende, cuando los embalses se recuperan. Sobre todo el de Arenal, que usualmente crece en esos meses para garantizar el abasto durante los meses secos de principios de año, y tiene capacidad para almacenar agua (energía potencial) en un patrón multianual. Esto permite enfrentar sequías futuras de mejor manera -cuando la planificación es correcta-.

El ICE tuvo que empezar a usar la planta térmica de Garabito a mediados de enero para atender la demanda nacional de electricidad. El año pasado (2018) no se usó generación térmica sino hasta mediados de marzo, y en la planificación del ICE en el 2019 no sería necesaria antes de febrero.

Lo más grave es que, por esa falta de planificación adecuada, pinta a que en el presente año la generación térmica tendrá que crecer significativamente. Atrás quedaron los días en que podíamos vanagloriarnos de haber generado electricidad de fuentes 100% renovables por más de 300 días.

Pronto el ICE tendrá que pedirle a Aresep un aumento de tarifas eléctricas para cubrir el costo de los combustibles. Por ese inexcusable fallo en la planificación, durante el último cuatrimestre del año pasado exportamos más energía de lo normal a Centroamérica. Lamentablemente, vendimos energía limpia y ahora vamos a tener que generar más energía contaminante para nuestro consumo. Para mayor inri, vendimos energía relativamente barata a Centroamérica, y ahora vamos a tener que abastecer nuestra propia demanda con energía más cara, generada a partir de bunker.

En otras palabras, por un perverso efecto de la mala planificación del ICE, los consumidores costarricenses habremos subsidiado el consumo de nuestros hermanos centroamericanos. El ICE asume riesgos innecesarios, y los consumidores pagamos el precio de sus errores. ¿Cómo le quedó el ojo?

Por eso es necesaria la apertura eléctrica y eliminar el esquema de regulación tarifaria al costo. Al monopolio no le importa subir costos, porque siempre puede pasarlos a tarifas. Es necesario el rigor de la competencia.

 

Eli Feinzaig.
Economista, consultor y empresario. Liberal, demócrata y librepensador.
Presidente del Partido Liberal Progresista.  
#SoyLiberal

 

Del mismo autor le podría interesar:

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...