Elliot Coen: Dicen “Que no me callen”

Esperemos que las televisoras no nos priven de información a los costarricenses. Mucho menos, esperemos que no favorezcan a unos candidatos atribuyéndoles méritos que no aún no tienen.

0

Elliot Coen Riba, Consultor.

Hace unos días vimos un candidato, megáfono en mano, reclamando frente a las oficinas del Tribunal Supremo de Elecciones, por las encuestas que realizan algunas empresas que les perjudican en las posibilidades de participar en debates e incluso, en el financiamiento de sus campañas.

Ayer, el candidato Eli Feinzaig lanzó una campaña con el mismo reclamo que el que hizo el candidato Rolando Araya: No me callen

Los candidatos se sienten perjudicados por las decisiones de algunos canales y radios de comunicación. Se sienten excluidos, tratados como candidatos de segunda y tercera clase.

Los medios de comunicación argumentan que están invitando a los tres, seis e incluso hasta diez primeros candidatos según las encuestas de percepción de votos que se realizan.

Entendemos que con 25 candidatos a la presidencia un debate con todos sería más aburrido que un largometraje ruso o un discurso de Fidel.

No obstante, los costarricenses, deberíamos poder oírlos a todos, sobre todo, cuando hay un partido que esta ganando holgadamente: el Partido de los Indecisos.

Los debates, sin duda, ayudan en la toma de decisión de algunos costarricenses. Pero más allá de lo que los mismos puedan ayudar a uno u otro candidato, lo primordial es el deber primero de todo medio de comunicación: informar objetivamente.

Citó a Eleonor Roosevelt, escritora y política estadunidense luchadora por los Derechos Humanos y libertades:

“No es sólo en la guerra, sin embargo, que peleamos por la libertad. Uno pelea por libertad en contactos personales y en muchas fases de la vida civil. Todo el tiempo, día a día, tenemos que continuar luchando por la libertad de religión, la libertad de expresión y la libertad para vivir sin miseria, por todas aquellas cosas que deben ser ganadas en la paz así como en la guerra¨.

¿Qué mejor momento para atizar esa lucha que habla la señora Roosevelt que una campaña política? Bien por Rolando y Eli. Tienen el derecho de reclamar espacio para expresar, libremente sus ideas. Los costarricenses, agradecemos poder oírlos, sobre todo, cuando, mayoritariamente, aún no nos decidimos.

Cuando la mitad de los costarricenses, pocos más o pocos menos, no hemos decidido con quien votar resulta “injusto” amordazar a unos candidatos por no estar liderando las encuestas. Con estos números, que nos confirman todas las encuestas, cualquiera de los 25 podría resultar ganador el próximo 6 de febrero. Repito, el partido ganador a hoy, es el de los indecisos, y este quiere oírlos a todos. A estas alturas de la mejenga política es lo justo.

La “injusticia” es mayor cuando uno empieza a escudriñar las encuestas y se encuentra con sorpresas que, podrían, sacar a un candidato de un debate y meter a otro. Oí a Ignacio Santos, Director de Telenoticias en un Café Política decir que ellos invitarían al debate de acuerdo a la encuesta del CIEP de la Universidad de Costa Rica.

Me fui, rápido y curioso, para no decir furioso, a buscar el último informe del CIEP de enero. Levantándole las enaguas vi hasta donde pude. Les escribí al CIEP pidiendo unos detalles pero aún no me responden, no obstante, puedo decir que la encuesta del CIEP tiene un sesgo que hace una diferencia que podría, perjudicar a algunos de los candidatos que hoy reclaman su “derecho” de participar en los debates.
A los números, ni modo. Aburridos pero necesarios. Cómo toda encuesta seria los resultados deben ser ponderados o bien con la población o con el padrón electoral. El CIEP hace ponderación de sus datos por sexo, grupos de edad y nivel de educación.

Revise los números proporcionados en los grupos de edad para determinar los factores de ponderación. Este es el cuadro que extraje de esa información:

Ahorita regresamos sobre este cuadro. Lo que me llevó a analizar los grupos de edad fue otro cuadro que publica el mismo CIEP que reproduzco a continuación:

Como pueden ver en este cuadro los candidatos L. Saborío, F. Alvarado y JM Figueres tienen, dominantemente, seguidores en el Grupo de Edad mayor a 55 años.

En este grupo el Factor de Ponderación para ese grupo es del 140%. Es decir que estos tres candidatos son “premiados” por el factor de ponderación mientras que los que tienen dominio en los grupos de edad de 18 a 34 años son “penalizados” como es el caso de JM Villalta y otros como Rolando Araya y Eli Feinzaig que no aparecen en este cuadro pero que si sabemos por otras mediciones que están teniendo pegue con los jóvenes.

Para confirmar mi hipótesis simulé dos candidatos con resultados iguales en la suma de las muestras pero opuestos en los grupos de edad de 18 a 34 años y mayores de 55. El resultado es el siguiente:

Como puede verse en dicho cuadro ambos candidatos obtuvieron el mismo numero de votos, es decir, 14. El candidato 1 tiene 3 votos en el Grupo de Edad de 18 a 34 y 7 en el grupo de Edad de los mayores de 55 años. Sin embargo, cuando se aplica el Factor de Ponderación el Candidato 2, pierde, porque tiene más votos en el grupo de edad de 18 a 34 años.

Son apenas 3 puntos, si, pero eso hace una diferencia enorme ya que ese sesgo podría sacar a varios candidatos que tienen dominio en la población menor a 34 años como son José María Villalta, Rolando Araya y Eli Feinzaig.
Podría también sacar de los debates a Rodrigo Chaves toda vez que su dominio esta en el grupo de Edad de 35 a 54 años quien se esta beneficiando de este factor de ponderación y lo tienen posicionando en un lugar que, no es el que el ciudadano le asignaría.

Dicho esto, justo sería, que los ocho primeros candidatos fueran invitados a los debates, toda vez, que ellos, todos, tienen enormes posibilidades de entrar a segunda vuelta. Los costarricenses nos sentiríamos muy agradecido de escuchar al menos, a los 8 que puntean esta carrera de caballos. Ellos representarían al 58% de los costarricenses que ya se han decidido según los datos del CIEP.

Si los medios de comunicación nos quieren dar a los costarricenses, un buen servicio informativo, por favor, al menos consideren a los primeros ocho, quienes, todos, están en posibilidad de ser el próximo presidente de Costa Rica.
Las encuestas están fallando, más que por ellas mismas, por lo singular que es esta elección. Esperemos que las televisoras no nos priven de información a los costarricenses. Mucho menos, esperemos que no favorezcan a unos candidatos atribuyéndoles méritos que no aún no tienen.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...