Óscar Álvarez Araya: Enfoques en Relaciones Internacionales

Óscar Álvarez ArayaPolitólogo (Ph.D.)

Existen diferentes enfoques para analizar la política internacional y abordar el estudio de las relaciones internacionales. Ninguno es perfecto, único o infalible, no son excluyentes y más bien deben verse como complementarios entre sí.

El politólogo y abogado alemán Hans Morgenthau, por ejemplo, es considerado el padre del realismo político del siglo XX en las relaciones internacionales. Para Morgenthau la política internacional es lucha por el poder entre estados nacionales y la búsqueda del interés nacional es la esencia de la política mundial. Según escribió textualmente, “La política internacional, como la política en general, es lucha por el poder cualesquiera que sean los fines últimos de la política internacional el poder es siempre la finalidad inmediata”.

Mucho tiempo antes de Morgenthau, el indio Kautilya, el chino Sun Tzu, el griego Tucídides, el florentino Maquiavelo y el inglés Hobbes, utilizaron enfoques realistas en sus libros sobre política y relaciones internacionales.

En la misma escuela se ubicaron Reinhold Niebuhr y mucho más tarde el controversial Henry Kissinger. Este último el realista más destacado de los siglos XX y XXI. Kissinger fue Secretario de Estado de los Estados Unidos, muy criticado por sus políticas en Chile y Viet-nam y arquitecto de las relaciones diplomáticas entre los Estados Unidos y la República Popular China y autor de obras clásicas sobre diplomacia y política internacional.

También el francés Raymond Aron percibió que la esencia de la realidad mundial es un sistema interestatal y que las principales unidades de análisis son los estados nacionales. Agrega que “en el sistema internacional no existe ni un poder central, ni un imperio de la ley, ni prevalece el derecho internacional”

Pero le da importancia a nuevos actores transnacionales tales como los organismos internacionales, las empresas multinacionales y las iglesias. También en su análisis es esencial la presencia y lucha entre bloques de países. Durante la Guerra Fría notaba el enfrentamiento bipolar entre dos superpotencias, Estados Unidos y la Unión Soviética, ambas a la cabeza de su respectivo bloque.

Por otra parte, el estadounidense Morton Kaplan fue el primero en introducir la teoría y el análisis de sistemas al estudio de las relaciones internacionales. El canadiense David Easton había sido el primero en utilizar la teoría de sistemas para analizar la vida política en su célebre obra: “Esquema para el análisis político”(1965) Kaplan por su lado distinguió seis tipos de sistema internacional que determinan el comportamiento de la sociedad humana y los actores internacionales: “Sistema de balance o equilibrio de poder, Sistema bipolar flexible, Sistema bipolar rígido, Sistema Internacional Universal, Sistema Jerárquico Internacional y Sistema Internacional de veto por unidad. Lo primero que debe entender un buen analista es en qué tipo de sistema internacional vive?

Asimismo, el estadounidense James Rosenau, fue uno de los primeros en estudiar la vida internacional como una interacción de sistemas económicos, sociales, políticos y culturales y fue pionero en el análisis de la globalización Se especializó en el estudio del overlap (superposición) o linkage (enlace) entre la política interior y la política exterior.

La Geopolítica es otro de los enfoques en relaciones internacionales. Se trata de la ciencia social que estudia la política y el estado en sus bases espaciales y geográficas. Destacan autores como Karl Ernst, Ives Lacoste y Halford Mackinder, entre muchos otros.

En cuanto a Samuel Huntington se distinguió por un enfoque de la vida internacional sobre la base de la distinción entre civilizaciones. Elaboró una tipología de 9 tipos de civilizaciones: la occidental, la ortodoxa, la latinoamericana, la islámica, la hindú, la sínica, la japonesa, la africana y la budista. Pronosticó que durante el siglo XXI, la vida internacional iba a girar alrededor del choque de civilizaciones. Para Huntington sería recomendable para el analista y para el diplomático saber en cual o en cuales civilizaciones se ubica el país de uno?

Así también Carlos Marx había anunciado en 1848 que la sociedad internacional era un enfrentamiento entre clases sociales, es decir que las unidades de análisis de la sociedad internacional no eran los estados nacionales sino las clases sociales: hombres libres y esclavos, señores feudales y siervos, burgueses y proletarios. Según ese enfoque el motor de la historia es el conflicto entre grupos sociales.

Algunos discípulos de Marx analizan la vida internacional como un enfrentamiento entre países del sur y países del norte, entre países subdesarrollados y desarrollados y sobre todo perciben una lucha de la llamada “periferia” contra lo que ellos denominan “imperialismo”. Asimismo representantes de la Escuela de Frankfurt perciben en la vida internacional un conflicto entre sexos, géneros, grupos étnicos y raciales.

También es interesante la concepción o enfoque socialcristiano de las relaciones internacionales así como las teorías sobre integración regional, las teorías de la negociación y solución alternativa de conflictos, las teorías de juegos, entre muchas otras más.

Por otra parte para los representantes de la Escuela de Florencia la sociedad internacional es una permanente circulación de las élites y una lucha entre diferentes clases políticas. Por lo general la lucha se desarrolla por la vía gradual o reformista y a veces por la vía revolucionaria.

Hay enfoques más idealistas, que no se fijan tanto en las características de la realidad mundial sino más bien en lo que debe ser la vida política internacional.

Por ejemplo hay enfoques que ven en la política exterior de los estados nacionales un medio para obtener fines, valores y objetivos en el sistema internacional. Por ejemplo promueven la paz, la democracia, los derechos humanos, la equidad de género, el desarme nuclear, el derecho de asilo, la solución pacífica de las controversias, el respeto al derecho internacional, el ambiente sano, el progreso humano, la agenda verde, la salvación del planeta, entre otros.

Dentro de ese marco ciertos enfoques liberales entienden que las políticas exteriores de los estados deben promover y defender la paz, las libertades individuales, el estado de derecho, la democracia liberal, los derechos humanos, la economía de mercado y el libre comercio.

Uno de los enfoques idealistas más generalizado es el de considerar a la vida política internacional como un sistema de derecho internacional con sus respectivos organismos internacionales y regionales que resuelven y deciden sobre los litigios que pudieran surgir. Los subsistemas de derecho diplomático y consular y de derechos humanos forman parte del gran sistema mundial de derecho internacional. Dentro de esa realidad jurídica son esenciales las declaraciones, las convenciones, los pactos y las resoluciones de los organismos internacionales tales como la Organización de Naciones Unidas y sus agencias técnicas, la Corte Internacional de Justicia y la Organización de Estados Americanos. En el ámbito más regional por ejemplo es importante el Sistema de Integración Centroamericana (SICA), la SIECA, el BCIE y el CARICOM.

En el enfoque jurídico de la vida internacional todos los estados nacionales son iguales en derechos y obligaciones y deben ordenar sus acciones de acuerdo a los principios y normas del derecho internacional. Algunos ven a las Naciones Unidas como el embrión de un poder ejecutivo, de un parlamento y en fin de un gobierno mundial.

En los enfoques de derechos humanos son vitales organismos internacionales como la Comisión y la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Son importantes los enfoques de la Irenología o Estudios para la Paz en el que todos los asuntos de la política mundial se examinan a la luz de su contribución a la causa de la paz global. En ese marco se evalúa a los actores nacionales y a las potencias según contribuyan o no a la solución negociada y pacífica de los conflictos y a la paz global. Dentro de esos enfoques se considera que las Naciones Unidas son el gran promotor y garante de la seguridad y la paz. Enfoque que muchas veces contrasta con la realidad.

Otro de los enfoques predominantes en la actualidad es el de examinar todos los temas de la vida internacional como una discusión sobre la salud y la sostenibilidad de los océanos y del planeta en general.

Tanto el enfoque jurídico como las aproximaciones pro -paz y a favor de la sostenibilidad se consideran parte de un enfoque fuertemente moral y más bien idealista de las relaciones internacionales.

Otro de los enfoques interesantes es el de los que perciben a la vida internacional como interacciones entre actores económicos en la que los temas principales son la generación y distribución de riqueza. Dentro de esa perspectiva los estados nacionales por medio de sus políticas exteriores andan a la búsqueda de riqueza, libre comercio, oportunidades y beneficios económicos, relaciones comerciales, inversiones extranjeras, préstamos y cooperación internacional.

Los enfoques mencionados y otros no son excluyentes y pueden complementarse entre sí. Por lo general el buen analista, así como el buen operador de relaciones internacionales ha de ser una persona práctica, capaz de combinar en sus análisis y en sus acciones diferentes enfoques sobre la política internacional y las relaciones internacionales.

Dependiendo del tema y del caso se puede recurrir a uno o a varios de los enfoques mencionados en aras de enriquecer el análisis o lograr soluciones prácticas a los diferentes problemas y agendas de la vida internacional.

*Publicado originalmente en La República

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...