La candidata a la primera vicepresidencia y diputada del Partido Acción Ciudadana, Epsy Campbell Barr, solicitó al Poder Ejecutivo incluir en la convocatoria a sesiones extraordinarias el proyecto “Protección al Consumidor Crediticio”, que se tramita bajo el expediente 20.425.

“Lo que buscamos con esta iniciativa es proveer de herramientas legales que eviten el abuso y defiendan al consumidor de crédito de prestamistas, casas de empeño, operadoras de tarjetas y negocios de venta de electrodomésticos, entre otros”, justificó Campbel.

A juicio de la diputada del PAC, la acelerada variación de los hábitos de consumo en Costa Rica, que ha impactado en el elevado endeudamiento de la ciudadanìa costarricense, no ha sido acompañado de un marco legal que defienda al consumidor y le garantice sus derechos.

Detalló que miles de costarricenses, que no tienen acceso a la banca pública o privada, se han visto obligados a recurrir a otras instancias de financiamiento que no son supervisadas por la Sugef, quedando en absoluta indefensión y convertidos así en esclavos de sus deudas.

“Dado que las leyes de protección al consumidor no ofrecen alternativas prácticas y oportunas de apoyo a este sector de la población, planteamos este proyecto que crea instrumentos legales de protección y brinda los mecanismos de los que puede disponer un deudor para liberarse de sus deudas”, subrayó la legisladora.

Resumió que, entre otras propuestas, la iniciativa plantea la creación de la Defensoría del Consumidor Crediticio, dentro del Ministerio de Economía, la cual se financiará con un canon que se cobrará a los acreedores por cada crédito otorgado.
Asimismo, la posibilidad para que un deudor hipotecario o prendario pueda liberarse de su deuda entregando el bien dado en garantía.

En la solicitud al Poder Ejecutivo para sesiones Extraordinarias, Campbell incorporó otros ocho
proyectos, entre ellos, para garantizar la transparencia en los órganos colegiados de la administración pública; democratizar el acceso a las universidades estatales de los estudiantes de los colegios públicos y erradicación de la irresponsabilidad financiera de los jerarcas de la Administración Pública.

Asimismo, para la prevención, eliminación, sanción del racismo y de toda forma de discriminación y la declaratoria del calipso como patrimonio cultural inmaterial costarricense y a Walter Ferguson como ciudadano distinguido.