Escuchemos al fondo

Notas al tema

0

Guillermo E. Zúñiga ChavesEconomista.

El Fondo Monetario Internacional está celebrando esta semana, en Indonesia, su Asamblea Anual. Como es costumbre, aprovecha la ocasión para hacer público distintos documentos elaborados por sus equipos técnicos.  De ellos extraigo algunos temas que me parecen relevantes para complementar el análisis de la situación nacional.

PERSPECTIVAS DE LA ECONOMÍA MUNDIAL. En esta publicación se señala que  el crecimiento de la economía mundial es más lento que lo esperado al inicio del año;  perdió el ímpetu  observado a finales del año pasado.  “Los riesgos para el crecimiento mundial han aumentado en los últimos seis meses”,  por lo que las estimaciones de crecimiento económico que se habían presentado en abril ahora son menores.  (“Perspectivas de la Economía Mundial”, octubre 2018, Capítulo 1).

Entre los factores negativos que llevan al Fondo a hacer esta corrección  están:

  1. los efectos negativos de medidas comerciales que se aprobaron entre abril y mediados de septiembre,
  2. las  perspectivas menos favorables para algunas  economías de mercados emergentes y en desarrollo…
  3. las condiciones financieras más restrictivas,
  4. tensiones geopolíticas y
  5. los mayores costos de importación de petróleo.

Dice que el aumento del precio de las materias primas también presiona los costos de la energía.

REPORTE SOBRE LA ESTABILIDAD FINANCIERA GLOBAL. En esta publicación el Fondo nos dice que el sistema financiero es más sólido,  pero que a lo largo de estos 10 años, desde la última crisis, se han incubado nuevas vulnerabilidades, nuevos riesgos. “En los últimos 6 meses las condiciones financieras se han estrechado”. (Tomado de la reseña de Tobias  Adrian, en WEB del FMI). Claro que esto se refiere al aumento de las tasas de interés en USA y a un dólar más fuerte, temas que ya han generado algunas reacciones  en el mercado, impactando, desde luego,  el rendimiento de nuestros bonos.

Las mismas tensiones señaladas arriba, ayudan a incrementar los riesgos financieros.  Llama la atención que en las economías cuyo sistema financiero pueden afectar de manera generalizada el sistema global,  se reporta que el endeudamiento ha crecido de 200% del Producto Interno Bruto hace 10 años (cuando estalló la Gran Recesión ) a 250% del Producto Interno Bruto.

Costa Rica es una economía pequeña y abierta, por lo que estos anuncios sobre la economía y el mercado internacional son útiles para contextualizar la situación que actualmente vivimos. Que a nivel global la economía pierda fuerza nos sugiere que hacia futuro el crecimiento económico nacional se puede ver afectado.

EL PRESIDENTE DEL BANCO CENTRAL. En una entrevista, que es obligatorio leer, (“El Fondo Monetario ha cambiado mucho”, Diario Extra, 10 octubre 2018, pág. 8)  D. Rodrigo Cubero, Presidente  del Banco Central, describe de manera directa lo que está ocurriendo a nivel local: “en efecto hemos notado que la economía se ha estado desacelerando”; “los sectores más vinculados con la economía doméstica están creciendo a tasas relativamente bajas”;  “el crédito al sector privado está creciendo en tasas por debajo del 5%”, “la recaudación tributaria está creciendo muy lentamente”,  “la gente está importando menos porque está consumiendo menos”. Retrata un cuadro de desaceleración.

ENSEÑANZAS DE HACE UNA DÉCADA.  El capítulo 2 de  “Perspectivas de la Economía Global” hace una valoración de temas asociados con el manejo de la crisis de hace 10 años.  Y  una enseñanza de política económica que el Fondo observa es que  países con menores requisitos de endeudamiento tuvieron más espacio para apoyar rápidamente la demanda.  También  señala que tipos de cambio flexibles se asocian con menores daño a las economías. (Pág. 81).

En esa época Costa Rica cumplía las dos condiciones. La deuda pública la habíamos logrado bajar desde 55% del PIB en 2005 a 39% del PIB en 2008. Y el tipo de cambio se movía entre bandas. Había espacio para enfrentar la amenaza.

CONCLUYO. Hay que darle seguimiento a estas tendencias mundiales. Si bien tenemos un régimen cambiario flexible (con alzas en estos momentos), en el frente fiscal no hay espacio. ¡Mucho cuidado!

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...