Eugenio Araya: El lomo plateado

En los dos casos es mi dinero. muletas, y luego pretende que le agradezcamos por las muletas.

0

Eugenio Araya, Ingeniero.

Los programas de la National Geographic nos han enseñado a todos en el mundo maravillosas cosas. Hemos aprendido del cosmos, del sistema solar, de nuestros mares y de biología. Hemos visto como un gorila macho comanda su manada a punta de fuerza bruta, ese es el mundo de los grandes gorilas.

Los ratones, por ejemplo, no entienden por qué el queso en la ratonera es gratis, y van felizmente por él. No es hasta que la trampa le golpea la cabeza que se dan verdadera cuenta de que el queso regalado no era tal, y que el precio pagado resultó ser muy muy caro.

Los seres humanos, en especial los costarricenses, nos preciamos de inteligentes. No creemos vivir al nivel de esos mamíferos de la televisión. Más engañados no podemos estar. Peor que los ratones, continuamos pensando que el Estado nos regala algo, cuando en realidad, el Estado no regala nada que sea suyo, todo proviene del dinero de los contribuyentes. Aplaudir a un funcionario púbico por hacer su trabajo bien, es como aplaudirle a un cajero automático por entregarme mi dinero. En los dos casos es mi dinero. El Estado nos quiebra las piernas, nos da unas viejas muletas, y luego pretende que le agradezcamos por las muletas.

Y si seguimos “arreglando” las cosas a golpes en los “más altos” niveles de nuestra sociedad, pues vivimos como ratones en el planeta de los simios.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...