Eva Fraile: Nuestros (a veces) olvidados lectores del otro lado del mundo

Un buen paso para comenzar a romper las barreras que nos separan a uno y otro continente es dejar de hablar de mercado latinoamericano del libro o mercado español del libro y lo dejemos en libros en español, de todos y para todos.

0

Eva Fraile, Asesora Editorial – Madrid.

El español es una de las lenguas más habladas del mundo y, a pesar de eso, el mercado de libros en inglés nos da mil vueltas.

Las diferencias entre las distintas variantes del español son muchas y muy variadas. Muchos lectores latinoamericanos estarán de acuerdo conmigo en que, a pesar de compartir la misma lengua, hay tantos matices que a veces podemos llegar a no entendernos o a entendernos mal. Esto, a mi entender, es en buena parte, la razón del olvido que menciono en el título de esta entrada.

Tratando el tema con un exitoso escritor español de novela negra, Jorge Urreta, me dijo: «Habrá quien piense que ahora defenderé que los libros de autores españoles sean adaptados a los diferentes españoles de otras partes del mundo y viceversa, pero no, nada más lejos de la realidad. Pero perdemos muchos lectores porque estos no se atreven a leer lo que se escribe en español en otros lugares del mundo».

Jorge Urreta, continuó contándonos: «Aunque pueda parecer anecdótico, un fenómeno muy similar se ve nada más entrar en Youtube y ver un vídeo (o video, según en qué país se me lea) de Los Simpson. Aquellos que tengan el doblaje de España estarán plagados de comentarios despectivos de mexicanos y otroslatinoamericanos, mientras que aquellos con doblaje mexicano recibirán igual tratamiento por parte de los habitantes de España. No niego que se me hace raro ver a Homer Simpson ser llamado Homero, u oír hablar del jefe Gorgory en lugar del jefe Wiggum, pero ¿acaso no es el humor universal? Reconozco que ver un capítulo de la serie con diferentes doblajes es a veces como ver dos capítulos diferentes (solo en algunos detalles, obviamente) y al final es doble diversión, ¿verdad?»

Llegados a este punto, y tras estar de acuerdo con su planteamiento, el escritor y yo nos preguntamos: « ¿Por qué son tan diferentes las listas de libros más vendidos en España, y, por ejemplo, México, si compartimos la misma lengua? ¿Por qué en Latinoamérica no se leen tantos autores españoles (salvo los más nombrados) como se podría y por qué sucede lo mismo en España con los autores latinos?»

En un momento en el que la democratización de la publicación ya hace tiempo que llegó para quedarse, bien sea por medio de Amazon o Google Play Books, como puede ser también Smashwords, Lulu, y otras plataformas, la expansión del mercado de novela en español debería ser solo cuestión de unos pocos clics de ratón. Y eso sin contar con la enorme población hispanoparlante de Estados Unidos, entre la que se encuentran lectores que también piden su ración de savia nueva y autores nuevos en su lengua materna.

Le pregunto entonces a Jorge Urreta, quien ha escrito obras que han cruzado el océano como Decisiones, gracias a la plataforma de Amazon, que si conoce la situación del mercado literario latinoamericano, y responde: «Conozco un poco la situación del mercado literario en algunas zonas de Latinoamérica y me costa que, por desgracia, en muchos de estos países resulta una odisea (más incluso que en España) publicar con una gran editorial que dé a tus libros ese toque de profesionalidad y los coloque en las estanterías de las mejores librerías, pero las barreras están para romperse, ¿no?

Yo mismo soy autor tanto autoeditado como publicado por editorial, y no negaré que si una buena editorial, que se enamore de uno de mis manuscritos, me hace una buena oferta, la aceptaré, pero eso no ha impedido que, en momentos de mayor sequía editorial, me haya lanzado a la autoedición, que, además de permitirme controlar más el proceso productivo (lo cual también me ha enseñado a valorar mucho más a editores, ilustradores, correctores y maquetadores), me ha dado la opción de estar visible y disponible en todo el mundo. Y, a pesar de eso, sigo viendo ese abismo entre continentes, como si en Amazon, Kobo, y otras opciones, hubiera también un océano entre naciones que tienen más en común que en contra.

Y es por eso que quiero ver más autores mexicanos, argentinos, cubanos, chilenos, uruguayos, etc., etc. en las sugerencias que tal o cual plataforma de lectura me hace, y lo mismo al revés, con los autores españoles que no se llaman Arturo Pérez-Reverte y no son el best seller que sale reseñado en la revista que regalan con el diario los domingos. ¿Cómo puede ser que el español sea una lengua más hablada que el inglés y todo el mundo se muera por leer en español las andanzas de un detective de New York, cuando podría hacer lo propio con uno de Buenos Aires, Madrid o Santiago de Chile? Esto no quiere decir (advierto, porque alguien me lo reprochará algún día) que no me dé nunca incluso por escribir una novela en español ambientada en Estados Unidos, pero me parece muy significativa la distancia (salvable en realidad) que tan a menudo nos separa».

A pesar de todo, seguimos viendo un gran futuro al libro en español, y deseamos que sea un puente de unión entre continentes. Bastará con que las aventuras de ese detective de Madrid, o aquel cuento infantil escrito en Argentina, puedan divertir y entretener por igual a niños y adultos de uno y otro lado. Aunque mejor no hablemos de lados, sino de lectores hispanoparlantes, que, queramos o no, es lo primero que nos une. Lo demás, serán esas diferencias idiomáticas y culturales que harán esa lectura aún más enriquecedora. Porque, digo yo, ¿acaso hay algo más gratificante que descubrir una nueva forma de expresarse, sin salirse del todo del idioma materno?

«No sé si mis libros llegarán en algún momento a las estanterías de las librerías del otro lado del océano, pero me gusta saber que allá hay un montón de nuevos lectores que conocer y con los que interactuar, de igual modo que hace tiempo que, como lector, ya descubrí que en ese lado hay muchos escritores que descubrir y disfrutar», termina diciendo el escritor bilbaíno de novela negra Jorge Urreta.

Un buen paso para comenzar a romper las barreras que nos separan a uno y otro continente es dejar de hablar de mercado latinoamericano del libro o mercado español del libro y lo dejemos en libros en español, de todos y para todos.

Alguno de los libros del autor que nos ha ayudado con el artículo, Jorge Urreta, están disponibles en la plataforma de Amazon para los lectores latinoamericanos, por ejemplo: Decisiones y Recuerdos y otras historias que no olvidarás.

 

Si desea recibir información diariamente:

 

De Eva Fraile también le podría interesar:

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...