Experta: «En Bolivia no hay golpe de Estado»

0

VOA.

En Bolivia «no hay un golpe de Estado» afirma María Teresa Zegada, politóloga boliviana, socióloga y con una maestría en Ciencias Políticas, al analizar desde Cochabamba, Bolivia, la crisis que enfrenta el país sudamericano.

Asegura que no hay un golpe de Estado como se afirma en algunos países de la región, porque no hay un grupo ni civil ni armado que pretenda tomar el poder. A continuación transcribimos la entrevista en su totalidad originalmente transmitida en vivo en el programa Buenos Días América.

VOA: Qué gusto doctora, es un placer tenerla en la Voz de América, muy buenos días. Bienvenida.

Dra. ZEGADA: Buenos días Gioconda, yo te agradezco por el contacto porque estamos viviendo realmente una situación de zozobra en este momento en el país.

VOA: Sin duda doctora Zegada los ojos están puestos en la Asamblea Legislativa boliviana. En qué situación queda este escenario en el país.

Dra. ZEGADA: Mira, para comenzar quisiera recordar que la renuncia del presidente y del vicepresidente del Estado boliviano el día de ayer fue debido a la presión y movilización social, a la gran convulsión social sostenida que ha habido en el país desde el día siguiente de la elección realizada el 20 de octubre y a los resultados que ya se han emitido de la auditoría electoral realizada por la Organización de Estados Americanos OEA que ha sido apoyada por la Unión Europea.

Dra. Maria Teresa Zegada, politologa boliviana habla con la VOA sobre la crisis política en Bolivia tras la renuncia del presidente Evo Morales el domingo, 10 de noviembre de 2019.
Dra. Maria Teresa Zegada, politologa boliviana habla con la VOA sobre la crisis política en Bolivia tras la renuncia del presidente Evo Morales el domingo, 10 de noviembre de 2019.

En conclusión estos resultados han demostrado clarísimamente que ha existido un fraude electoral, una manipulación de los datos en el momento del conteo rápido y el conteo oficial en donde todos estos elementos han llevado a incrementar este escenario de convulsión social de protesta e indignación ciudadana ante el cual también se han pronunciado las fuerzas policiales y las Fuerzas Armadas con un discurso más bien pacificador.

Un discurso de ponerse del lado de la defensa de los derechos de la democracia y con la voz de no reprimir a la población.

Por tanto, no corresponde que cunda una caracterización que está haciendo desde muchos medios internacionales sobre lo que está aconteciendo en Bolivia “de un golpe de Estado porque en Bolivia en este momento no hay un grupo organizado ni militar que esté con la presencia y con la capacidad diría yo en este momento de tomar el poder de tomar el gobierno exactamente”.

Y se está optando desde todos los sectores sociales y políticos que hoy están con voz en Bolivia por una sucesión presidencial, es decir por una vía ordenada constitucional y pacífica de gestión del poder. Entonces no corresponde hablar de un golpe de Estado.

Dra. Zegada: Respecto a esta sucesión hay un problema muy complejo. Primero la Asamblea tiene que reunirse y tener el quórum correspondiente.

Todos sabemos que dos tercios de la Asamblea Legislativa están en manos del Movimiento al Socialismo. Es decir dependemos de la voluntad política de este partido para que se pueda medir el quórum suficiente.

En segundo lugar se necesita considerar la carta de renuncia del presidente y el vicepresidente, cartas que no han sido todavía conocidas. Lo que hemos conocido el día de ayer solamente son dos videos donde ellos expresan esta voluntad pero no hay las cartas oficiales.

Estas deben ser aprobadas en la Asamblea Legislativa para proceder dentro del marco de la ley a la sucesión constitucional y este tipo de problemas están poniéndonos en una situación de mucha incertidumbre porque el Gobierno o los parlamentarios del Movimiento al Socialismo no se han pronunciado en relación con su asistencia o no a la Asamblea, y más bien son los parlamentarios opositores como Jeanine Añez que sí han manifestado su voluntad de hacerlo pero son una minoría parlamentaria, o sea otra vez Bolivia está en ascuas y dependemos de la voluntad política del partido gobernante que, si bien ya no está en el Ejecutivo por lo menos en términos retóricos, sí ocupa los espacios principales de los otros órganos del Estado en este proceso de sucesión obviamente se requieren otras cosas. Como tú debes saber, el órgano electoral ha sido ya objeto de una detención por orden del Ministerio Público en Bolivia bajo la acusación de participación en delitos electorales y penales por su participación en esta manipulación de datos.

Entonces otra de las tareas fundamentales de la Asamblea Legislativa tiene que ser elegir otro órgano electoral para viabilizar, en el menor tiempo posible, nuevas elecciones nacionales.

Ese es el clamor popular en realidad no la ocupación del poder por un grupo sino que se convoquen a nuevas elecciones transparentes para que podamos restituir la paz en este país.

VOA: Dra. Zegada, en ese escenario volvamos al tema de la sucesión. Cuál es la salida?

Dra. ZEGADA: Bueno, de acuerdo a la Constitución Política del Estado ante la renuncia del presidente y vicepresidente, que resulta ser al mismo tiempo presidente nato del Congreso, en la Asamblea Legislativa Plurinacional corresponde a la primera vicepresidencia del Senado asumir esta función. Si esta persona no está, es a la segunda vicepresidencia y así sucesivamente porque el Senado necesita una presidencia para convocar luego a la Asamblea en su integridad y proceder con los mecanismos que estábamos anotando anteriormente.

Y esto se dificulta justamente por la necesidad de que haya una asistencia mayoritaria de parlamentarios a la reunión que tendría que realizarse en horas de la tarde, pero como te digo el silencio del Movimiento al Socialismo respecto a este tema y a sus parlamentarios es realmente preocupante

En Bolivia, como ya anunciaba en el principio del programa hay un gran vacío de poder y esto se está reflejando en actos violentos de vandalismo, de persecución inclusive a medios de comunicación opositores. Estamos viviendo un momento de anomia social muy difícil en nuestro país. Muy difícil sin duda alguna.

/**/ /**/ Un retrato del expresidente de Bolivia, Evo Morales, roto yace en el piso de su casa privada en Cochabamba, Bolivia, donde oponentes encapuchados ingresaron el domingo 10 de noviembre de 2019.
SEE ALSO:

La ONU y la OEA piden a los bolivianos abstenerse de la violencia

VOA: Dra. Zegada, le agradezco mucho por brindar a la audiencia de La Voz de América esa visión que sin duda alguna es preocupante. Los mejores deseos para que la crisis boliviana encuentre una salida pacífica muy pronto. Muchísimas gracias por estar con nosotros.

Dra. ZEGADA: Estamos con esa esperanza todos los bolivianos.

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...