Luego de meses de discusión y análisis los diputados de la Comisión Especial que estudia el expediente N° 19.571 de Extinción de Dominio acordaron dictaminar un nuevo texto. La extinción de dominio consiste en la constitución de titularidad en favor del Estado de todos aquellos bienes y derechos, adquiridos sin causa lícita aparente, como consecuencia patrimonial de actividades ilícitas de los afectados, relacionadas, en sentido estricto, con actividades de narcotráfico, legitimación de capitales, tráfico ilícito de armas y explosivos, terrorismo y su financiamiento, trata de personas, explotación sexual, tráfico ilícito de migrantes o tráfico ilícito de órganos.

La acción de extinción de dominio es un proceso jurisdiccional autónomo, de naturaleza real con contenido patrimonial, determinado por sentencia judicial previa, sin contraprestación ni compensación de naturaleza alguna para el afectado.
La iniciativa establece que la aplicación de la extinción de dominio tendrá como límite y fundamento el respeto a la dignidad humana, sobre la valoración del nexo de relación que puede existir entre un titular de derechos, las causales de extinción de dominio.

El diputado del Partido Acción Ciudadana Víctor Morales Mora se mostró en contra de algunos puntos de la iniciativa en cuanto al tema de definiciones y aseguró que el texto se excluyen conducta que deben quedar incluidas como corrupción y enriquecimiento ilícito en la función pública.

Por su parte, el presidente de este órgano legislativo Gustavo Viales Villegas aseguró que les costó contar con las observaciones del PAC.

La propuesta señala que la extinción de dominio es un proceso jurisdiccional autónomo e independiente. La acción de extinción de dominio no requiere la existencia de una sentencia judicial previa en otro proceso jurisdiccional, ni procederá la prejudicialidad.

La acción de extinción de dominio prescribirá a los diez años, contados a partir de la fecha de la conducta relacionada a la actividad ilícita.

El legislador del Partido Unidad Social Cristiana, Pablo Heriberto Abarca Mora comentó que el tema ha sido ampliamente discutido y se hizo un trabajo para lograr un nuevo texto donde se incorporan otros temas que no estaban establecidos en el primer texto que se discutió.

El artículo 21 expone que: La extinción de dominio procederá cuando se acrediten una o varias de las siguientes causales: Bienes que sean producto, directo o indirecto, de actividades ilícitas. 2. Bienes que sean instrumentos y/o medios de actividades ilícitas. Bienes que sean objeto material de actividades ilícitas, salvo que la ley disponga su destrucción o que deban ser entregados a las víctimas de un delito para efectos de su reparación o restablecimiento de derecho. Además de bienes que provengan de la transformación o conversión parcial o total, física o jurídica del producto, instrumentos u objeto material de actividades ilícitas.

Bienes de origen lícito mezclados material o jurídicamente con bienes procedentes de actividades ilícitas. En el caso de personas jurídicas, si lo ilícito es el aporte de uno o varios socios, la extinción de dominio procederá contra esa parte accionaria sin afectar la operación.

También los bienes que constituyan un incremento de capital sin causa licita aparente, cuando existan pruebas que a criterio del juez determinen que no se tiene por acreditada la licitud del crecimiento patrimonial. Los bienes que constituyan ingresos, rentas, frutos, ganancias y otros beneficios derivados de los bienes descritos en las anteriores causales.

Departamento de Relaciones Públicas.
Esteban Rojas Sáurez