Fernando Cruz Castro: una nueva esperanza frente a la crisis del poder judicial

"… no a la desesperanza y al bullicio, a mantener su independencia, participación y prudencia como valores primordiales para guiar las decisiones de manera transparente e independiente.”

0

Con una experiencia judicial de 46 años en el Poder Judicial, el magistrado constitucionalista, Fernando Cruz Castro, asume la Presidencia de la Corte Suprema de Justicia.

Fernando Cruz Castro es un hombre de amplia trayectoria en el Poder Judicial; por su formación profesional y visión del país complementa de sobra los requisitos para el ejercicio del alto cargo que acaba de asumir, Cruz además de ser una persona sencilla en su vida, es cordial en su trato, amigable, conciliador y amante de la música y del acordeón, del cual suele hacerse acompañar.

La alteración sufrida por el Poder Judicial no ha desaparecido. Se ha dado un compás de espera para que su nuevo presidente, pueda conformar los grupos de trabajo con que va a acometer las distintas tareas que dicha realidad institucional requiere.

El prestigio del Poder Judicial ha ido decayendo desde que a sus principales instancias fueron llegando personajes que actuaron a partir de los intereses de las cúpulas de los partidos políticos que los nombraron, donde se renunció a las fundamentales reglas de la idoneidad, independencia de criterio y honorabilidad, que en otro tiempo fueron primordiales en las elecciones de los Magistrados por parte de la Asamblea Legislativa.

Recordamos con tristeza ver en los pasillos de la Asamblea Legislativa a muchos de estos candidatos sumisos ante diputados que no pasaban de reunir los requisitos fijados por el artículo 108 de nuestra Constitución Política pero que, se comprometían ante los legisladores en los juegos de la política, antes que en preservar un sistema judicial que era orgullo de la democracia costarricense.

De esa forma, poco a poco, la crisis de valores fue carcomiendo la institucionalidad nacional, para dar paso a la desconfianza de los ciudadanos en el sistema democrático.

El Dr. Cruz ha puntualizado en diferentes medios de comunicación los grandes temas que le esperan: focalizar a la Corte Plena en la instrucción de la justicia elevada a sus instancias constitutivas, reservarse los trazos gruesos de la política judicial, excluirla de las tareas administrativas del Poder Judicial, fortalecer el Ministerio Público con una carrera fiscal y alivio de la carga que sobrelleva la Fiscalía General, y fiscales con mayor autonomía operativa.

Ha enfatizado en el funcionamiento con transparencia y una fórmula que compatibilice la publicidad y la garantía de un juicio equilibrado del acusado.

De igual forma, el Dr. Cruz ha dicho que se hace fundamental el rescate de las exigentes normas de idoneidad en la gestión y de preservación de los valores. La imagen del Poder Judicial debe devolver la credibilidad a los ciudadanos. Debe devolver la credibilidad al sistema democrático.

El nuevo Presidente de la Corte Suprema de Justicia tiene claro los límites del poder para emprender la construcción de las reformas que se requieren.

Y aunque la tarea es titánica, el nuevo presidente del Poder Judicial debe imponerse como gestión primordial el agitar las instancias de instrucción de la justicia para que en verdad los ciudadanos veamos materializar como realidad incontrastable el principio de la justicia pronta y cumplida.

El Dr. Cruz Castro ha sido claro y concreto:

“El Poder Judicial, cuenta con un batallón de jueces y juezas independientes y nadie puede interferir en sus decisiones, pues el ordenamiento asegura su independencia. Tenemos que defender una herencia de independencia que construyeron destacados jueces como Ulises Odio Santos, Fernando Coto Albán, Miguel Blanco Quirós”.

Su propuesta también incluye una necesaria evaluación sobre la elección de magistrados y magistradas de la Corte y procedimientos disciplinarios.

Finalmente ante la situación actual del Poder Judicial el magistrado Cruz dijo: “… no a la desesperanza y al bullicio, a mantener su independencia, participación y prudencia como valores primordiales para guiar las decisiones de manera transparente e independiente.”

Todos los ciudadanos debemos desearle lo mejor al nuevo Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Ojalá pueda devolver la credibilidad en nuestro sistema judicial.

 

Comentarios

Cargando...