Fernando Cruz: Oscar Wilde. Víctima de la intolerancia y los prejuicios

Wilde reconoce de lo que es capaz el ser humano, oscilando entre el amor y la muerte.

0

Fernando Cruz Castro,  Abogado, Magistrado, Presidente de la Corte Suprema de Justicia.

A propósito del treinta de noviembre, en esa fecha falleció Oscar Wilde, genio que padeció la incomprensión de su tiempo, procuró resistir y defender su libertad, pero no fue suficiente, sufrió el encarcelamiento por un hecho que ahora resulta irrelevante, pulverizaron su dignidad de ser humano. Por eso con ironía cáustica afirmaba que: «..La sociedad perdona a veces al criminal, pero no perdona nunca al soñador…» Efectivamente, muchas veces los sueños y los soñadores, pueden lucir peligrosos, no se perdona la disidencia, esa persona que nos expulsa de la comodidad de un mundo resuelto, inalterable. El asunto se agrava si se vive en función de esos sueños, que son los ideales de una existencia auténtica. Un recuerdo respetuoso para un gran ser humano,  que debió soportar las miserias que provocan los prejuicios y los juzgamientos cargados de inhumanidad.
Sus versos de «La balada de la cárcel de Reading», escrito en su segundo año de encarcelamiento, reflejan el absurdo del encierro que debió sufrir. que lo puso en el abismo, según escribe en su obra » De profundis»,  una larga carta a su ex-amante. En una estrofa de sus versos escritos en la cárcel, Wilde reconoce de lo que es capaz el ser humano, oscilando entre el amor y la muerte, pues «…unos aman muy poco, otros demasiado, algunos venden, y otros compran; unos dan muerte con muchas lágrimas y otros sin un suspiro; pero aunque todos los hombres matan lo que aman, no todos deben morir por ello. ….» así es, limitaciones para juzgar, dudas para castigar, inhumanidad y miopía, para comprender…..por eso no todos deben morir……juzgar, empresa  azarosa, porque es casi imposible captar el corazón de las personas, saber hasta dónde ejercieron su autodeterminación…
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...