Fernando del Rincón: ¿prejuiciado?

Pareció como si el presentador de CNN, Fernando del Rincón estuviese con sangre en el ojo, como dice la gente. Parecía exasperado, como si la "santa sabiduría" lo hubiese prejuiciado en contra del Presidente.

0

Dennis Meléndez Howell, Economista (Ph.D.).

En medio de la controversia que se suscitó con relación a la entrevista que hizo anoche CNN al Presidente Carlos Alvarado, con relación a si se hubiese ejercido alguna presión para desplazar a la invitada previamente anunciada, quedó un amargo sinsabor.

Pareció como si el presentador de CNN, Fernando del Rincón estuviese con sangre en el ojo, como dice la gente. Parecía exasperado, como si la “santa sabiduría” lo hubiese prejuiciado en contra del Presidente.

Extrañó ver la defensa que hizo el presentador de los motivos de la huelga, sin reparar en las consecuencias económicas que significaría la no aprobación de algún tipo de medidas y se compró, sin mayor análisis, los argumentos efectistas que le habían presentado con anterioridad.

Creo que en general nadie puede estar nada feliz con esta reforma tributaria. Los impuestos nunca son bien recibidos y queda la sensación de que se podría haber hincado un poco más el diente en las medidas para parar privilegios.

Tristemente nuestro sistema político aún está lejos de ser maduro y que los legisladores y grupos de presión antepongan los intereses nacionales a sus propios molinos.

Es cierto. Se requerían otras medidas, pero no las que buscan sindicatos y políticos interesados. Lo que buscan algunos bajo la bandera de la negociación, es empeorarlo con medidas aún más populistas. Negociar para seguir repartiendo privilegios, no se vale. Ya nos impusieron recetas del Espíritu Santo y otras similares. Nos tuvimos que tragar los privilegios a las cooperativas, la odiosa amnistía tributaria, el enganche médico y otros privilegios a grupos de poder.

Eso es lo que tenemos. Nadie menciona que el descalabro actual por el que corre este gobierno viene de la irresponsabilidad absoluta del gobierno anterior, con su rampante despilfarro de recursos; el hueco de 900 mil millones en la caja estatal; el irresponsable desperdicio de $1000 millones para fingir una fantasiosa estabilidad cambiaria, además de que se negó a promover una verdadera reforma fiscal desde el principio de su administración, que le dejó lista y negociada don Edgar Ayales.

Esta reforma está muy lejos de ser una solución. Falta la mayor parte del ajuste y nadie parece estar consciente de eso. Realmente es preocupante esa falta de conciencia en la magnitud del problema que enfrentamos.

 

Comentarios

Cargando...