Fernando Ferraro Castro, Abogado.

Sin caer en tonterías patrioteras y menos en actitudes xenofóbicas o chovinistas, los costarricenses tenemos buenas razones para sentirnos orgullosos de nuestro país …. pero ojalá no las tomaramos como un sedante para “dormirnos en los laureles”. Hoy que regresamos de vacaciones y celebramos el heroísmo de Juan Santamaría deberíamos recordar que el bienestar propio y común depende primero que todo de nuestras acciones individuales, unidas por supuesto a las de familia, amigos, colegas y hasta desconocidos.

Pienso en muchas posibilidades de hacer Patria. Una entre varias, nos la ofrecen la suciedad, el ruido y el congestionamiento de nuestros “amontonamientos” urbanos (a propósito no digo ciudades) Dónde ponés tu basura, si recogés o no la que te encontrás en la calle, en el parque, en la playa; si escuchás tu música sin imponérsela a los demás; si conducís buscando a quien cederle el paso para que las presas fluyan …..; no todo es responsabilidad del gobierno o de las municipalidades.

Muchas veces nosotros, por acción o por omisión, somos los primeros responsables del deterioro de nuestras ciudades y espacios públicos. Unos que cada vez más se deforman transformándose en “amontonamientos” llenos de basura, ruido, suciedad y congestionamiento vehicular. Hagamos Patria …. actuando con civismo.