Fernando Nietzen: ¿Urge lograr la Carbono-Neutralidad?

En cuanto a las teorías apocalípticas fabricadas, hay miles de científicos serios con los que concuerdo, las personas que forman su cosmovisión en base a solamente titulares de medios contaminados y politizados en general, ni saben que existen opiniones científicas contrarias a lo que las fuerzas oscuras han decidido que debemos cree

0

Fernando Nietzen Rovira, Geólogo.

Ya va por casi un año de protestas en Europa contra las malas políticas que encarecen todo y fomentan el desempleo a corto plazo mientras se enfocan a “solucionar” crisis ficticias.

Primeramente, veamos el resultado en Europa de las políticas fundamentadas en teorías incompletas y en la pseudociencia: El presidente Macron de Francia quiso imponer aún más impuestos a su pueblo para poder cubrir los nuevos gastos que resultan de sus políticas de fronteras abiertas y sus planes de buscar la descarbonización de la economía. Los nuevos impuestos tenían la misión de ayudar a descarbonizar la economía. El Presidente Macron pretende “salvar al planeta” mientras ignora la miseria que genera con sus leyes e impuestos. Es decir: la misma meta que se han propuesto en Costa Rica el presidente Carlos Alvarado y su ministro de ambiente Carlos Manuel Rodríguez. Suben el precio de los combustibles y de los coches para ir obligando a la población a utilizar el transporte público, aunque eso encarezca el costo de la vida dramáticamente. Con el obvio agravante en nuestro país de que no existen sistemas de transporte masivo eficiente y de bajo costo.

Ni los países desarrollados se comprometen con metas tan ambiciosas e imposibles como si lo hacen nuestros gobernantes, sin consultar al pueblo que sufre las consecuencias de sus aventuras egocéntricas, sin realizar sondeos o estudios científicos de rigor como el análisis de Costo-Beneficio. Nuestros políticos (de todo nivel), ignoran la ciencia verdadera y simplemente embarcan a todo el pueblo a padecer las consecuencias de sus campañas globalistas que solamente benefician a la élite que vive de los impuestos de quienes si trabajan. Oportunistas del pasado embarcaron a Costa Rica con bombos y platillos a ser supuestamente el primer país Carbono Neutral para el 2021, luego como monitos bien entrenados, empiezan algunas empresas y municipalidades a también querer ser las primeras en obtener tal meta, sin importar que no sea realista ni conveniente. Todos quieren figurar en la foto, pero como suele suceder en proyectos politizados, se inauguran obras inconclusas y deficientes. ¿De qué sirve lograr algo valioso si el crédito se lo pueden llevar otros?, piensan ellos. Por eso hay que inaugurar cuanto antes la obra, sea la que sea. Es por esto que en Costa Rica pagamos peajes, impuestos, permisos y préstamos por obras y derechos que funcionan en un 50% en el mejor de los casos. Sin embargo, se pierden empréstitos internacionales para obras de verdadero y verificado bien común, parece tienen otras prioridades.

La falsa ciencia nos dice que los gases de invernadero generados por la industria y actividad humana son culpables del Calentamiento Global, la realidad es que más del 70% de los gases de invernadero consisten de vapor de agua, el CO₂ es mínimo en su volumen y en su influencia sobre la atmósfera. Los gráficos climatológicos históricos demuestran que el CO₂ se eleva en respuesta a un aumento de la temperatura atmosférica, no al revés, este componente no es un contaminante sino un alimento esencial para la vida en el planeta. Aunque es creencia generalizada por acción de los medios desinformativos, la verdad es que no hay ningún acuerdo entre verdaderos científicos de que el calentamiento global antropogénico exista. Precisamente por eso le cambian rutinariamente el nombre cuando ven que pierden credibilidad y hoy le llaman “Cambio Climático”, fenómeno natural que nadie niega ha existido desde que fue creada la Tierra.  Nuestros certeros funcionarios políticos hicieron un “pequeño ajuste” a la fecha meta para nuestra descarbonización pasándola del 2021 al 2085, lo bueno es que ya para esa fecha nadie va a recordar quienes han sido los mentirosos que hicieron carrera y vivieron como reyes con el dinero malgastado en metas inalcanzables además de indeseables.

En segundo lugar, para convertir la flota vehicular al sistema eléctrico, millones de personas deberán perder lo invertido ya en vehículos de combustión interna para luego adquirir vehículos eléctricos que cuestan el doble. Para construir estos coches se ocuparán muchos más minerales que provienen de minas a cielo abierto. Se va a requerir 29 veces más litio que el nivel actual, 7 veces más grafito, 19 veces más cobalto, 4 veces más cobre etc… estos detalles inconvenientes se le escapan al Ministro Rodríguez.  Probablemente considera que mientras esas minas y esos trabajos se den en otras latitudes, todo estará bien para él y sus metas personales. Seguramente cruzando los dedos los Ticos produciendo poco más que postres y entradas a las zonas protegidas van a poder adquirir esos carros de $50 mil sin problemas.  La vida útil de estos vehículos se ve muy limitada por la duración de las baterías, cuyo costo será de aproximadamente la mitad del costo total del vehículo. No parece muy sostenible este plan temerario que encarecería la vida a todos y cada uno de los costarricenses. La revolución de la energía e industrias verdes va a requerir entre otros de más y más cobre para las baterías eléctricas, más oro, más tierras raras etc.

Adicionalmente el gobierno pretende promover la importación de vehículos usados, de esta forma nos convertirán en un cementerio de vehículos eléctricos con baterías ya casi muertas, con el consiguiente problema ambiental que ello conlleva. Los expertos no politizados concuerdan en que la transición hacia los vehículos eléctricos es factible que funcione si se hace gradualmente y no por imposición prematura. Los vehículos híbridos son por nuestra topografía y por el limitado desarrollo actual de las baterías, la mejor opción.

Lo simpático es que, aunque Costa Rica lograra ser completamente C-neutral esto es de impacto insignificante a nivel centroamericano y risible a nivel del continente. Lo que si es de graves y contundentes consecuencias y de magnitud significante sería el desempleo y la reducida calidad de vida de 5 millones de personas. Es evidente que nuestro pequeño país ha sido escogido por fuerzas oscuras muy poderosas para servir de ejemplo o modelo a seguir por el resto de América Latina y del mundo. Lastimosamente estas subvenciones de grandes sumas de dineros no buscan el bienestar del costarricense, sino que solamente el poder usarnos como ejemplo engañoso a seguir, para convencer al resto del mundo de que, si un pequeño país pudo lograr X alcance revolucionario, los demás también podrán hacerlo. Una vez que nos hayan utilizado para engatusar a otros países, pueden estar seguros de que dejaran de mantenernos artificialmente vivos. Ya no nos ocuparán, al estilo de los oportunistas y pseudo-ambientalistas que hicieron fiesta trayéndose abajo al proyecto aurífero de Infinito Gold en Crucitas para inmediatamente ignorar a las comunidades vecinas y dejarlas sin opciones de una vida digna.

Es interesante notar que cada metal o mineral requerido para un coche eléctrico tiene sus características que lo hacen único y valioso para ciertas funciones. No hay alquimia que valga, cada uno debe ser extraído (minado) de las entrañas de la tierra, no pueden ser diseñados por computadora o salir de una impresora 3D por más que se le programe. En el pasado reciente, por falta de conocimiento, muchos estuvieron y algunos siguen insistiendo en prohibir tajantemente toda forma de extracción y aprovechamiento de minerales metálicos en Costa Rica, sin embargo, estas personas probablemente estén ya tan dependientes de las tecnologías modernas como todos los demás. Es decir, no son consecuentes y exigen imponer limitaciones a los demás que ellos no están dispuestos a seguir, como modernos fariseos económicos con todo y su secta religiosa que idolatra a la “Pachamama”.

En síntesis, la fuerza motivadora detrás de tanto esfuerzo preservacionista y anti-desarrollo es un neofeudalismo global en que las personas no posean nada de forma privada, claro que la elite se exime a si misma de tales limitaciones. Para lograr lo anterior es necesaria la redistribución de la riqueza, en nuestro país lo más apropiado resultó ser un feudalismo biocéntrico que viene siendo una religión política fundamentada en dogmas intolerantes donde la flora y fauna valen más que el ser humano. Tan bien posicionada está Costa Rica para fomentar este plan globalista que desde hace unas décadas numerosos funcionarios de alto nivel salen de sus respectivos puestos oficiales directamente a colaborar con ONGs internacionales en donde pueden usar nuestro nombre como carta de presentación y hacer mucho más daño a las economías mundiales, ya no solamente a la nuestra. Reciben su premio a posteriori por el desarrollo coartado durante su periodo como “servidor público”. Esta es parte de la explicación del porqué no pueden darse el lujo de escuchar ni considerar las soluciones técnicas y científicas del Colegio de Geólogos de Costa Rica.

Desde hace muchas décadas hemos sido infiltrados por fundamentalistas internacionales tales como Maurice Strong y George Soros entre otros que buscan reducir la población mundial en un 75%, no es casualidad que la fábrica de abortos de “Planned Parenthood” haya venido invirtiendo muchos millones de dólares en Costa Rica desde hace décadas, mucho más que en otras naciones de la región. Paralelamente, este país ha recibido muchos más millones de dólares que el resto de Centroamérica para programas e ideologías que buscan destruir la familia tradicional. Lo más sencillo para quienes prefieren seguir soñando que somos un paraíso de gente linda y casi suizos es tildar estas ideas como imaginaciones extremistas. El problema con esa salida es que se fundamentan en hechos históricos y en las propias palabras, publicaciones, manuales y hasta acuerdos internacionales emitidas por sus autores globalistas que con toda seguridad no te piensan incluir en su elite muy pero muy reducida para así apropiarse de lo tuyo y lo mío. En nuestra toma de decisiones, ya no tenemos el beneficio (excusa), de la ignorancia. Tristemente para costa Rica, ni al Sr Presidente, ni al Sr Ministro de Ambiente les ha interesado escoger bien a sus asesores y el país entero sufre las consecuencias.

Casualmente, el deseo de ir eliminando al ser humano ha contado desde siempre con los promotores de la eugenesia aplicada a eliminar a las razas o grupos sociales “indeseables” para la elite. Hoy día los indeseables simplemente lo son por sus números que algunos consideran excesivos para la “Madre Tierra”. A nivel de recursos naturales, esta filosofía explica la razón verdadera contra por ejemplo el petróleo y sus derivados. Fue el recurso que democratizó e hizo posible el bienestar generalizado y mejoró la calidad de vida de millones de seres humanos en todo el planeta. Abrió las puertas a colonizar regiones inhóspitas, quitó la carga de los hombros del trabajador y la puso sobre la fuerza del motor de combustión interna entre otras ventajas. Desde esa óptica anti-humana de la elite con sus pensiones y privilegios de lujo, tiene mucho sentido inventarse escenarios apocalípticos para lograr satanizar a los hidrocarburos y eliminar esa fuente de energía democratizante.

Por la infiltración de ideologías corruptas que forman parte de nuestros politiqueros es que la Dirección de Geología y Minas debe estar donde tenga oportunidad de aplicar la ciencia para bien, para el desarrollo y crecimiento de nuestra sociedad. No bajo un jerarca que, sea quien sea, siempre va a ganar muchísimo más personalmente jugando de “salvar al planeta” que ayudando a generar bienestar de forma científica responsable. Si ni el hambre y la pobreza del pueblo al que juraron representar pueden hacer que nuestros gobernantes abran sus ojos solo caben dos posibilidades: 1) Estando ellos muy bien lo demás no importa, habiendo perdido la capacidad de tener empatía y compasión por otros. ó 2) Como elite creen en la eugenesia y confían que sus titeretéros les tienen un espacio asegurado en el nuevo orden mundial. Quizás esto explique en cierta medida porque prefieren que los vecinos del norte se roben nuestros recursos minerales, después de todo es una redistribución de la riqueza que debilita al sistema capitalista y eso les parece bueno.

En cuanto a las teorías apocalípticas fabricadas, hay miles de científicos serios con los que concuerdo, las personas que forman su cosmovisión en base a solamente titulares de medios contaminados y politizados en general, ni saben que existen opiniones científicas contrarias a lo que las fuerzas oscuras han decidido que debemos creer. A manera de ejemplo cito al fundador del movimiento Greenpeace Michael Crichton quien dejó a la agrupación cuando vio que se había convertido en una religión; “Lo que más y más grupos están haciendo, es emitir mentiras, puras y simples, falsedades que ellos mismos saben que lo son. Es tiempo de abandonar esta religión del ecologismo con sus dogmas inamovibles, y regresar a la ciencia del ambientalismo, y basar firmemente nuestras decisiones sobre políticas públicas en dicha ciencia, si permitimos que la ciencia se politice, entonces estamos perdidos”.

La verdadera razón de ser de los sectarios del calentamiento global es traerse abajo al sistema capitalista y redistribuirse la riqueza, como buenos magos haciendo que la gente se enfoque en su mano derecha mientras ahorcan al pueblo con la izquierda.

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...