Los presidentes de los Poderes Legislativos de Centroamérica, el Caribe y México acordaron unificar leyes para hacer frente a la creciente globalización de la delincuencia.

En el marco de la XLII Reunión Ordinaria del Foro de Presidentes Legislativos de Centroamérica, la Cuenca del Caribe y México (FOPREL), firmaron una resolución de gran importancia para combatir el crimen organizado y el narcotráfico.

Los principales puntos del acuerdo son los siguientes:

  1. Promover la modernización, innovación y revisión del marco legislativo regional existente en temas estratégicos como seguridad ciudadana, cibercrimen, corrupción, lavado de activos, crimen organizado transnacional y atención integral a víctimas, mediante la armonización legislativa.
  2. Fortalecer el diálogo político y la diplomacia parlamentaria, consolidando la cooperación entre los países para reforzar las redes destinadas a una cooperación regional más eficaz en la lucha contra el crimen organizado transnacional.
  3. Facilitar la coordinación e intercambio de información y experiencias entre las diversas instancias y organismos de la región, con el objetivo de contribuir a una respuesta conjunta en el combate contra el crimen organizado.

El presidente del congreso, Rodrigo Arias, quien asumió el liderazgo pro tempore de este Foro, enfatizó la importancia de este acuerdo histórico “es un paso crucial hacia la construcción de un frente unificado contra la delincuencia organizada en la región”.

Subrayó que la cooperación entre los países miembros es fundamental para abordar los desafíos actuales en materia de seguridad y justicia, y expresó su compromiso continuo con el fortalecimiento de los lazos regionales y la implementación efectiva de las medidas acordadas. Además, resaltó la necesidad de una acción conjunta y coordinada para garantizar la protección de los ciudadanos y el mantenimiento del Estado de derecho en toda la región.