Fraser Pirie: 4.500 niños a la McDonald

0

Fraser Pirie Robson.

El domingo 7 de agosto 2022, asistí a la misa para bautizar a mi nieta. El único sitio vacío que me quedaba era detrás de un poste.

El cura terminaba la misa.  Cantaban, rezaban, bendecía y la gente estaba muy feliz. El espíritu que se sentía de unión y camaradería en esa misa para mí fue impactante. Y eso que no soy católico romano.

De pronto van entrando unas monjitas mayores de túnica blanca. Parece que son las Hermanas de la Caridad. La gente les aplaudía y les daba la bienvenida. Las pasaron al frente para saludarlas y el padre, muy contento las bendecía y ellas también recibían el saludo de toda la congregación. El padre pidió a todas las personas mayores de edad que necesitaban una bendición que subieran al altar. El padre las abraza y las bendice. Les hace sentirse muy bien y la verdad era que todos nos sentíamos muy bien.

Ya terminando la misa, salen los niños del coro. Eran de todas las edades. Vestían una túnica roja con una camisola blanca. Todo fue muy bien hecho y correcto.

Luego el Padre Sergio empezó dando los avisos y nos contó de todos los lugares en donde en donde dan ayuda y las actividades que hacen. Obras del Espíritu Santo maneja con su gente unos supermercados, en donde con un carné especial otorgan hasta 4.000 diarios a familias de escasos recursos.

También nos cuenta que han llevado 4.500 niños a comer a la Pops, a la McDonald y a la Pizza Hut. ¡Eso me pareció increíble! Qué hermoso que hay un cura en Costa Rica que sabe hacer las cosas con mucho amor y dedicación. Les da a todos estos niños la posibilidad de convivir como todos los otros niños que quieren degustar esas comidas de moda.

De pronto, el padre para de conversar y dar las noticias, para arrancar con un canto buenísimo. Por fin en la Iglesia van quedando las bancas vacías. El Padre Sergio empieza con los bautizos de muchos niños. En ese momento entra el Padre Sergio con su túnica y una estola blanca para empezar a realizar los bautizos.

Muchas familias se han congregado. Al igual que nosotros, con padres, padrinos, madrinas y abuelitos. Él les va dando la indicación a cada uno, de cómo proceder y así van pasando por los diferentes pasos del bautizo. Muy espiritual. Muy bien hecho. Al final de los bautizos, yo me acerqué con mi nieto y mi esposa y le pregunté al padre.

—¿Padre no le sobró una bendición que nos pueda dar?

¡Ese padre nos agarró fuertemente y nos hizo una bendición como pocas he recibido yo en mi vida! Fue un momento muy impactante y espiritual.

Luego, al retirarnos de la iglesia, quedé pensando, ¿qué qué pasaría con la Iglesia Católica Romana si tuviera más y más curas y personas tan entregadas como el Padre Sergio? Sería una religión tan fuerte, tan viva, tan impactante.

—El bautismo de fuego se renueve constantemente en la vida de la iglesia. La fuerza del espíritu hace surgir movimientos apostólicos que envejecen y siempre rejuvenecen.

Debido a lo que yo viví y presencié ese domingo, la Iglesia Católica debería apoyar de una manera irrestricta a las Obras del Espíritu Santo y dejar al padre Sergio como promotor del empuje de las caridades de la Iglesia Católica en Costa Rica.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...