Fraser Pirie: ¡Cómo escribir una historia!

El famoso Alfred Hitchcock declaraba que el suspenso es adelantar la sensación de peligro.

0

Fraser Pirie Robson.

Posiblemente uno de los cuentos mejores que he escuchado en mi vida, ha sido del gran escritor nacional Alfonso Chase Brenes. En la Feria del Libro 2019, nos explicaba que un cuento se escribe en una página. Este fue el cuento que nos contó:

—Aproximadamente en 1970, ya se había fundado la ciudadela de Hatillo, con nuevos residentes. Entre todas las casas y familias que llegaron a vivir en Hatillo, había una casa frente a la calle principal vivía una dama muy selecta y de finos modales. Ella era diferente a los demás.  La casa era muy respetada porque la señora tenía contratada una empleada doméstica que trabajaba en dicha casa. ¡Era la única casa en toda la región con empleada doméstica! Al pasar por el frente de la casa, se le podía notar, porque usaba uniforme y pasaba limpiando y barriendo la sala. (La escena)

Un día, dos muchachos de la barreada conversaban sobre todos los temas del momento, y de pronto comentaban sobre tan importante señora, ya que era la única en todo Hatillo que tenía empleada.  (La intriga).

Pero en la conversación empezaron a profundizar y se fueron a estar de pie frente a la casa. Al rato pudieron divisar perfectamente que la empleada uniformada estaba haciendo el oficio. Claro, era cierto. (La investigación).

Únicamente, que el más perspicaz lo pudo aclarar. (El suspenso).

¿—Verdad que la empleada nunca sale a la calle? ¿Nunca la hemos visto? (El misterio).

La llana verdad de este corto cuento de una página nos explicaba don Alfonso Chase, era que la misma señora se vestía de empleada, con uniforme especialmente frente a la ventana. ¡Para así impresionar a los vecinos!

Alfonso Chase Brenes.

Alfonso Chase Brenes.
Premio Nacional de Cultura (1999) por su trayectoria artística de vida, Premio Nacional Aquileo J. Echeverría en las ramas de poesía (1967 y 1995), cuento (1975), novela (1968 y 1995) y ensayo (1986); Premio de Periodismo Cultural (1987) y Premio Carmen Lyra de literatura infantil y juvenil (1978).

Esta simple historia que nos contó don Alfonso en la Feria del Libro 2019, nos demuestra en un cuento muy breve, los diferentes elementos que pueden introducirse en un cuento de una página o en una novela. En una novela es una sucesión de eventos o de aventuras en donde se repite una y otra vez los elementos necesarios…. ¡para no aburrir!

Un buen libro es aquel que no podés dejar de leer. Simplemente tenés que seguir y seguir hasta llegar al final. Se va creando una especie de ansiedad por seguir pasando las hojas y saber que sucede a continuación. De suerte, los mejores libros de la vida no son temas académicos ni los rollos del Mar Muerto. Son los temas de todos los días.

Aburrir: La primera clave es no aburrir. Por ejemplo, no interesa que el tío tenga un gato. Que bostezo. ¡Pero cuando el tío recibe mensajes telepáticos del gato, al tercer ojo y demás, tenés una serie de libros que se van a vender!

Lobsang Rampa.

Rampa scribió una docena de libros que mezclan religión, clarividencia, fenómenos paranormales y ocultismo tibetano, aunque el mejor fue El tercer ojo. En uno de los libros, Viviendo con el Lama, declaró que se lo había dictado telepáticamente su gata siamesa Fifí Bigotes grises.

Secreto: El secreto en un cuento es muy importante. El prestigio singular de la señora muy acomodada en Hatillo era porque tenía una empleada. Pero ella, esa dama de plata, a su vez vivía en un misterio, en un secreto. El secreto se da cuando el personaje sabe algo que el lector desconoce.

El personaje sabe algo que el lector se muere por saber. Esta información secreta se revela en un momento oportuno. A lo largo de la novela se van revelando pequeños secretos y a la vez se van generando nuevos.

En el libro Los Tres Medallones, la heroína cartaginesa la han vuelto millonaria, pero con la obligación que al recibir un medallón cumplirá lo que se le pide sin contemplación alguna.  Goza muchísimo en una vida de aventura económica, pero con el temor secreto y la inquietud que algún día, le van a presentar el primer medallón.

Controla en todo momento los datos que brindas a tus lectores. El secreto para contar una buena historia es saber dosificar la información y mantener una alta expectativa hasta el final.

Winston Churchill dijo: —En tiempo de guerra, ¡la verdad es tan preciosa, que siempre debe ir atendida por una escolta de mentiras!

Así es una buena novela también. La verdad final amparada y protegida por desinformación, por enredos, …por misterios aún sin resolver.

El Suspenso: El famoso Alfred Hitchcock declaraba que el suspenso es adelantar la sensación de peligro. ¡De manera inversa al secreto, el suspenso es algo que el lector sabe que va a pasar, pero no el personaje! Si estalla la bomba que fue sembrada sobre la carretera, lo sabemos los lectores, pero no el personaje. La narrativa nos hace sentir el peligro que se avecina, y palpable en el reloj en donde avanzan los segundos.

El personaje va caminando por la acera. Podemos ver lo que le espera a la vuelta de la esquina. El personaje va caminando despreocupado hacia la mala suerte y el mal destino. Nos sube la adrenalina y la ansiedad… Pero el sujeto para y gira cruzando la calle. No le pasó nada…

El Misterio: En el misterio, la información precisa permanece oculta para los personajes, así como para el lector. El lector va a descubrir lo que sucede al mismo tiempo que el personaje.  En este tipo de narrativa, se crea una fuerte identificación entre el personaje y el lector al ir descubriendo juntos el misterio.

Romance: Después de utilizar estas formas clásicas que se repiten en cada libro una y otra vez, se entiende que también el romance es una gran parte de la vida.  Para mí, el mejor amor es el romántico. O sea, insinúa, pero no lo dice todo.  No se trata de un tema altamente erótico, o casi medio porno. Dejar ciertas partes en un misterio, por alusión, siempre es el mejor relato.

El gancho: Al terminar cualquier secuencia de hechos, siempre se deja un gancho. El gancho es aquella acción sin terminar, que me obliga a seguir adelante al siguiente capítulo.

Recomendación– El escritor debe manejar y controlar la información y los datos que le va dando al lector. Es saber dosificar la información misteriosa, secreta, romántica que le brinda al lector. Así se mantiene una alta expectativa hasta el final. El misterio se va desvelando para crear un secreto, y al confesar un secreto se crea un misterio. Se resuelve un suspenso para generar otro misterio.

Uno de los libros más publicados y leídos es el Nuevo Testamento. El Maestro hablaba en una forma que todos puedan entender. Del más sabio al más sencillo, todos le entendían. Yo creo que el buen libro es igual.

No usen esas palabras del muy intelectual que cuesta entenderle. El mejor mensaje es el que se da en forma llana y entendible.

Ejercicio práctico– Escoja uno de estos temas de misterio, suspenso y secreto. Cuente que pasaría en cada escena.

  1. La mujer de gabardina roja y tacones rosados, pero que nunca se le mira el rostro. Que anda haciendo, que significa ese color, que esconde.
  2. El hombre de voz muy ronca, al quien todos le tienen pavor.
  3. La persona que llama por teléfono todas las tardes a las 3 en punto, pero que no quiere decir su nombre. ¿Será un admirador, lo conozco? Me hace falta cuando no llama…
  4. La pizza que todos los días es entregada a la puerta por un donador desconocido. ¿Porque lo hace, que quiere, porque a mí…?
  5. El tren me recoge cada mañana para ir al trabajo. Empiezo esperando para pasar frente a una residencia. Una joven desde la puerta trasera de su casa me vuelve a ver…. Un día ya no está y me empiezo a preocupar. ¿Qué le habrá pasado…

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...