Fraser Pirie: El atentado de La Penca

0

Fraser Pirie Robson.

El guerrillero contrarrevolucionario Edén Pastora convoca a los periodistas nacionales a una gran conferencia de prensa. Así el miércoles 30 de mayo de 1984 se reúnen en el Hotel Irazú en San José para luego salir en una caravana de cinco automóviles durante siete horas hasta Boca Tapada de San Carlos. De ahí navegaron dos horas más por el gran río San Juan hasta llegar al campamento de ARDE. Alianza Revolucionaria Democrática

Torbiornsson a la derecha. El asesino atrás.

Peter Torbiornsson atrás.

Dejan la panga y suben unas gradas hasta llegar a la raquítica estructura en donde empiezan de una vez a entrevistar a Pastora. A eso de las siete de la noche, Nelson Murillo de Canal 6 le hace dos preguntas, cuando pierde el conocimiento.

El estallido de una bomba provoca un hoyo en el techo y otro en el piso. El comandante Pastora cae herido en sus piernas. La periodista Linda Frazier muere casi de inmediato, así como otros compañeros y unos muchachos de la contra.

Nadie se había percatado que el supuesto periodista Per Anker Hansen había salido un momento del rancho.

Fotos: Colegio de Periodistas de Costa Rica y del The Tico Times Roberto Vital Gaguine

Pasaron unos años hasta que fue posible reconstruir los hechos e identificar al asesino anónimo. Efectivamente Per Anker Hansen aparenta estar herido y sale en la primera panga de regreso al suelo nacional en donde es conducido en ambulancia hasta el hospital Ciudad Quesada. Al día siguiente, 31 de mayo de 1984, el sospechoso hace abandono del hospital y en un taxi lo conducen a San José. De ahí sale de inmediato del país con rumbo desconocido.

Linda Frazier, quien murió en el atentado. Tenía un hijo de diez años y un buen esposo.

Fuente: Latinamerican studies.

Pasarían unos nueve años hasta que la prensa empezara a encontrar pistas del terrible suceso. El señor Juan Tamayo y cuatro periodistas más revelaron el 01 de agosto de 1993, en el Miami Herald, que el falso fotógrafo Per Anker Hansen era en realidad Roberto Vital Gaguine, un guerrillero argentino de izquierda. Efectivamente, un guerrillero exfiltrado de la guerrilla Ejército Revolucionario del Pueblo, desde un escondite en Europa revela su identidad verdadera.

Lo identificó como “Martín, el inglés” ya que hablaba bien ese idioma.  Per Anker Hansen había nacido el 23 de junio de 1953. Levantaron una huella dactilar ubicada en una licencia de conducir en Panamá, con su foto y nombre y lo compararon forensemente con una solicitud que Gaguine había tramitado a sus diecinueve años con resultados idénticos. Era el mismo hombre.   Luego en la búsqueda de Gaguine encontraron que se había muerto el 23 de enero de 1989 en un ataque al cuartel de La Tablada.

Quien lo pagó: Posteriormente, otro reportero por fin informó sobre la información que ocultó durante años. Cuarenta y tres años después al cumplir sus 70 años, el sueco Torbiornsson divulga en su documental “Last Chance: Goodbye Nicaragua” que fue él quien introdujo a Per Anker a La Penca. En el documental informa que el cubano Renán Montero fue quien le presentó al futuro asesino. Viajaron juntos por el país buscando a Pastora, según un pedido del Frente Sandinista, unas semanas antes del atentado, y así accede a ayudar a Gaguine a espiar en Costa Rica para los sandinistas.

El sueco informa que, entrevistando a Luis Carrión, uno de los nueve comandantes de la Dirección Nacional, le confirma que el ataque fue

ordenado por Tomás Borge y coordinado por el jefe de la seguridad cubana, Renán Montero y a la vez con Lenin Cerna, jefe de la seguridad nicaragüense de ese tiempo.  Renán Montero organizó el atentando a Somoza entre otros.

Fue el enlace cubano que organizó la Seguridad del Estado en Nicaragua. Una copia de la seguridad cubana.

Los hechos: Al entrar a la casa o rancho en La Penca, Gaguine coloca la valija Canon a la par del mostrador en donde estaba Pastora de pie. Gaguine decide salir del rancho por unos momentos. En el acto detona el artefacto tipo Claymore antipersonal. Este tipo de artefacto dispara esquirlas en la dirección a la cual se apunta. La FBI y la OIJ concluyeron ambos en una platina de hierro cubierta del explosivo plástico C-4. Mortal.

Edén Pastora minutos antes de que explotara la bomba. Foto cortesía de The Tico Times

Únicamente que una guerrillera de nombre Rosa María Zambrano, le traía un café a Pastora y de casualidad movió el artefacto con su pie, salvando a varios dentro del rancho. Rosa María no sobrevivió. El camarógrafo de Canal 7, conocido como Monimbó se agachó para revisar su equipo mojado y esta casualidad le salvó la vida.

Al día siguiente, los mismos periodistas sobrevivientes de la tremenda explosión empezaron a sospechar de Per Ank Hansen, ya que se había desaparecido.

Reencuentro de los sobrevivientes. Foto cortesía de The Tico Times

En el atentado hubo 7 fallecidos, 3 de la prensa y 4 contras. El Ministerio Público calificó este atentado como de lesa humanidad.

Créditos: AmeliaRueda.com; The Tico Times, El Colegio de Periodista de Costa Rica.

 

 


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...