Fraser Pirie: El Canal Interoceánico de Nicaragua

0

Fraser Pirie Robson.

El 7 de junio de 2013, bajo el liderazgo del presidente Daniel Ortega, Nicaragua entregó al Grupo Hong Kong Nicaragua Development Grupo, la concesión de la totalidad del proyectado canal y el día 13 la Asamblea aprobó su construcción por parte de la firma china. El ambicioso proyecto de 50 billones de dólares hubiera transformado de la noche al día a la hermana Nicaragua.

Sin embargo, la empresa tuvo el inconveniente de quebrar, … después de faltarle el apoyo indispensable del gobierno chino. Claro, Panamá a darse cuenta del proyecto de inmediato empezó a negociar la apertura de relaciones diplomáticas y demás con la República Popular de China. Se terminó el apoyo a Wang Jing. Efectivamente, ya el empresario Wang Jing ha empezó a incumplir sus compromisos, resultando en deficientes y nulos muchos de los acuerdos básicos. La República de Panamá cumplió cabalmente los cien años de su creación y maneja muy bien los recursos y habilidades del Canal.

El empresario desconocido Wang Jing.

El plan del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua de 280 kilómetros de largo, pero más al norte que el Canal panameño ofrecía una ruta más ancha y recta, posiblemente para buques supermax y las modernas naves gigantescas.  La Ley 800 del Régimen Jurídico del Gran Canal Interoceánico de Nicaragua le otorgaba la concesión al señor Wang por cien años de utilidad total. El inicio de obras sería en el pasado 2019 y terminando en el 2029.

¿Por qué fracaso?

En el mundo de hoy, los jóvenes entienden perfectamente que una red de apoyo hace surgir un proyecto. Ya no es tan factible lograr un proyecto sin un apoyo financiero, tierras, dirección de ingeniería supervisada, y una gran gama de ayudas externas.

Yo no critico al presidente de Nicaragua. Pero no lo supo hacer, por las situaciones geopolíticas de su entorno. Él quería un proyecto para su Nicaragua con grandes exclusividades. No conoce el trabajo en redes sociales, económicas, o estructurales.

El proyecto no se supo vender. Por ejemplo, un emprendedor puede tener la idea, pero necesita de la gente que lo pueda sustentar y llevar a buen puerto.

1) En vez de tomar en cuenta a Costa Rica, con el fin de mejorar el río San Juan y sus efluvios, más bien mandó a Edén Pastora a hacer daños en el territorio nacional, hasta con rótulos insultantes al país y a su presidente. El concepto más adecuado era unir esfuerzos y no siempre buscando el conflicto y locuritas limítrofes.

El primer paso inteligente hubiera sido montar el proyecto centroamericano, unificando los esfuerzos de las cinco repúblicas para el proyecto nicaragüense. Siempre sería nicaragüense, pero con el apoyo de todos. Las fronteras se empiezan a caer en el mundo y ciertamente la frontera tica y nica es un pasillo por donde la gente se pasa a gusto. Un proyecto centroamericano, con políticas individuales de derecha, de centro, y de izquierda amplia la aceptación e interés por el proyecto.

No se puede hablar de nacionalismo, ¡si más bien se entregó todo por cien años a Wang Jing!

2) El socialismo del Siglo XXI ha sido un inminente y contundente fracaso. Pensar obstinadamente en planes socialistas y populistas a la vez no es una buena idea. Para vender un proyecto al mundo entero, se debe proyectar sin políticas de corte cubana o venezolana. El mundo lo rechaza. Es sinónimo de quiebras y fracasos. Levantar el brazo con el puño cerrado, a la bolchevique, no ayuda a construir un megaproyecto como un canal interoceánico. Son ideas y conceptos ya obsoletos.

3)  El trato brusco con los dueños de las propiedades fue notorio. De pronto volaba un helicóptero artillado que aterrizaba en la finca. Saltaban a tierra militares armados con potentes armas que, sin decir palabra alguna, de una manera desafiante quizás, brindaban seguridad a asiáticos que se proponían medir con cinta métrica la casa y el corral. Los pequeños finqueros alarmados que los iban a confiscar se empezaron a organizar. Sumaron más de 90 marchas de protesta en muchas comunidades alrededor del país.

Los noticieros comunicaban que el movimiento campesino por “la Defensa de la Tierra, el Lago y la Soberanía” que contabilizaban ya 95 marchas fueron reprimidas con violencia e intimidación por parte del ejército y la policía de Nicaragua.

 

La increíble señora Francisco Ramírez Torres, líder campesina de Nueva Guinea, en la zona limítrofe es de armas tomar. En 2016, fue nombrada entre las 50 mujeres más poderosas de Centroamérica por la revista Forbes. No usa armas, ni militares. ¡Sino su poder de convencimiento! ¿Quién le puede enfrentar a esta mujer tan recia?

Las buenas ideas, tomando en cuenta el beneficio de todos, es el correcto camino.

La señora Ramirez siguió en sus actividades, con cierres de carreta o tranques hasta de temer por su vida. Las amenazas de muerte y prisión por parte del gobierno, en sus atroces operaciones de limpieza, luego de las matanzas de junio y julio de 2018 pudieron más. Se refugió en Costa Rica.

¿Como se puede pensar en un proyecto de tal envergadura, cuando la mujer y la madre nicaragüense, de tan fuerte temple es maltratada?  Esta señora paró en seco todo el proyecto del canal.

El proyecto sigue viable. Pero debe ser manejado por personas con criterios empresariales muy definidos. No es enviable con esfuerzos militares y señalamientos totalitarios.  La ampliación del Canal de Panamá se logró con un convencimiento a todo el pueblo y luego se confirmó con un plebiscito nacional. Las cosas se logran con actitudes democráticas, tomando en cuenta a todos.

Hacer lo contrario se manifiesta con: Una protesta de 15,000 personas en la sureña ciudad de Juigalpa, Chontales.

 


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box