Fraser Pirie: El hombre que salvó 669 niños

0

Fraser Pirie Robson.

Con mucha urgencia y una falsa alegría, los padres de las niñas Diamantova les daban los últimos consejos con palabras de amor y determinación. El pito del tren sonó y el tren de la salvación empezó a andar. Los padres ya no pudieron soportarlo más y cayeron al andén de la estación llorando de la angustia, al saber que nunca más volverían a ver a sus niñas. La niña Vera vio por última vez a sus padres llorando desconsoladamente. Fue su último recuerdo de ellos.

El Kinder transport:

Su madre, de una valentía moral gigante, hizo fila por cuatro días para lograr un campo en el “kínder transport”. Una noche lo anunció en la cena. Su esposo se cubrió la cara y lloró, pero se sonrió y dio su bendición.

Su padre recibiría un disparo fatal en el campo de Terezín y su madre murió de tifoidea en Bergen Belsen. En efecto, los nazis destruyeron su familia. Pero las niñas siguieron su viaje a Holanda y finalmente a Londres. Se salvaron.

Al llegar a la plataforma de Liverpool en Londres, una madre postiza corrió y la alzó en sus brazos hablándole en una lengua diferente. Pero las palabras del amor son universales.

—Ya estas segura. Sienta el amor que te vamos a dar.

Y en efecto, la niña fue muy amada. Para una niña o un niño, las palabras de amor y de seguridad son lo más importante en su vida.

Los viajes de vida conocidos como los “kínder transport”, lograron salvar a centenares de niños.  El primero de ellos se efectuó el 14 de marzo de 1939 en avión. En los siguientes meses se organizaron otros siete transportes todos por tren. El último tuvo lugar el 2 de agosto. Los ferrocarriles tenían como destino la estación de Liverpool Street, en Londres, donde esperaban las familias de acogida.  El octavo tren tenía que salir de Praga el 1 de septiembre de 1939 y en él iban a viajar otros 250 niños, pero ese mismo día Alemania invadió Polonia y se cerraron las fronteras. Ese último transporte, literalmente, desapareció. Ninguno de los menores volvió a ser visto nunca más. Fueron 250 víctimas que se sumaron a los más de 150,000 niños que perecieron asesinados en Checoslovaquia durante la Segunda Guerra Mundial.

Los años pasaron y con el tiempo llegó el olvido. Sin embargo, las proezas de Winton permanecieron secretas durante más de 50 años, hasta que por casualidad su esposa Greta descubrió un maletín en el ático que contenía listas de niños así como cartas de sus padres.

Sus acciones le valieron el apodo del Schindler británico, en referencia al alemán Oscar Schindler, quien salvó a más de 1.000 judíos.

Nicolás Winton: Un banquero de paso por Praga decidió que era necesario accionar y salvar a quienes pudiese. Regresó a Londres y puso anuncios en el periódico y tuvo una gran acogida. Centenares de familias aportaron las 50 libras necesarios para el transporte.   Por su esfuerzo humanitario salvaron a 669 niños.

Nicolás Winton con un niño recién llegado

¿Por qué yo? Años después Vera le preguntó a su padre postizo, Mr. Rainford quien la había acogido ¿Por qué lo hizo? ¿Porque la escogió a ella? Le explicó que no pudo frenar la guerra que iniciaba por la debilidad del primer ministro inglés Neville Chamberlain. Pero si podía salvar a una persona y darle las oportunidades para una buena vida, no lo dudaría.

—¿Pero porque yo?

—Por tu sonrisa tan bella, le contestó.

  • Vera Diamantova, luego Vera Gissing en diferentes etapas de su larga vida, siempre con su linda sonrisa.
  • Entre los niños que se salvaron gracias a las acciones humanitarias, estos niños llegaron a vivir vidas muy productivas.
  • Leslie Baruch Brent (1925–2019), famoso inmunólogo.
  • Alf Dubs, luego Barón Dubs (1932) político Laborista miembro del Parlamento.
  • Heini Halberstam (1926–2014), matemático.
  • Renata Laxova (1931–2020), genetista pediátrico.
  • Isi Metzstein (1928–2012), arquitecto modernista.
  • Gerda Mayer (1927–2021), poeta.
  • Karel Reisz (1926–2002), cineasta.
  • Joe Schlesinger (1928–2019), periodista canadiense y autor.
  • Yitzhak Tuvia Weiss (1926), Rabino del Edah HaChareidis en Jerusalén.
  • Vera Gissing (1928–2022), escritora y traductora.
  • Nicolás Winton recibió muchos honores y dedicaciones, llegando a vivir más de cien años. Sus heroicas acciones hablan muy bien de él. Salvar a un niño o a muchos, debe ser la bendición más grande de la vida.
Parte de los niños que salvó Nicolás Winton. Todos sonríen…

Los niños en Ucrania

Hoy miles y miles de niños en Ucrania han sido golpeados por la guerra de Putin.

¿No podrá Costa Rica traer familias ucranias a vivir en Costa Rica? Atraer a los refugiados de la guerra a Costa Rica, un país en donde pueden siempre vivir en paz. Siempre hay algo que se puede hacer, algo en que accionar. Algo que uno pueda realizar a favor de los demás…

Estatua de Winton y los niños en la estación principal de trenes de Praga.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box