Fraser Pirie: El nuevo libro… ¡Salve Oh tierra gentil!

Fraser Pirie Robson.

El nuevo libro… ¡Salve Oh tierra gentil!

El nuevo libro “Salve, oh tierra gentil”, ha sido una aventura. Porque fue necesario investigar muchísimo en otros países, en diferentes idiomas para captar el auténtico entendimiento de todo lo que sucedió en 1850-1857.

En los Estados del Norte, se discutía con demasiada pasión el tema fundamental de la esclavitud. Los estados del Sur proyectaban la expansión al sur, entendiéndose por México, Centro América, Cuba y las Antillas. Al fallar finalmente los avances de William Walker y sus promotores, estalló la Guerra Civil norteamericana. Fue posteriormente que se pudiera llamar los Estados Unidos de Norteamérica.

 

El círculo de oro, dibujado en verde es la zona que los estados sureños proyectan conquistar o en el caso de Cuba, comprar del Reino de España, con el fin de establecer la esclavitud. Era una verdad.

Es interesante ver las hojas de reclutamiento, en donde miles de hombres se lanzaron a la gesta nacional, incluyendo a muchísimas mujeres que también caminaron por la ruta de los héroes, pasando la Garita, San Mateo y Puntarenas.

El libro “Salve, Oh tierra gentil”,  trae no solamente fotografías, sino dibujos a mano alzada que hacían los reporteros de los periódicos de la época.

El héroe de Santa Rosa: El teniente José María Gutierrez, en un oleo y luego utilizando la valiosa herramienta de la inteligencia artificial, nos muestra cómo se vería en vida.

La batalla de Santa Rosa se explora con mucho detalle, así como el pésimo líder filibustero Louis Schlessinger quien fue nombrado por su capacidad de hablar varios idiomas, no por su capacidad militar.

La investigación hace que el autor derrumba mitos y dogmas no tan acertadas.

Juan Santamaría: Con dos pruebas juradas ante la autoridad competente, asevero que Juan Santamaría se lanzó en dos ocasiones a quemar el mesón propiedad de Francisco Guerra. Se le denomina como el “mesón de guerra”.  Aporto la carta en donde su señora madre le solicita al presidente Juanito Mora, una pensión en 1857, ya que su hijo murió en el altar de la Patria. La pensión vitalicia fue autorizada, porque era conocido y notorio lo que había logrado el Erizo.

Tomé mucho cuidado de detallar los diferentes movimientos de las tropas durante la batalla de Rivas, señalando con flechas los avances y contrataques. Espero que brinde una información que ilustre con calidad, como fueron los hechos.

En azul se señala la entrada sigilosa de los filibusteros Rivas

Se detallan las doscientas vidas desperdiciadas tratando de recuperar los cañones abandonados en la plaza de Rivas. Como por unos treinta metros los filibusteros casi capturan al presidente Mora y los oficiales mayores del ejército nacional.  En rojo, se puede observar los metros y la distancia del cuartel de donde salió dos veces Juan Santamaría.

El presidente Mora dirige un contingente nacional a atacar los puestos en el río San Juan, todo con el fin de estrangular y frenar el paso de los vapores que traían armas, municiones y nuevos reclutas. La batalla de La Trinidad es espectacular, así como la astucia empleada para tomar las posiciones por el río. Los vapores han sido capturados y Walker queda acorralado.

Finalmente, nuestro ejército, unido a los ejércitos centroamericanos acorralan a Walker en Rivas de donde firma su capitulación y es conducido fuera de Nicaragua. Promete por escrito no volver, pero seguiría en sus intentos de llevar la guerra y la conquista a Nicaragua, esta vez en Honduras y Belice.

Sus allegados, financistas y apologistas indicaban: “La causa de la democracia y la extensión de la libertad civil”.

Detallo muchos detalles ignorados, así como la totalidad de las batallas en Nicaragua, así como el saqueo de los filibusteros a su ciudad capital Granada.

Detallo así mismo, con fotografías autenticas a los lideres filibusteros, para lograr entender quienes fueron estos aventureros, que en su mayoría eran embusteros como el canciller Hardin Parker French, o asesinos como William Kissane Rodgers. Otros en cambio nunca olvidaron su gran odisea, y la falange se reunía a través de los años para compartir sus experiencias del pillaje y la tragedia de su aventura.

Fraser Pirie

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...