Fraser Pirie: ¡El secreto de la zona azul!

Al final, no sé a ciencia cierta si llegaré a los cien años. Pero lo que si busco es como llegar a la edad que sea, con una calidad de vida de los excelentes cuidados de salud que la Patria grande me permita.

0

Fraser Pirie Robson.

 En un estudio que empezó la Universidad de Costa Rica en el 2004, encontraron una comunidad en Nicoya con una población mayor de los cien años. De cien, y en perfecta salud. Solo hay seis lugares en todo el mundo con características demográficas iguales. Les llaman las zonas azules. Okinawa, una isla japonesa se lleva el primer lugar de longevidad, seguido por la aldea de Bama Yao en la China y desde luego Santa Cruz de Nicoya. Les sigue Cerdeña, Italia e Icaria en Grecia.

Sin tomar en cuenta las limitaciones biológicas de cada persona, se pueden sumar otras cualidades de vida que a continuación compartimos. Se combina la correcta alimentación con énfasis en frutas, semillas, frutos secos, vegetales, legumbres y pescado fresco que contienen de vitaminas, minerales y las mágicas omegas.  En Italia se cocina con aceite de oliva

El ejercicio que se practica en las zonas azules, es el que no es pensado. Es decir, caminar hasta la esquina, subir por las gradas, caminar por el campo o la playa, andar a caballo o caminar junto a la carreta de bueyes, logrando así cierto grado ejercicio propio de las zonas alejadas donde no hay tantas amenidades y formas de transporte. Ese sería el ejemplo de Nicoya, Icaria y quizás Cerdeña.

Proyecto Universidades Azules

Al consumir en forma balanceada los antioxidantes, ayudamos a nuestro sistema corporal a combatir a los villanos: los radicales libres que están ligados al envejecimiento prematuro. Los heroicos antioxidantes combaten a esos radicales libres reparando los daños causados por una alimentación desbalanceada y previniendo el envejecimiento prematuro. Se consiguen en alto grado en las moras, el col de Bruselas, frutillas, ciruelas y remolachas, naranjas y en el exquisito aguacate.

Yo me siento muy orgulloso de mi nuevo plan de vida. Un almuerzo muy completo compuesto de muchos vegetales, tratando de evitar el arroz y el pan, ¡como hasta la saciedad! Tomo con mucha libertad el café de Tarrazú y después de las tres de la tarde se terminó la fase de la comida. En la tarde camino por treinta y tres minutos y no vuelvo a comer más.

Las primeras noches me sentía extraño al cambiar la costumbre de la cena. Pero me acostumbré y estoy tratando de que se me haga hábito. El resultado ha sido que he perdido 30 libras. Claro, que si se me nota. La ropa me guinda y me siento mucho mejor y más ágil. Si me ve por ahí, por favor hágame un halago.

Salud espiritual– Por otro lado, como dice el dicho nacional, “la cascara guarda el palo”, lo que quiere decir que también es necesario cuidar la parte interna del organismo. Cuidar el alma, fortalecer la espiritualidad.  Con esto no hablo de religión, sino de las prácticas saludables del yoga si se quiere, pero más de la oración y la meditación. Porque éstas costumbres espirituales son el alimento del alma.

Mi arma secreta fue pedirle a Dios, la fortaleza y la disciplina para bajar de peso en forma saludable, no por alguna enfermedad. (Esto es tan secreto, que por favor no lo cuenten). La meditación tarda de quince a veinte minutos donde se establece un yo con yo. Por fuera, inmovible e inmutable. Pero por dentro, toda una acción de paz y armonía.

En Cilento Italia, encontraron a los mayores con una mayor resiliencia y capacidad de adaptación ante los cambios. Las características que comparten muchos longevos es una visión positiva y optimista, una fuerte ética de trabajo y vínculos estrechos con la familia, la religión y el campo. Estos son algunos de los rasgos de personalidad y de la salud mental de los octogenarios.

De manera que la dieta, lo que comemos cada día es importante. Pero igual de importante es esa visión optimista y la ocupación de cada día. Un buena dieta, combinado con un ejercicio adecuado a diario, vinculada a una fuerte ética de trabajo que le mantenga el interés activo cada día. Es muy importante estar ocupado. Estar leyendo, tener interés en la familia y en las amistades. Interactuar.

Al final, no sé a ciencia cierta si llegaré a los cien años. Pero lo que si busco es como llegar a la edad que sea, con una calidad de vida de los excelentes cuidados de salud que la Patria grande me permita. Pero por favor, ¡no cuenten el secreto!

 

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...