Fraser Pirie: El Sueño Americano

El sueño americano es uno de los preceptos o ideales que guían parte de nuestra cultura y sociedad. El sueño americano suele referirse a los ideales que garantizan la oportunidad de prosperar y tener éxito para lograr una movilidad social ascendente por medio del trabajo y el estudio.

0

Fraser Pirie Robson.

“Nosotros el pueblo”, rezan las primeras palabras de las Constitución de los Estados Unidos de América.

Son las palabras más destacadas y significativas para el pueblo norteamericano y su gente.  Esto es así, porque nos hablan de adonde reside el verdadero poder de la Nación, que delega en sus gobernados su gobernanza. Esto, los diferencia de muchos otros pueblos donde en el contenido de su Constitución, el Estado es lo más importante y no el ser humano.

A través de su variada historia, el anhelo mundial ha sido llegar de una manera u otra a pisar su suelo. Los chinos la llamaban la tierra de oro. El sueño americano prevalece hasta nuestros días. Tantas nacionalidades han emigrado al país, que hoy se hablan alrededor de 800 idiomas solo en la Ciudad de Nueva York. Las lenguas más comunes son el inglés, español, chino, ruso, y creole.  La Estatua de la Libertad y la Isla de Ellis han visto pasar tantos emigrantes y tantas historias de esperanza y terror como la diversidad universal pueda ser capaz de aportar.

Su símbolo más hermoso e importante es la Estatua de la Libertad:

¡Dadme a vuestros rendidos, a vuestros pobres
 Vuestras masas hacinadas anhelando respirar en libertad.
 El desamparado desecho de vuestras rebosantes playas
 Enviadme a estos, los desamparados, sacudidos por las tempestades a mí.
 ¡Yo elevo mi faro detrás de la puerta dorada!

Algo tenía este país, que atrajo a muchísimos emprendedores e inventores a sus costas como Tesla, Marconi del telégrafo y el canadiense Bell inventor del teléfono. En los tiempos modernos la cantidad de inventos realizados en tierras norteamericanas son incontables. Inventaron el aeroplano, el automóvil, el camión, las lavadoras de ropa y de platos, los tractores y demás. No puede falta el entretenimiento y los noticieros por medio de la televisión. La lista es interminable.

La impresora láser, Gary Stackweather de Xerox. La computadora personal de Bill Gates y Steve Jobs. La Web y su globalización. El código de barras UPC, George Laurer de IBM. La máquina de resonancia magnética MRI. Los pantalones Levis.  Las cámaras digitales, la pastilla Lipitor anti-colesterol, y uno de mis favoritos: el wifi. Son miles de inventos, producto de una sociedad que valora la inventiva.

En los Estados Unidos, una persona considerada de bajos recursos económicos tiene televisor, microondas, cocina eléctrica y posiblemente un carro. Son sueños imposibles en muchísimos países que no alcanzan a superar la línea de pobreza.

Derechos humanos: En los derechos humanos y civiles también se ha logrado algunos éxitos a pesar del racismo que prevaleció durante muchos años.  Fue aquí donde nació un movimiento “good as you” o movimiento gay. La diversidad es tal que el país tuvo grandes líderes como Martin Luther King que les enseñó la forma en que podía vivirse de forma interracial.  Falta mucho para lograr la equidad total, pero a duros golpes se ha logrado avanzar a pesar de algunos grupos radicales que aun prevalecen. Pero claro está, que para bien o para mal, al ser un país que lidera en el mundo, cualquier conmoción civil, protesta, o movimiento tiene repercusiones inmediatas en muchísimos otros países.

Un viaje soñado: Unos de los mejores, variados e interesantes viajes por tierra, es viajar al norte del estado de la Florida y cruzar al oeste sobre la autopista N° 10 pasando por Texas hasta Los Ángeles. Atravesar el Gran Cañón del Colorado y las reservas indígenas cerca de Santa Fe en Nuevo México, es toda una experiencia por la enormidad del recorrido.  En los Estados Unidos se encuentra una variedad ecológica y climática impresionante.  A veces pareciera que son varios países reunidos en una única y enorme tierra de bonanza y prosperidad.

Parque Nacional de Zión y Sopa de almejas en el muelle de la ciudad.

Otro recorrido impresionante es subir 400 millas al norte hacia San Francisco y retornar a Chicago por la N°80 y N°90. Definitivamente pasar por el Parque Nacional Yellowstone, y luego por el Monte Rushmore y los bustos de Los Presidentes cortados en la piedra de una imponente montaña es toda una experiencia diferente.  Después de conocer todo el oeste, viajar a Washington DC y sus maravillosos monumentos y museos, es el viaje de una vida. El Museo Nacional del Aire y del Espacio de la Smithsonian es estupendo porque en ellos encontramos la historia de la humanidad.  ¡El avión de Lindbergh guinda del techo y se pueden ver las cápsulas de los primeros astronautas!  Luego, ya con 8000 millas de fondo, bajar hacia el sur, de vuelta a Miami, quizás ronde las 9500 millas. Pero en sus anchas carreteras y panorámicas carreteras viajar a 70 u 80 millas por hora casi no se siente. Tragar carreteras es un placer y un descanso excepcional.    Si, son un poco diferentes a las sinuosas callejuelas de Europa o a las nuestras, tipo Escazú, que también para algunos, tienen su encanto.

Cada año, Francia gana el prestigioso primer lugar con 89 millones de visitantes, España 82 millones y Estados Unidos con 80 millones de turistas. Costa Rica es pequeña, pero aún así llegaron 3 millones en el 2019.

Esta es la primera máquina voladora, o sea, una máquina más pesada que el aire, que se elevó a los cielos el 17 diciembre 1903 en las playas de Kitty Hawk, North Carolina por los dos hermanos Wright. El ingenio de estos mecánicos de bicicletas fue hacer muchísimas pruebas de vuelo, para luego refinar el diseño según los resultados de muchos experimentos fallidos.  Este mismo método de experimentar, para luego mejorar un diseño, sigue usándose hoy.

El sueño americano es uno de los preceptos o ideales que guían parte de nuestra cultura y sociedad. El sueño americano suele referirse a los ideales que garantizan la oportunidad de prosperar y tener éxito para lograr una movilidad social ascendente por medio del trabajo y el estudio.  Para muchos latinoamericanos es la única posibilidad de sacar a sus empobrecidas familias adelante, aunque el sacrificio personal sea muy alto.  Los principales sitios de entrada son Miami, Texas, New York, California y sus alrededores.  Son las puertas que se abren hacia la posibilidad de un mundo mejor.  Esto ha sucedido durante siglos.  A ella llegaron los ingleses, los españoles, los irlandeses, los italianos, y los alemanes, trayendo diversidad cultural a sus vastas y desocupadas llanuras, a sus nevadas y profundas zonas montañosas.  Norte América es una mezcla de razas, creencias y valores.

El sueño americano se basa en los siguientes principios o reglas doradas:

  • Democracia.
  • Derechos civiles.
  • Libertad.
  • Igualdad.
  • Oportunidad.

Estos valores resumen los derechos universales que también proclamamos en Costa Rica, una de las más pequeñas y sólidas democracias.

En esta guerra la influencia e intervención europea fue clara, sobre todo la participación abierta de Francia, que apoyo a los independentistas a través de la presencia del marques de La Fayette y de España, desde el inicio con Bernardo de Gálvez.

Quizás en nuestro propio gran país, que es pequeño en tamaño pero grande en reconocimiento y estima mundial, también nos basamos en las tres grandes consignas republicanas originadas en la Revolución Francesa que culmina con la la fortaleza medieval conocida como la Bastilla el 14 de julio de 1789, cuya influencia en el desarrollo de la democracia contemporánea en Occidente sigue marcando los principios de ¡Libertad, Igualdad, y Fraternidad!

No hay que olvidar que la guerra de la independencia aconteció entre los años 1775 y 1783, culminando finalmente con la firma del tratado de París. De modo que los valores democráticos europeos ayudaron a la consolidación de la nueva nación americana.

Como hecho curioso, alguien observó que los países en cuyas banderas están esos grandes colores tricolores, no dejan de ser países en donde el ser humano tiene un mejor porvenir. De hecho el rojo, el blanco y el azul, son los colores de la libertad, de la igualdad para todos, y un estado democrático a favor de su pueblo entero.

También en nuestra bella patria, valoramos esos grandes preceptos. Así se hace patria.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...