Fraser Pirie: ¡La ansiada libertad!

Hoy en día, en Costa Rica se promulgan candidatos de izquierda, de centro y de derecha. El electorado debe escoger el rumbo de la nación.  El pueblo costarricense es sabio y difícilmente va a entregar su libertad personal.

0

Fraser Pirie Robson.

En un día como hoy, 25 de diciembre de 1776, o sea hace 245 años, el general Jorge Washington se atreve a lo impensable. En efecto, con 2400 soldados, 200 caballos y 18 cañones ha decidido atacar a la ciudad de Trenton, Nueva Jersey.

Pero para lograr la hazaña, debe cruzar el peligroso río Delaware, considerado como impasable. Los soldados de George Washington marchan kilómetros para llegar al sitio escogido para forzar la cruzada del río Delaware en lanchas. Trece kilómetros río abajo, cruzando potreros cargados de nieve, bosques congelados, antes de llegar siquiera a la ciudad. Su estrategia fue brillante, pero muy arriesgada. En un silencio total, ya que nevaba, llegan medio muertos ya a la parte alta de la ciudad. Colocan en silencio los cañones e inicia el cañoneo. Las tropas hessianas, muy disciplinadas y exactos en el arte de la guerra, tratan de formar en el fondo de la calle. A su espalda está el río Delaware. Washington los tiene contra la pared. Cuando las tropas continentales inician su ataque, van cuesta abajo y al final del día, un grupo de haraposos congelados, habían vencido a las mejores tropas de Europa.

Ahora cada 25 de diciembre, cientos de personas acuden al parque histórico del cruce de Washington, donde nuevamente año con año, intentan cruzar de nuevo el río Delaware. En realidad, es un gran momento nacional para los norteamericanos, porque recuerdan la lucha y la tenacidad necesaria para lograr la libertad, …la plena libertad.

En Costa Rica nuestro George Washington, fue el gran Juanito Mora Porras, que utilizando el genio propio, se preparó para la invasión que ha de venir. Diplomáticamente no pudo frenar la posible invasión de William Walker, pero sí tuvo la entereza para prepararse. Fue el primer presidente en mandar embajadores fuera del país a representarnos ante otros gobiernos. Del Perú logró las armas más modernas.

De Prusia, los instructores militares. Cuando Juanito Mora lanza la proclama a toda Costa Rica, de todos los pueblos empezaron llegando los voluntarios. El país se unió en alma alrededor de su gesta.

Entonces estas tropas y sus generales tenían algo en común. El gran deseo de la libertad. La libertad es propia de cada persona. Suya es el libre albedrío.

Al lograr la libertad plena en los nuevos Estados Unidos, le rogaban a George Washington que fuera su primer rey. Quizás porque no conocían otro sistema que la monárquica. Pero él enderezó el país e impuso con su autoridad moral y personal, ¡el destino de la nación!

En Costa Rica tuvimos también un vencedor, que al ganar la contienda de 1948, dispuso primero rechazar de plano quedarse como dictador, y de segundo eliminar el ejército nacional de Costa Rica. Es la gestión de grandes hombres y profundos estadistas. Parecido al estadista norteamericano, también enderezó el destino de la nación.

Los últimos 70 años, Costa Rica, los ha vivido en paz y tranquilidad. Si, en Costa Rica amamos nuestra libertad. No fue de casualidad que Julio Sanguinetti al llegar a la conferencia de los presidentes en San José, el 28 de octubre de 1989, proclamó las grandes palabras que siempre resuenan y viven en el corazón de los ticos:

—¡Donde haya un costarricense, este donde este, hay libertad!

Sí, es que el tico respira libertad, vive su libertad, y aman a todos que quieren la libertad.

Ha sido interesante observar las elecciones en la República de Chile. Por un lado un candidato muy preparado y exitoso, admirador de Pinochet, le ofreció al electorado chileno “orden y disciplina”. Excelente ofrecimiento, muy alemán, para que les vaya bien económicamente.

Gabriel Boric, 35 años.

En otra esquina, un joven de 35 años, les ofreció a los chilenos el respeto a los derechos humanos. Los chilenos votaron masivamente por los derechos humanos, que incluyen: ¡las grandes libertades consagradas en las Naciones Unidas como los derechos del hombre!

Desde luego, cuando el verdugo Nicolás Maduro, lo saludó efusivamente ya que es de tendencia de izquierda, el joven Boric le rechazó el saludo por su falta absoluta a los derechos humanos. Me alegró tanto, porque parece que no va a ser un futuro dictadorcillo, que viene sólo a enriquecerse a costa de un pueblo sufrido. Más bien va a ayudar a su pueblo, a las madres y a los padres para que mejoren su estado de vida, porque también eso es un derecho el del hombre. El derecho consagrado, de no sentir temor. Es una de las grandes enseñanzas y derechos de la humanidad.

Hoy en día, en Costa Rica se promulgan candidatos de izquierda, de centro y de derecha. El electorado debe escoger el rumbo de la nación.  El pueblo costarricense es sabio y difícilmente va a entregar su libertad personal. Porque en Costa Rica hemos aprendido las duras lecciones, qué se resumen en la libertad del hombre.

¡Que viva siempre el trabajo y la paz!

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box