Fraser Pirie: Los Cafetaleros

0

Fraser Pirie Robson.

Costa Rica se ha caracterizado por algunos grandes pioneros. Se ubican en todas las industrias y negocios del país. Personas que, con su trabajo y empeño, sacan adelante grandes emporios de trabajo y bienestar.

Los hijos de don Guillermo Peters y doña Klara Scheider. Nacieron y se criaron en San José. Don Guillermo era el administrador de una de las mejores fincas cafetaleras de Costa Rica. La finca La Caja ubicada en donde hoy es el afamado Hospital México, contaba con 700 manzanas con 400 manzanas de café de primera calidad.

Su primera casa ha quedado muy afectada por el terremoto de Cartago de 1910. Los daños causados por ese masivo y continuo tembló trajo destrucción hasta en Santo Domingo de Heredia. Doña Klara esta en la ventana con su hijo mayor Rodolfo Peters.

El mapa nos señala la ubicación increíble de la finca. Al fondo estaba la planta eléctrica Electriona. A la derecha el Hospital México. Los linderos eran el río Torres, río Virilla y el río Tiribi. Por esto, se le conocía como la Hacienda La Caja.

                         

La casa en 1920 y ahora con excelentes cuidados cien años después, ha sido declarada Patrimonio Nacional.

Para el año 1913, ya se han ubicada en la casa grande la finca La Caja. En la foto el señor Ferdinand Vedoua, luego Vedova. El dueño Hans Hubbe, Rudolph, doña Klara con Wilhelm en brazos, don Guillermo Peters y la niña Gertrude. Don Ferdinand se casó con Emmi, hermana de Hans Hubbe. Don Guillermo Peters admira una mata de café arábiga tipo gallegos en flor.

Un descanso en uno de los callejones de la finca La Caja. Circa 1920.

Con la llegada de la era de los automóviles, la familia se da una vuelta por un camino de buena gradiente de macadam. Al lado los árboles refrescan el paisaje y a la derecha los cafetales de la empresa.

Wilhelm, Gertrud, María, el menor Werner y Rudolf con doña Klara.

Estalla la segunda guerra mundial, y todas las personas con ascendencia alemana, italiana y japonesa son detenidos de inmediato. Don Wilhelm se ha casado con doña Ilse Seevers. Nació Manfred. El 18 de enero de 1943, nace Eckhart y le dan permiso al joven Wilhelm de llevar a doña Ilse al hospital para dar a luz. Cuando regresa, todos los internados han sido enviados a Puntarenas para luego ser enviados al campo de detención en Cristal City Texas.  Wilhelm vuelve a su casa en La Uruca y se queda por un año escondido hasta que alguien informa. Su padre le escribe al Dr. Calderón Guardia una carta, redactada por don Ricardo Jiménez Oreamuno, expresidente, para que no se lleven a don Wilhelm, pero siempre lo detuvieron. En setiembre de 1944, se lo llevaron al Canal de Panamá y luego a Bismark, North Dakota.

Su hermano don Werner se casa en diciembre de 1942 con doña Ana Steinvorth y juntos salen al exilio.

Fort Lincoln, Bismark, North Dakota. En 1943-44 don Wilhelm ha sido internado en este campo. Al mal tiempo, buen ánimo. En Bismark 1944.

Don Rodolfo Peters como embajador ante Brasil. Fue muy importante en las negociaciones para la formación de la Organización Internacional de Café en 1958.

Cuando vuelven a Costa Rica, los tres hermanos, Rodolfo, Wilhelm y Werner, compran una finca en Sarchí con base en préstamos bancarios. Rodolfo se separa y compra la finca Zetillal, en el distrito de Santa Barbara de Heredia. Rodolfo no podía comprar La Eva porque fue suya originalmente y había prohibición de volver a sus mismas fincas una vez expropiadas o vendidas durante la guerra. Pero con el apoyo bancario, Wilhelm y Werner compran la Eva en 1951. La meta era trabajar con mucho ahínco y levantar las nuevas haciendas.

Don Wilhelm enseña a otros productores de café las bondades de los nuevos sistemas de plantación en 1958.

Por su parte don Werner le da explicaciones a otro grupo de caficultores. El conocimiento cafetalero adquirido se ha compartido entre todos.

¡El 4 de enero de 1959!

La buena cosecha 1958-1959 ya ha entrado al beneficio La Eva en Sarchí. Los trabajadores ya expertos en el proceso del secado al sol extienden el pergamino para darle ese último repaso al sol. Ha sido una buena cosecha.

Esa noche del 4 de enero de 1959, de alguna manera desconocida se empieza a quemar el beneficio. Con secadoras llenas de café en proceso y las bodegas llenas, el siniestro trae una gran destrucción y mucho dolor.

Se aprecian las bodegas con pisos y paredes de madera con daños totales. El café preparado para la exportación se ha perdido.

¡La bodega del café de la cosecha 1958-1959 se ha quemado la noche del 4 de enero de 1959!

Toda la comunidad cafetalera del país esta devastada con la noticia. Los bancos y las instituciones del país se lanzan a ayudar a la familia Peters a empezar de nuevo. Efectivamente, la familia de los hermanos Peters se han ganado el respeto y el favor del país.

En la gran reconstrucción del beneficio, los trabajadores de la empresa hacen fila para pasar concreto hacia la nueva construcción.

La familia Peters llegará a exportar el 9% de la producción nacional. Eso es resultado de mucho amor al trabajo y produciendo el excelente café de Sarchí.


COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
La Revista es un medio de opinión libre y gratuito, pero necesitamos su apoyo, para poder continuar siéndolo Apóyanos aquí
Holler Box