Esta exposición, que reúne las obras de Jacob Agüero, Marcela Díaz, Juan Carlos Ruiz, y Luis Tenorio y Rosalía Waisman, nos sumerge en un viaje a través de las distintas expresiones artísticas que exploran la conexión entre el alma y la abstracción urbana.

Esta exposición abierta al público hasta el 30 de diciembre, es más que una simple muestra de arte contemporáneo; es una invitación a explorar las complejidades de la experiencia humana, desde la naturaleza hasta la vida urbana, las emociones, las fuentes de inspiración y la vulnerabilidad. A través de estas obras, los artistas nos desafían a reflexionar sobre nuestros propios estados emocionales, miedos y la posibilidad de encontrar belleza en la vulnerabilidad y la superación personal.

 

Encuentros entre el alma y la Abstracción Urbana

Jacob Agüero

La obra de Jacob Agüero, se divide en dos mundos como el mismo afirma: su niñez en el campo y de adulto en la ciudad.

Cuando observamos la obra de Agüero, nos traslada de inmediato al caribe costarricense, la exuberante vegetación, su verdor colorea, las fincas bananeras. En su obra vemos esos vibrantes colores que danzan en el lienzo, logrando evocar la naturaleza y al hombre, sus raíces y culturas nos acerca a este caribe a veces olvidado.

Por otra parte, el lienzo soporta el fuerte golpe del pincel, lo grafitea, tacha y va adquiriendo rugosidades, nos traslada al entorno urbano. Acá donde se encuentra la selva de concreto lleno de elementos banales y profanos. Transeúntes y voces anónimas se conjugan en los cuatro puntos cardinales, tendidos eléctricos, edificaciones, carteles publicitarios. Construcciones humanas que forman parte del paisaje urbano habitual.

Agüero en este punto construye, pero desde su imaginario, entre lo real e irreal entre lo onírico y lo fantástico, llegando a esa visión del mundo que habita a través del enigma de ese presente que cambio su estado de contemplación y posiblemente el de nosotros que observamos su obra.

 

Universo de emociones
Marcela Díaz

“Universo de Emociones” tiene como objetivo principal fomentar la aceptación de nuestros estados emocionales, tal y como son, sin juzgarlos. Simplemente como una energía que fluye, meros estados mentales.

Mi obra, diseñada para ser contemplada, refleja una gama de emociones unidas por un tema en común, que surge durante el proceso creativo, otorgándole un espacio y comprendiendo su naturaleza efímera, esencialmente dando a entender que todo es transitorio. Esta comprensión es esencial para nuestro bienestar…

Invito a los observadores a detenerse, respirar profundamente y conectarse consigo mismos y se pregunten.

¿Qué emoción les despierta?

 


Periplos
Juan Carlos Ruiz

¿De dónde viene la inspiración?
Es una pregunta habitual.
No es magia, ni un proceso de una sola formula.

La inspiración nace como un producto de la relación del artista con el entorno, cuando abandona su zona de confort y se alimenta de nuevas experiencias.

El artista crea antologías de imágenes y símbolos a partir de su periplo por la vida con las cuales alimenta esa inspiración.

La colección “periplos” recopila un pequeño muestreo de momentos que forman parte del proceso creativo. Son fragmentos de realidad qué se integran a ese imaginario personal para más adelante ser usados como semillas gestoras de alguna serie pinturas o proyecto nuevo.

 


Desnudos, Temores y Flores
Luis Tenorio (TENORIO)
Rosalía Waisman

Esta exposición plantea un llamado a la reflexión, una invitación a explorar y abrazar los
miedos más profundos que yacen en nuestro ser. ¿Es posible descubrir belleza al
exponer nuestras vulnerabilidades más íntimas?

Luis Tenorio (TENORIO) nos presenta seis dibujos de figuras desnudas,
trazados con suavidad y fragilidad en papel artesanal casi transparente, recordándonos
la delicadeza inherente de la existencia humana. Acompañando a estas figuras,
encontramos insectos, criaturas que suelen evocar temor y repulsión, pero que aquí se
convierten en metáforas visuales que representan nuestros miedos y trastornos
personales aún sin resolver.

Rosalía Waisman, por su parte, da vida a estos mismos insectos a través de cerámicas,
cuidadosamente pintadas con colores suaves y enriquecidas con decorativos detalles
florales y arabescos. Estas representaciones simbolizan la posibilidad de
transformación, donde los colores tenues nos susurran sobre la esperanza y el cambio
positivo, mientras que las flores evocan la promesa de crecimiento y renovación.
Los insectos, ahora revestidos de belleza y elegancia, emergen como símbolos de la
superación de nuestros miedos, demostrando cómo podemos encontrar belleza incluso
en lo que antes nos inquietaba profundamente.

La disposición de los insectos “caminando” por las paredes y los dibujos que cuelgan,
buscan crear una experiencia inmersiva. Rodeados por estas obras, les invitamos a
considerar cómo abrazar y liberar sus temores para encontrar belleza y paz en la
vulnerabilidad y la superación personal.

Celebramos la capacidad inherente al ser humano para transformar lo negativo en algo
positivo, para descubrir belleza en lo que a menudo se percibe como inusual, y para
abrazar con valentía la fragilidad como un componente esencial de nuestra experiencia.

¿Y si reconocemos, liberamos, transformamos y nos reconciliamos con nuestros bichos
internos?


Los artistas desafían a los visitantes a reflexionar sobre sus propios estados emocionales, miedos y la posibilidad de encontrar belleza en la vulnerabilidad y la superación personal. No se pierdan la oportunidad de participar en esta experiencia artística única que celebra la diversidad de expresión y ofrece una mirada profunda a la conexión entre el alma y la abstracción urbana. Los esperamos con entusiasmo en la Galería Talentum para compartir juntos este viaje artístico inspirador. ¡Hasta el 30 de diciembre!

Galería Talentum está ubicada en Avenida 9, Calle 11, Barrio Otoya, San José, 10101, Costa Rica.

Por Galeria Talentum

Es una galería de arte que tiene espacio expositivo donde se realizan muestras individuales y colectivas tanto en formato bidimensional como tridimensional. El proyecto artístico se ha acompañado con un proyecto gastronómico; desde julio del 2022 compartimos casa con el Restaurante Orvieto.