Gioconda Belli.

Nos han cancelado la personería jurídica del Festival Internacional de Poesía de Granada (Nicaragua) Casi 20 años de hacer ese festival con amor, con trabajo voluntario de la directiva, con alegría y llevando la poesía a los miles que participaban felices en Granada.
Cada año llegaban más de cien poetas de todas partes del mundo.
Cada año “enterrábamos” con un carnaval de lujo y leyendo poemas en cada esquina de Granada, cosas como la ignorancia, la mentira, la violencia contra las mujeres. Hubo talleres de escritura, presentaciones de libros, micrófono abierto para los poetas aficionados, feria del libro, feria de artesanía. Esa semana Granada se convertía en la capital de la poesía del mundo. Fue una belleza de Festival.
Cada año entregó sus papeles a gobernación en tiempo y forma, pero el último año se negaban a recibirlos para ahora pretextar que no se cumplieron esas formalidades.
Lo que está pasando en nuestro país es una tristeza, una puñalada cotidiana a los esfuerzos de miles por darle a Nicaragua desde la sociedad civil lo que el gobierno jamás le podrá dar desinteresadamente.
Lo de cancelar el Festival es la negación de la alegría y la poesía.
Pero llegará el día cuando enterremos la crueldad y la dictadura y volvamos a leer poesía en cada esquina de Granada, en plena libertad.