Gloria Bejarano: La responsabilidad de elegir al candidato

Comparto mi opinión sobre la responsabilidad de elegir el candidato presidencial para las próximas elecciones.

0

Gloria Bejarano Almada.

Inicia la carrera electoral y comienzan a surgir candidatos, propuestas, ideas, alianzas, negociaciones, descalificaciones y por supuesto, insultos.
Podemos enfocar nuestro esfuerzo en los próximos meses en encontrar las razones por las cuales una persona no merece ocupar un cargo de elección popular y enfrascarnos en una lucha sin tregua que lleve al electorado a una mayor apatía y desilusión o preocuparnos por identificar los graves problemas que tenemos para luego buscar la persona idónea para liderar el cambio.
Con esto no digo que no es importante revisar los antecedentes de las personas, por el contrario, debemos estar seguro de las calidades, cualidades y capacidad de aquellos que aspiran a ocupar cargos públicos, pero paralelamente debemos de hacer un análisis exhaustivo sobre los problemas que aquejan al país, los importantes, los que nos mantienen anclados en el tercermundismo, los que impiden la reactivación de la economía, la generación empleos bien remunerados y la atención a los sectores más pobres y necesitados del país.
Se avecinan tiempos difíciles y tenemos que estar preparados para enfrentarlos con lideres que sean capaces, ante todo, de mantenernos unidos alrededor de un mismo objetivo: retomar el camino al desarrollo, reformar el Estado y proteger nuestra democracia de los movimientos extremistas que conducen a la estéril confrontación.
La contienda, no puede convertirse en un circo a través del cual se manipule a los electores con temas irrelevantes, secundarios… distractores que hacen que la discusión se torne más emocional que racional.  La prioridad debe ser identificar los graves problemas que tenemos en el país para que sean analizados con seriedad, honestidad y conocimiento; no hay espacio para el populismo, el mesianismo, la politiquería o el protagonismo egoísta y calculador.   En este sentido, los formadores de opinión pública tienen la grave responsabilidad de coadyuvar a la discusión de temas de interés nacional.
Una vez que tengamos claridad sobre los problemas más apremiantes, será momento para analizar la oferta electoral que va más allá del candidato presidencial.  Los costarricenses debemos conocer las calidades del aspirante tanto como a las personas que formarían gobierno con él, sus propuestas y la viabilidad de estas, pues no podemos ignorar que muchas de las decisiones deben pasar inevitablemente por el consenso o la negociación.   Ignorar esto es no tener conocimiento de cómo funciona la política que, en última instancia, es el arte de gobernar.
Costa Rica necesita, en las próximas elecciones, escoger entre personas que reúnan las cualidades que hacen de un gobernante un Estadista, una persona experta en asuntos de Estado o instruida en materia de la politica.  Puede o no ser un político, lo importante es que sea una persona con una vida pública y privada ordenada, honesta con sus principios, con capacidad para liderar, firmeza para guiar un equipo de gobierno competente y cercanía con un pueblo ayuno de liderazgos.  Necesitamos un líder que pueda despertar confianza, respeto en su capacidad gerencial y un amplio reconocimiento de su experiencia para el manejo de la cosa pública.
Un líder no es solo aquel que se expresa bien o el que motiva a las masas diciéndoles lo que quieren escuchar, un líder es el que es capaz de lograr el consenso para hacer aquello que es difícil y doloroso, pero necesario para resolver los problemas; es el Estadista con claridad para entender el alcance de cada una de sus decisiones, las consecuencias que se derivan de ellas y el valor para asumir su responsabilidad.
Se ha dicho con insistencia que la mayor corrupción es postularse para un cargo para el cual no se está preparado, pero es el elector el que lo lleva al cargo, es usted soy yo, con nuestro voto, los responsables de su elección.
Reza el dicho popular “Cada pueblo tiene el gobierno que se merece”. Los costarricenses tenemos la bendición y la oportunidad de escoger al próximo gobierno, hagámonos merecedores de un buen gobierno asumiendo con responsabilidad el proceso electoral, analizando a cada uno de los prospectos, evitando caer en la manipulación de quienes usan el insulto, la desinformación y el sensacionalismo para distraernos de lo que es verdaderamente importante en la próxima elección.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...
Holler Box