Gloria Cardenas Miranda, Asesora en Educación

El Instituto Mixto  de Ayuda Social, ente encargado de administrar el  programa becas Avancemos,  apoyan  a las personas estudiantes que requieran ayuda monetaria según condición socioeconómica,  va desde 18.000 mensuales para alumnos de primaria-FONABE  y   un apoyo de 30.000 a 40.000 para alumnos de secundaria, el mismo se sustenta mediante” la ley N. 9617 Fortalecimiento  de las Transferencias Monetarias Condicionadas del Programa Avancemos, coadyuva a la inclusión, la permanencia, la asistencia y la reincorporación al sistema educativo de las personas estudiantes.

Asimismo, se establece la integración del Consejo de Coordinación  de Avancemos conformado por el Ministerio de Educación Pública (MEP), el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) y el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS).

Para el 2023, el Consejo de Coordinación acordó que solo se le continuará brindando  este beneficio a quienes estén cursando primaria y secundaria  y que estén en condición de pobreza extrema o pobreza básica, según  el Sistema Nacional de Información y Registro Único de Beneficiarios  del Estado (SINIRUBE).”    IMAS, 2024.

Ahora bien, una pensaría que con la ley N. 9617, efectivamente se le van a brindar algún tipo de becas a más de 600 mil estudiantes en estado de vulnerabilidad, (pobreza básica y pobreza extrema); al Ejecutivo se le ha  complicado o no ha querido  cumplir  totalmente  con este objetivo, es un deber ético-social el brindarlo.  El  no hacerlo  surge la pregunta ¿dónde está el Estado Social de Derecho?  es solo un nombre  muy bonito pegado con 4 alfileres.

Los señores Diputados Monserrat Ruiz, Kattia Rivera, Sonia Rojas (PLN), Jonathan Acuña (FA) y otros han sido muy vehementes defendiendo con argumentos sólidos en el plenario Legislativo, Programa  Estado Nacional (canal 7)  y otros espacios, expresando que las becas han sido recortadas. Los señores diputados han indicado con datos del mismo IMAS, que en 2022 la meta de becas avancemos fue de 384 mil becas y para el 2023 y este año bajo a 274 mil, 110 mil becas menos.  Sin lugar a dudas, Don Nogui Acosta aplicó el recorte presupuestario, pasó tijera larga y afiliada sin ningún remordimiento.

Recientemente ante este panorama 40 diputados suscribieron  una  moción, incorporaron en el  presupuesto extraordinario 12 mil millones al IMAS y así puedan dar las becas correspondientes.

Ahora bien, le corresponde a Don Nogui girar el presupuesto aprobado al IMAS, sin embargo, el Diputado Acuña, tiene serias dudas que lo haga.

El no dar las transferencias monetarias a los alumnos, implica a corto y mediano plazo que  los estudiantes crucen en mucho, a la  acera del sicariato, donde los están esperando con los brazos más que abiertos y lo triste de esta situación es que los jóvenes tienen corta vida en esta actividad  ilícita, ya que el Estado no les ofrece las  oportunidades educativas  idóneas que por Constitución Política tienen derecho.

Por ello  sorprende sobremanera, que el ministro de Hacienda Don Nogui  Acosta exprese  a viva voz, sin ningún sonrojo   tanto en la Asamblea Legislativa, medios de comunicación, la “mal  llamadas conferencias de los miércoles” que el presupuesto asignado a las becas avancemos lo denomine    un gasto social, cuando en la realidad real, es una  inversión desde el marco de la legalidad.

Tanto el presidente de la República Don Rodrigo Chávez  como Don Nogui Acosta, han equivocado el camino, solo piensan con cumplir  la deuda/PIB, cifras macroeconómicas, abandonando la inversión social, no les importa que los estudiantes  lloren de hambre y sus madres en su desesperación  no saben qué hacer, ya que tienen plena  conciencia  que  con el estómago vacío ningún estudiante aprende.   El Ejecutivo le queda debiendo muchísimo a la señora de Purral.

Es decir, visten  a un santo abandonando al otro, no hay equilibrios, lo estamos viviendo con la  canasta básica cara, medicamentos caros,  citas lentas  en los hospitales,    inseguridad galopante, desempleo, difícil acceso a vivienda propia,  agro en el limbo,  Red de Cuido, Becas avancemos que  aún no  desembolsan  lo correspondiente, como si el dinero fuera de Don Nogui cuando literalmente les pertenece a los estudiantes y   la cereza en el  pastel   una educación Pública de pésima calidad.

Serán  estas variables, la economía jaguar  de la que habla el Ejecutivo o estamos confundidos.