Gloria Cardenas Miranda, Asesora en Educación

En el año 2013 la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) propuso el Día Internacional contra el Bullying, con el propósito de sensibilizar, concientizar sobre las causas, consecuencias y riesgos que conlleva esta práctica.

El Ministerio de Educación Pública , tiene en su haber distintos protocolos de actuación para la atención de situaciones de violencia y riesgo en los distintos Centros Educativos, los mismos están mediados pedagógicamente y están enlazados por temas esenciales de convivencia , siendo instrumentos sencillos de utilizar como también prácticas que buscan apoyar al personal técnico pedagógico, administrativo, estudiantes y la comunidad educativa en general y así de esta forma puedan enfrentar de la mejor manera estas situaciones o amenazas ; al momento me voy a referir a uno de ellos el “bullying” a nivel holístico.
El “bullying o acoso” es una forma de violencia, de discriminación de unos estudiantes hacia otro u otros por sus características o su forma de vida a saber: Orientación sexual, identidad de género, nacionalidad, situación migratoria, etnia, sexo, condición socioeconómica, condición de salud, discapacidad, creencias religiosas, opiniones, prácticas basadas en estigmas sociales, embarazo entre otras. La situación del “bullying” es presenciado por observadores o testigos.
La violencia puede ser de tipo verbal, físico, psicológica, de índole sexual, material o cibernética.
El concepto de “bullying” tiene las características siguientes:

  • Es intencional: de uno o varios compañeros (as) hacia otro(a) para causar dolor y sufrimiento.
  • Relación desigual o desequilibrio de poder: la víctima se percibe vulnerable, desprotegido(a) y sin los recursos del agresor o agresora.
  • Se da forma repetida y continua.
  • Se da entre pares o iguales.

Importante evidenciar cuando un estudiante está sufriendo de “Bullying” los principales signos son:

  • Baja autoestima, timidez repentina, cambio de humor, inseguridad, poca voluntad para interactuar con los demás. Presencia de lesiones físicas.
  • Deseo de no asistir al Centro Educativo, bajo rendimiento académico, alteraciones en su patrón de alimentación, ansiedad y dependiendo de la evolución del acoso la presencia de depresión y en muchos casos llegar hasta al suicidio sino son atendidos a tiempo por parte de las autoridades de la Institución,

Padres de Familia o encargados.

Según los datos de la Contraloría de Derechos Estudiantes-MEP, va en aumento las situaciones atendidas por este fenómeno psicosocial, en el período 2022 (01-01-22 al 31-12-22) fue un total 295 de situaciones atendidas y los principales porcentajes corresponde a un 37.97%
Escuela Diurna y un 33.56% Académico Diurna y en el período 2023 (01-01-23 al 31-12-23) atendieron un total de 388 de situaciones atendidas en los distintos Centros Educativos del país, donde los mayores porcentajes están concentrados en Escuela Diurna con un 41.75% y en Académico Diurno (Colegios) con un 34.02%., es decir los datos arrojados se concentran en la Escuela Diurna, nuestros niños están teniendo este tipo de prácticas conductuales inadecuadas.

Este fenómeno psicosocial , es multifactorial, está implícito en nuestro tejido social, de allí la importancia de trabajar en el enfoque de prevención integral, el mismo está centrado en el fortalecimiento de las habilidades para la vida, es decir empoderarlos en autoestima, manejo de las emociones, comunicación asertiva, presión de grupos entre otros aspectos.

Importante el papel que realizan los Departamentos de Orientación, los Equipos Interdisciplinarios en seguir aplicando según corresponda este protocolo, a nuestros estudiantes los cobija el Código Niñez y Adolescencia; necesario seguir fortaleciendo la Escuela para la Familia.

Necesitamos construir estilos de vida saludables, que conduzcan a la autorrealización, al trabajo productivo del estudiante.

Sin embargo, cuando observamos a la ministra de Educación ni siquiera ha presentado el documento por escrito de “Ruta de la Educación”, sigue recortando el presupuesto aún más, para el 2025 a un 4.7% PIB, estamos a punto de un cierre técnico, el escenario es complicado.

Sra. ministra “sin cacao no hay chocolate”, por Ética debe dejar su silla.

editor5

Por editor5

La Revista CR el medio de opinión de Costa Rica