Google quiere ser nuestro próximo banco y ofrecerá cuentas corrientes a partir del año que viene, según el WSJ

Apple trabaja con Goldman Sachs para su Apple Card, Facebook está inmerso en el desarrollo de su criptomoneda Libra y Amazon ofrece desde hace tiempo distintos préstamos. Ahora es Google quien quiere entrar de lleno en el mercado financiero. Según informa el Wall Street Journal, Google ofrecerá sus propias cuentas corrientes a partir del año que viene.

El proyecto llega con el sobrenombre de ‘Cache’ y contará con la ayuda de Citigroup, una empresa de crédito estadounidense. No es la primera incursión de Google en el sistema financiero, pues desde hace años ofrece Google Pay para pagar con el móvil. Pero esta vez sería diferente, pues Google no solo actuaría como intermediario, sino que se ofrecería directamente para almacenar nuestro dinero, poder realizar transferencias y actuar de forma más parecida a una entidad financiera al uso.


‘Cache’, el banco de Google llegaría el año que viene junto a CitiGroup

«Nuestro enfoque será asociarnos profundamente con los bancos y el sistema financiero», explica Caesar Sengupta, VP de Google Payments. «Puede ser un camino un poco más largo, pero es más sostenible». Por lo que apunta el WSJ, la idea de Google es dejar en manos de los bancos algunas de las funciones e incluso la imagen de marca, pero tener acceso al dinero para poder realizar movimientos directamente, sea a través de los pagos móviles o integrándose en los asistentes de voz.

Cambiar de banco no es un movimiento habitual y Google deberá enfrentarse a la desconfianza que provoca ofrecer datos tan sensibles como los movimientos financieros. Y es que estos datos son muy relevantes, pues tener acceso a la cuenta corriente significa conocer qué compramos, cuánto pagamos y a quién. Habrá que estar atentos a la posición de los organismos reguladores, que serán quienes acaben vigilando que estos datos no sean utilizados para conseguir una ventaja competitiva.

Según informa Sengupta, Google pretende ofrecer un sistema de gestión moderno y crear sistemas de recompensas económicas, pero no acceder a los datos financieros de los usuarios. Según explica, Google Pay no aprovecha los datos para publicidad y no comparte estos datos con anunciantes.

La firma de consultoría McKinsey & Company realizó un estudio sobre la confianza en las empresas tecnológicas para los servicios financieros y el 58% de los usuarios contestó que sí confiaban en Google para ello. Un porcentaje superior al de empresas como Facebook o Apple, aunque inferior al de Amazon.

En Europa, Google ya actúa como fintech

Google Bank

Según las estimaciones de Juniper Research, Google Pay va en camino de alcanzar los 100 millones de usuarios a nivel mundial en 2020. Una enorme cantidad de usuarios que sería el motivo que tendría Citigroup para participar en este proyecto, pues consideran que podría ayudarles a aumentar su clientela más allá de los lugares donde tienen presencia física.

En Europa, a finales del año pasado, Google consiguió una licencia en Lituania para operar como fintech. Esa autorización permitía a Google Payment Lithuania UAB, ofrecer diversos servicios financieros de interés como emitir dinero electrónico, manejar monederos electrónicos, efectuar transacciones de pago, remesas internacionales, servicios de depósito y retiro de efectivo o transferencias de débito directo y crédito. Una serie de funciones que se asemejan a lo que podría empezar a ofrecer Google a gran escala a partir del año que viene.

 

El artículo Google quiere ser nuestro próximo banco y ofrecerá cuentas corrientes a partir del año que viene, según el WSJ ha sido publicado originalmente en por Enrique Pérez

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...