Guillermo Zúñiga: ¿Dónde va Vicente? ¡Al ruido de la gente! 

Lo he dicho antes, el ajuste que se está aplicando es recesivo. ¿No se dan cuenta que estrujarle el salario a las personas, golpearle sus ingresos, lo único que logra es apachurrar la economía? Y crea desánimo en la gente. Por dicha se dio este reconocimiento del  Banco Central. Ojalá que esto signifique una corrección de la política económica.  ¿Seguirá Vicente apretando a la gente?

Guillermo E. Zúñiga ChavesEconomista.

A finales  del año pasado se empezó a repetir que la desaceleración de la economía que se observaba ese año, estaba asociada con temas climáticos y con la situación política de Nicaragua que afectaba el intercambio comercial con Centroamérica (como factores externos) y a la huelga de las organizaciones sindicales por la ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (como factor interno). Este argumento se repitió por todos los frentes; desde las esferas oficiales hasta por los representares de la economía ortodoxa: editoriales, comentaristas, entrevistados, conferenciantes, analistas, opinantes y un largo etcétera.

Si estas fueran las explicaciones, debo decir que sobre el frente externo es poco lo que podemos hacer. Entonces lo que queda es atacar las huelgas. Me imagino que el proyecto sobre las huelgas forma parte de los planes de reactivación. ¿Será?

Recientemente desde Casa Presidencial se empezó a argumentar que la desaceleración de este año se debe a factores de la economía global; es decir, nada tiene  que ver la política económica que se sigue.

DEMANDA INTERNA. En noviembre del año pasado, desde este mismo espacio señalaba que la “demanda interna ha caído; el dinero no alcanza”  (Necesitamos un País Unido, Nov. 10, 2018). Y en otras ocasiones he insistido que “Si se estruja la economía se estruja el bolsillo de los costarricenses y cae la demanda.” (Tiempos Difíciles, Jun. 15, 2019).

PERO VICENTE SEGUÍA CAMINADO… POR LA MISMA RUTA. Disfrazado de supuestas “objeciones teóricas” (sobre la vigencia o no del keynesianismo, por ejemplo) insistían en las mismas explicaciones.  Y el Banco Central aumentó la liquidez del sistema y bajó las tasas de interés, porque piensan que la política monetaria es suficiente para reactivar la economía. Pero el crédito al sector privado no aumenta, pues los empresarios no encuentran a quién venderle y los consumidores están hasta la coronilla de deudas. ¿Les irá a funcionar?

EL CENTRAL REPLANTEA. Hasta que vino el informe que publicó esta semana el mismo Banco Central, donde señala que “…continúa la pérdida de dinamismo observada desde el segundo semestre de 2018. Este resultado se asocia principalmente con la evolución de la demanda interna y en menor medida con la demanda externa…” (BCCR, Evolución del PIB real y la balanza de pagos en el segundo trimestre de 2019; Set. 30,  2019). Al fin cayeron en cuenta: ¡es un asunto de la demanda interna! Los datos  muestran que el consumo de los hogares se contrae y que hay un desplome dramático en la inversión (-6,9% variación interanual).

A CONFESIÓN DE PARTE, RELEVO DE PRUEBA. Este reconocimiento que hace el Central es muy importante.  Pues es necesario tener claro qué es realmente lo que está pasando, para poder atenderlo de la mejor manera. Un mal diagnóstico, puede llevar a una pésima medicina y empeorar al paciente.  ¡Hay que ponerle cuidado al mercado interno!, esto es, al consumo y a la inversión locales, tanto pública como privada.

SITUACIÓN MUY COMPLEJA. También a finales del año pasado advertía que “Lo que tenemos al frente es muy complejo. La aplicación de nuevos impuestos, la política salarial restrictiva en el sector público, el recorte de gasto público, la menor demanda estatal por bienes y servicios, serán factores que afectarán el desempeño económico. El endeudamiento adicional que el Gobierno Central necesita, va a significar más pago de intereses hacia futuro, con lo que quedarán menos recursos para los programas de desarrollo”. (¿Y la reactivación económica?, Dic. 15, 2018).  Este cuadro dibujaba una política que reduciría la demanda interna. ¡No se le puso cuidado al mercado interno! 

CONCLUYO. Lo he dicho antes, el ajuste que se está aplicando es recesivo. ¿No se dan cuenta que estrujarle el salario a las personas, golpearle sus ingresos, lo único que logra es apachurrar la economía? Y crea desánimo en la gente. Por dicha se dio este reconocimiento del  Banco Central. Ojalá que esto signifique una corrección de la política económica.  ¿Seguirá Vicente apretando a la gente?

Si le interesa recibir información diariamente:


Guillermo E. Zúñiga Chaves
El autor es Académico, economista, consultor, Ex Ministro de Hacienda y Ex Diputado
Notas al tema

Del mismo autor le podría interesar:

 

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...