Hemos descubierto una nueva especie humana: el ‘Homo luzonensis’ vivió hace más de 67.000 años en Filipinas

Xakata. La familia del Homo crece. A neandertales, denisovanos, hombre de Flores, erectus y sapiens se les acaba de sumar un nuevo miembro, el Homo luzonensis. Los hallazgos de diferentes huesos y dientes en una cueva de Filipinas nos dan indicios de que podríamos estar ante una nueva especie que vivió hace más de 67.000 años en la isla de Luzón, de ahí el nombre por el que se les ha bautizado.

Un total de trece huesos y dientes extraídos de la cueva de Callao en la isla filipina de Luzón apuntan a la existencia de una nueva especie humana. Los diferentes Homo encontrados hasta ahora cuentan con una serie de características antropológicas que los diferencian lo suficiente como para ser una especie diferente. Los restos encontrados en la cueva de Callao presentan características que no se han visto antes, de ahí que se considere una especie nueva. En la actualidad, de todas las especies conocidas, sólo el Homo sapiens (nosotros) ha sobrevivido a la extinción.

El descubrimiento de Homo luzonensis no es algo de los últimos días, comenzó en 2010 con la aparición del hueso de un pie humano. Si bien con ese primer hueso no se pudo determinar si estábamos ante una nueva especie, sí que sirvió para tener una evidencia de presencia humana en la isla. Las excavaciones en la zona dieron como resultado la aparición de otros 12 huesos y dientes. Todos los ítems descubiertos se ha concluido que forman parte de tres individuos diferentes (dos adultos y un niño). Eso sí, no se ha podido extraer el ADN para conocerlos en detalle.

El Homo luzonensis parece haber sido especialmente pequeño, como el Homo floresiensis, apodado como Hobbit por su pequeño tamaño. El Homo luzonensis podría haber sufrido un proceso evolutivo conocido como enanismo insular, donde debido al acceso limitado a los recursos que se da por las situaciones geográficas, el cuerpo se redice de forma significativa generación tras generación. A pesar de todo, en el caso del Homo luzonensis aún no hay evidencias certeras de que se haya producido dicho enanismo insular.

Callao Cave Archaeology Project Diente
Los dientes de del Homo luzonensis hallados en la isla de Luzón, Filipinas. Vía Callao Cave Archaeology Project.

El posible origen y extinción de Homo luzonensis

Surgen diferentes teorías sobre cuál fue el origen de esta nueva especie Homo y cómo se extinguió. La teoría más barajada ahora mismo sobre su origen es que el Homo luzonensis descienda de Homo erectus, que migró desde el continente africano a Euroasia hace más de 1,8 millones de años. De forma similar al Homo floresiensis, habría tenido una evolución independiente debido al aislamiento en la isla de Luzón. El tamaño de algunos de los dientes y huesos de las manos explicarían dicha teoría.

Callao Cave Archaeology Project Meta
Uno de los huesos del Homo luzonensis hallados en la isla de Luzón, Filipinas. Vía Callao Cave Archaeology Project.

Su desaparición puede darse por diferentes factores (Jared Diamond tiene un interesante libro sobre ello), tanto ambientales como sociales. La mayoría de los huesos encontrados en la cueva de Callao tienen una antigüedad de entre 67.000 años y 50.000 años. Una antigüedad similar a Homo floresiensis, que desapareció en el momento en el que el Homo sapiens llegó al continente asiático. Esto podría indicar que nuestra especie tuvo algo que ver con la desaparición tanto del Homo floresiensis como del Homo luzonensis.

Conocer la historia de nuestros parientes nos permite entender mejor nuestra propia evolución como especie. El Homo luzonensis presenta algunas características hasta ahora no vistas, y podría ayudarnos a comprender por qué sólo el Homo spaiens ha conseguido sobrevivir hasta la actualidad.

Vía | BBC
Más información | Nature

Hemos descubierto una nueva especie humana: el ‘Homo luzonensis’ vivió hace más de 67.000 años en Filipinas

ha sido publicado originalmente en por Cristian Rus

También podría gustarte

Comentarios

Cargando...