Inés Revuelta: Bicentenario de Costa Rica – el Ideario de la Patria

0

Inés Revuelta Sánchez, Académica UNA.

En las últimas semanas hemos reflexionado acerca de los grandes desafíos que tiene nuestra Costa Rica al cumplir 200 años de vida independiente, los cuales sistematizo en un  Ideario por y para la Patria:

  1. La democracia bicentenaria debe apostar por incorporar las múltiples visiones que coexisten en la sociedad de forma amplia e inclusiva. Hay que construir espacios de diálogo transparentes y representativos que valoren el pluri y multi culturalismo social. Para preservar la salud democrática es imperativo replantearse los mecanismos de representación y no criminalizar la protesta social.
  2. Los retos educativos que tenemos como país, demandan la construcción de un pacto social por una educación incluyente, innovadora y de calidad. Para ello, se requiere articular el sistema educativo para obtener mayor trazabilidad y detectar quienes, cómo y dónde están las personas excluidas del sistema educativo. Nuestra educación es un derecho humano inalienable, como inalienable es que nadie se quede atrás.
  3. La Cultura como base del tejido social debe incluir a todas las poblaciones, etnias y culturas representadas en el país. Esto conlleva su forma de organización, sostenibilidad económica, oportunidades de educación e impacto en la vida de las comunidades. Hacer Cultura es hacer Patria y por lo tanto, no puede quedar invisibilizada ni desprotegida en medio de una crisis económica y social.
  4. El sistema de salud es la base del Estado social. El éxito en su fortalecimiento y en la reducción de las desigualdades sociales parte precisamente, de un sistema altamente descentralizado que mejore los indicadores de salud, especialmente en aquellos cantones con los menores índices de desarrollo humano.
  5. La feminización de la pobreza y el desempleo debe abordarse integralmente desde la niñez para que el país revierta los dolorosos datos que tenemos en la actualidad. Una política pública que asuma interinstitucionalmente la articulación de acciones tendientes a garantizar la igualdad de condiciones de vida de todas las mujeres costarricenses. Nos merecemos vivir sin acoso, sin violencia y con oportunidades para gozar de una vida digna.
  6. La reforma del Estado debe sustentarse a partir de las demandas de servicios públicos que realiza la sociedad y que deben configurarse como ágiles, oportunos, inclusivos, equitativos y con plena asignación de recursos. La reforma debe concebirse desde la institucionalidad democrática, con espacios de diálogo y representación de todas las organizaciones sociales y políticas.

El reflexionar acerca de los grandes desafíos que tenemos como sociedad no es un ejercicio literario, es una responsabilidad ineludible con nuestra Patria. Es atender el legado de quienes dieron la vida no solo en nuestra Independencia, sino en cada acto heroico en el cual lucharon por preservarla. Es atender el llamado de quienes, con esperanza, abren sus manos para recibir la mejor herencia que les podemos dejar: una Costa Rica que los cobije con un Estado social de derecho real y pleno.

Cerremos esta serie del Bicentenario de Costa Rica con un extracto de la “Patria” de Debravo: “Tengo a mi patria siempre en la mano. La miran mucho mis ojos claros. La besan mucho mis labios mansos. Quiero a mi patria siempre en la mano…donde no hay primos: que sólo hermanos.”

Publicado originalmente en La República.

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...