De cara a la implementación de un nuevo clasificador presupuestario en adaptación al cambio climático y gestión de riesgo, incluido recientemente para el sector público por el Ministerio de Hacienda.  El cuál entrará en vigor a partir del 2024.

Recientemente, diversas instituciones públicas se unieron para discutir sobre la  integración de la variable de adaptación al cambio climático en los presupuestos institucionales. El encuentro fue parte de los esfuerzos de capacitación dirigidos al sector público de cara a la implementación de un nuevo clasificador presupuestario en adaptación al cambio climático y gestión de riesgo, que ha sido incluido recientemente en la actualización del Clasificador Funcional de Gasto del Sector Público del  Ministerio de Hacienda.

El clasificador permitirá a las instituciones planificar y analizar el volumen de recursos que asignan a la adaptación climática y evaluar la respuesta del Estado ante la necesidad de prepararse y responder efectivamente a los impactos de un clima cambiante.

El objetivo principal de la actividad fue brindar una guía práctica para la clasificación presupuestaria de actividades relacionadas con la resiliencia y adaptación al cambio climático del país de acuerdo con la actualización del clasificador del gasto público, el cuál entrará en vigencia a partir del 2024. Esta iniciativa busca una asignación más eficiente y efectiva de recursos en la implementación de estrategias y medidas de adaptación, contribuyendo así a la respuesta integral frente al cambio climático nivel nacional.

Los talleres fueron convocados por el Ministerio de Ambiente y Energía (MINAE), por medio de la Dirección de Cambio Climático (DCC) y la Dirección General de Presupuesto Nacional del Ministerio de Hacienda, participaron representantes de diferentes entidades del sector público. Asistió personal del Ministerio de Hacienda, Ministerio de Ambiente y Energía, Sistema Nacional de Áreas de Conservación, Instituto de Fomento y Asesoría Municipal, Ministerio de Agricultura y Ganadería, Ministerio de Obras Públicas y Transportes, Ministerio de Salud, Instituto Costarricense de Electricidad; entre otros. De estas instituciones se sumaron funcionarias y funcionarios dedicados a las labores de planificación, programación presupuestaria  y de unidades financieras.

Esta capacitación constituye un avance hacia la implementación institucional de acciones de adaptación, contribuyendo con la Política Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2018-2030 y su Plan de Acción 2022-2026. Gracias al intercambio de experiencias y la colaboración entre las instituciones participantes, se busca agilizar y fortalecer las acciones necesarias para enfrentar los desafíos del país ante eventos climáticos extremos. Además, se busca contribuir al fortalecimiento de las capacidades institucionales para abordar el desafío global de la adaptación al cambio climático desde el enfoque presupuestario.

Durante el taller, se destacaron  esfuerzos conjuntos del Ministerio de Hacienda y el MINAE para proporcionar herramientas que faciliten la vinculación de los programas presupuestarios de las instituciones públicas con las actividades específicas de adaptación y gestión del riesgo.  El taller se realizó en el marco del Proyecto Plan A: Territorios Resilientes al Cambio Climático, ejecutado por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) y financiado por el Fondo Verde del Clima, con la supervisión estratégica del MINAE.

Patricia Arauz, de la Comisión de Clasificadores Presupuestarios del Sector Público, del Ministerio de Hacienda, comentó sobre el objetivo de la actividad que “En esta ocasión hemos hecho énfasis en lo que es lo del cambio climático, un tema muy importante para el país, porque no queremos reportar las pérdidas, si no más bien lo que queremos es reportar aquellos recursos que las instituciones públicas destinan a un tema tan importante como es gestionar el riesgo”.

Por su parte, Andrea Ortega Morales de la Dirección de Planificación del MINAE, comentó que “El reto de nosotros con los clasificadores funcionales es articular con todos los 12 programas presupuestarios, más que somos rectores en la materia por medio de la Dirección de Cambio Climático.  El efecto que podría tener hoy el taller en cada uno de nuestros programas presupuestarios, es la homologación de objetivos dentro del Plan Nacional de Desarrollo y otros planes con los que trabajamos actualmente en el MINAE”.

El Ministerio de Ambiente y Energía y el Ministerio de Hacienda continuarán promoviendo este tipo de capacitaciones en el marco de la Política y Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático, con el objetivo de impulsar una gestión presupuestaria responsable y acorde a los desafíos climáticos que enfrentamos.