Jacobo Schifter: Brojobs

En vista de las acciones favorables de Carlos Alvarado con la comunidad gay, estos ataques se han disparado. Esta guerra contra los homosexuales ya no es la tradicional de encerrarnos en asilos, hacernos lobotomía, echarnos de los trabajos o de simplemente matarnos.  Estas torturas son ahora cosa del pasado.

0

Jacobo Schifter SikoraHistoriador (Ph.D)

De hecho, hace unos días, diversos medios de comunicación nacionales e internacionales retomaron un extracto del libro Not Gay: Sex Between Straight White Men (Gay no: Sexo entre hombres heterosexuales blancos), en el que la doctora Jane Ward, profesora de la Universidad de California, habla del “bro job” (Brother =hermano+Blowjob=sexo oral).

Palabras más palabras menos, este concepto hace referencia a los encuentros sexuales entre hombres que se asumen como heterosexuales; práctica que, según la doctora, Ward es más común de lo que imaginamos.

En vista de las acciones favorables de Carlos Alvarado con la comunidad gay, estos ataques se han disparado. Esta guerra contra los homosexuales ya no es la tradicional de encerrarnos en asilos, hacernos lobotomía, echarnos de los trabajos o de simplemente matarnos.  Estas torturas son ahora cosa del pasado. En Estados Unidos, con la llegada de Trump, se iniciaron los ataques y ahora, en nuestro país, está pasando lo mismo.  Según se denuncia en en el nuevo libro de Jane Ward, ahora, en vez de liquidarnos,  los hombres conservadores y religiosos nos humillan.

Según la doctora, Ward es más común de lo que imaginamos. Se trata de que los varones heterosexuales homofóbicos hacen el sexo oral sin que les gusten los hombres. O sea, lo practican para demostrar que son hombres de verdad y no unos maricones.  De acuerdo con Ward, los principales centros de promoción de los brojobs son, en su país, el fundamentalismo islámico y el evangélico.  La práctica se ha extendido en toda América Latina y Costa Rica no podía ser la excepción. Para constatar si esto es así, he querido entrevistar a los profesores de la Cátedra del Medio Oriente de la Universidad de Costa Rica  y a la bancada legislativa cristiana.  A los miembros del clero los dejo por fuera porque esto lo venían practicando desde hace miles de años.

Aunque pedimos reiteradamente una cita con uno de los legisladores evangélicos, la secretaria nos indicó que andaba en la farmacia comprando Listerine.

Yo: ¿Está usted diciendo que va ir a dar brojobs?

Secretaria: Claro que sí. Él cree firmemente en que castigando a los pecadores, ellos se arrepentirán.

Yo: ¿Y se ha arrepentido alguno?

Secretaria: Todavía no pero seguiremos insistiendo.

En la Cátedra del Medio Oriente de la Universidad de Costa Rica, pudimos hablar con un profesor que tiene fama de ser un islamista radical.

Yo: En los países árabes y musulmanes se castiga con la muerte a los homosexuales.

Profesor: Eso es propaganda sionista. Existe una diferencia muy grande entre los islámicos radicales y los moderados.

Yo:  ¿Pero cuál es la diferencia en el Islam, con respecto a la homosexualidad,  entre radicales y moderados?

Profesor: Pues que en países radicales, los degollamos y en los moderados, los lanzamos de la azotea.

Yo: ¿Qué opina de los brojobs?

Profesor: Que si los homosexuales no se cambian de sexo como los obligan en Irán, que reciban muchos brojobs como castigo.

Lo peor del asunto es que los líderes de la comunidad gay no quieren hacer nada. Traté de llamar a los activistas gays para ver qué medidas tomarán, pero la secretaria me dijo que la Junta Directiva entera está llevando un curso de Lengua Árabe.

 

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...