Jeannette Ruiz Delgado.

Vivir al norte de Alajuela y cruzar hasta la Radial Francisco J. Orlich, es toda una odisea, gran cantidad de vehículos,  especialmente  el centro de Alajuela en el costado este del Mercado Central, semáforos sin sincronización para reducir  el tiempo de viaje, peatones por doquier, prácticamente a cualquier hora. Tiempo estimado en cruzar de norte a sur por esta ruta entre 20 y 25 minutos.

Una vez superada esta parte de la ruta comienza otra odisea, primero cruzar la radial, que parece, generalmente, ser el trayecto más amigable, luego hacer el ceda en el cruce entre la Bernardo Soto y la radial, a la altura del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría. Este es un pequeño trayecto con tránsito lento y peligroso por las maniobras de quienes viajan desde el Aeropuerto en sus vehículos y necesitan ingresar a la General Cañas, en un corto espacio donde también circulan quienes deber cruzar a la izquierda para utilizar la ruta a Río Segundo de Alajuela.

Continuando nuestro recorrido pasamos frente a la Zona Franca Saret, el nuevo puente sobre el río Alajuela y todo parece  perfecto, el tránsito se muestra ágil a pesar de la cantidad de vehículos, seguimos la ruta pasamos cerca de Intel, de la Firestone y nos acercamos al Cariari, ya podemos ver de nuevo tránsito lento y pesado, dependiendo de la hora, con muchos camiones grandes que llenan todos los carriles, vehículos que salen del Cariari a la autopista, saturando más y más la ruta. A esa altura encontramos una señal que indica el uso exclusivo para transporte público del carril externo, a medida que avanzamos lentamente en ese carril externo a la altura del Castella, una barra protectora para que los vehículos que circulan desde Barreal de Heredia puedan ingresar a la pista con mayor facilidad, dejando la circulación de los otros vehículos  ( los que viajan por la General Cañas) en dos carriles. Una vez  que se ha pasado por este tramo se habilitan los tres carriles, el externo siempre para transporte público, el tránsito lento continua, en ese momento podemos llevar unos 30 ó 40 minutos de viaje. Al llegar cerca del Hospital México comienzan a salir  de la autopista vehículos, seguimos hasta el puente Juan Pablo II y sale otra cantidad importante de vehículos. Pasamos el puente y nos topamos con la salida a circunvalación por el oeste y un ingreso a la pista de quienes circulan en las cercanías del Hospital México, punto que es una locura. Seguimos el viaje y nos topamos con la salida a la Uruca, después de este punto todo es rapidez y agilidad. Por fin estamos a punto de llegar a la Datsun, punto de referencia para saber que  hemos iniciado nuestro trayecto por la ciudad de San José. Tiempo promedio de una  hora quince minutos.

Durante todo ese tiempo en carretera desde nuestro vehículo podemos ver gente viendo el celular mientras espera, muchachas maquillándose, conductores y pasajeros con cara de aburridos, muchos gastando su valioso tiempo y combustible en un viaje lleno de resignación y paciencia infinita, porque no hay alternativa si vamos a trabajar o a hacer diligencias en la capital.

Será posible, ¿qué algún día superemos la crisis de la carretera? o seguiremos incrementando el tránsito pesado sin alternativas;  solo el tiempo lo dirá y corresponde a las autoridades buscar soluciones.