Jorge Rodríguez: Martí el forjador de la unidad y cohesión de nuestro pueblo cubano

Edición especial - José Martí

0

Jorge Rodríguez Hernández.

(Palabras del Embajador de la República de Cuba, en Costa Rica, Jorge Rodríguez, en el Acto realizado  con ocasión del 125 aniversario de la caida en combate de José Martí, el 19 de mayo de 1895)

Conmemoramos hoy el 125 Aniversario de la caída en combate de José Martí, Héroe Nacional de la República de Cuba definido justamente por Eusebio Leal como el predicador de la construcción de una nación nueva, una luz que alumbraba a los demás y al decir del poeta José Lezama Lima, un misterio que nos acompaña.

Con su sangre derramada en el campo de batalla, Martí abonó la tierra, sembró la semilla y le dio la luz necesaria para que germinaran otros hombres y mujeres de corazón limpio quienes a lo largo de más de un siglo lograron rescatar la Patria y como un puño cerrado, continúan defendiéndola y dispuestos, como él, a ofrendar su vida si fuera necesario para que se mantenga ondeando más alta que las palmas, la bandera de la estrella solitaria, esa que ilumina y mata, como exclamara en su poema “Yugo y Estrella”. Fue Martí el forjador de la unidad y cohesión de nuestro pueblo.

Compañeras y compañeros:

Esta conmemoración la hacemos en una circunstancia atípica cuando la humanidad toda enfrenta una pandemia cuyas consecuencias finales aún no se conocen. La enfermedad no distingue fronteras, nivel de desarrollo económico, clase social, etnia, religión o posición política ideológica.

Cuba enfrenta esta situación en medio del recrudecimiento del ilegal, inmoral y genocida bloqueo impuesto a nuestro país por más de 60 años. Lo hace con su sistema de atención primaria universal y sin exclusiones cuyo pilar fundamental son los hombres y mujeres que lo sostienen.

Ese Martí que todos los días nos sorprende con su agudeza y la vigencia de su pensamiento expresó en 1882 y cito: “[…] el arte de curar consiste más en evitar la enfermedad y precaverse de ella por medios naturales que en combatirla por medios violentos, e inevitablemente dañosos para el resto del sistema, cuyo equilibrio es puesto a contribuir en beneficio del órgano enfermo. La higiene va siendo la verdadera medicina, y con un tanto de atención, cada cual puede ser un poco médico de sí mismo. Debía hacerse obligatoria la enseñanza de la higiene en las escuelas públicas […]”

Nuestra Patria, la de José Martí y su más brillante discípulo y continuador, Fidel Castro, hoy no solo se salva, sino que también contribuye con sus modestos recursos humanos, a salvar a otros pueblos hermanos. 26 brigadas de profesionales de la salud del Contingente Henry Reeve, han viajado a más de 26 países de América Latina y El Caribe, Europa, Medio Oriente y África a ofrecer su aporte en el combate a la pandemia. A ellos se suman más de 26 mil colaboradores quienes ya venían trabajando en 59 países.

En carta del 11 de abril de 1877 a Don Joaquín Macal, por entonces Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, José Martí expresó: “(…) el primer deber de un hombre de estos días, es ser un hombre de su tiempo. No aplicar teorías ajenas, sino descubrir las propias. No estorbar a su país con abstracciones, sino inquirir la manera de hacer prácticas las útiles. Si de algo serví antes de ahora, ya no me acuerdo: lo que yo quiero es servir más”.

Hoy todos los cubanos y cubanas patriotas y martianos, somos hombres de este tiempo y en esta batalla que es también de ideas no nos acostaremos con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas debajo de la almohada, como los varones de Juan Castellanos, las armas del juicio, las que vencen a las otras armas porque son trincheras de ideas, valen más que trincheras de piedras, tal como nos enseñó el Apóstol.

Es en esta circunstancia cuando Martí continúa revelándose como el compañero que nos guía y conduce. No es a su figura reproducida en metal o piedra a la que rendimos tributo, es a su legado revolucionario, humanista, latinoamericanista y universal cuyo pensamiento está más vigente que nunca.

Hoy cuando el enemigo histórico de la Nación Cubana y su legión de mercenarios, apátridas y sietemesinos, sueñan con el desplome de la Revolución; arrecian su guerra económica, financiera e ideológica contra la Patria; mancillan y ultrajan la memoria del Apóstol, no puedo concluir mis palabras sin recordarles lo que Martí escribió en su memorable carta inconclusa a su amigo Manuel Mercado un día antes de caer en Dos Ríos de cara al sol, combatiendo por la independencia de Cuba.

“ ya estoy todos los días en peligro de dar mi vida por mi país, y por mi deber- puesto que lo entiendo y tengo fuerzas con qué realizarlo- de impedir a tiempo con la independencia de Cuba que se extiendan por las Antillas los Estados Unidos y caigan, con esa fuerza más, sobre nuestras tierras de América.

Cuanto hice hasta hoy, y haré, es para eso.

Las mismas obligaciones menores y públicas de los pueblos- como ese de Ud. y mío,- más vitalmente interesados en impedir que en Cuba se abra, por la anexión a los imperialistas de allá y los españoles, el camino que se ha de cegar, y con nuestra sangre estamos cegando, de la anexión de los pueblos de Nuestra América, al norte revuelto y brutal que los desprecia,- les abrían impedido la adhesión ostensible y ayuda patente a este sacrificio, que se hace en bien inmediato y de ellos.

Viví en el monstruo y le conozco las entrañas,- y mi onda es la de David.

Y ya casi al finalizar su inconclusa carta sentenció: “Sé desaparecer. Pero no desaparecería mi pensamiento, ni me agriaría mi oscuridad” Ha sido así y hoy se lo confirmamos. Usted, compañero Martí, está hoy más presente y vivo que nunca. 

Y de su bello poema Yugo y Estrella,  ratificamos una vez más que rechazamos el yugo del manso buey para prestar servicio a los señores a cambio de la paja caliente y la rica y ancha avena.

Con Martí repetimos hoy:

“Dame el yugo, oh mi madre, de manera
Que puesto en él de pie, luzca en mi frente
Mejor la estrella que ilumina y mata”.

Muchas gracias.

 

COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...