José Alberto Soto: ¿De quién es el Banco de Costa Rica?

Tenemos una larga historia, como sociedad, de logros y conquistas que nos producen progreso y nos dan paz social. Tenemos problemas como sociedad, que son los mismos que ha tenido el ser humano desde que decidió vivir en sociedad, aunque los nuestros son menos y de más pequeńa magnitud que los de otros pueblos, gracias a la labor tesonera, prudente e inteligente de los costarricenses que nos han precedido. 

0
José Alberto Soto, Médico.
Pregunta el Presidente, en un giro retórico y efectista encaminado a lograr la respuesta más simple y elemental del receptor del mensaje.
Superficial y burdo es pensar que un bien público es algo semejante a uno  privado como parece querer hacerse creer.
Los bienes públicos lo son porque pertenecen a los ciudadanos en el sentido que no buscan en forma primaria el beneficio particular si no el general de la sociedad, que son administradas por ésta mediante diferentes figuras legales y que las ganancias y dividendos se distribuyen o  llegan a la ciudadanía de una u otra manera y no a manos de particulares.
Generalmente suplen servicios o necesidades que por su volumen, su complejidad, su costo operativo o su escasa rentabilidad no son ofrecidos por la empresa privada.
Deseable es que dentro de su particular naturaleza sean eficientes, efectivas, eficaces y administradas de la manera más honesta posible pero siempre con el bienestar de todos como objetivo.
Cuando se nacionaliza la banca en nuestro país, se buscan extender los servicios bancarios a todo nuestro territorio y facilitar el crédito hasta entonces limitado por estar en manos de los bancos privados.
El Sistema Bancario Nacional ha cumplido con creces los objetivos que lo vieron nacer.
Es de los costarricenses aunque se quieran sembrar dudas y  además nos retribuye con múltiples beneficios  como:
1. Bancarización: el Banco de Costa Rica es parte de ese importante conglomerado de instituciones que llevan los servicios bancarios hasta el lugar más inhóspito y alejado de la geografía nacional favoreciendo con ello el desarrollo económico y social del país y facilitándole a las personas el acceso a la formalidad en lugares donde la banca, por el costo elevado y la baja rentabilidad, no lo haría.
Este gran esfuerzo de la banca nacionalizada nos ubica como el tercer país más bancarizado de América Latina lo que es extraordinariamente importante para nuestro desarrollo.
2. El Banco de Costa Rica es una pieza fundamental en lo que se ha llamado gobierno digital.
Ágil receptor de impuestos y tributos, con una importante trayectoria en el manejo de fideicomisos estatales nos brinda importantes servicios de trámite y entrega de pasaportes y licencias de conducir y es, desde hace ańos, el banco del Poder Judicial.
Muy lejano recuerdo existe en nuestra memoria de la época en que, los habitantes del área rural, debíamos trasladarnos a San José, desde horas tempranas y pasar todo el día, en ocasiones con resultados infructuosos, para obtener la cédula o el pasaporte mientras que ahora el trámite lo hacemos con gran facilidad en las agencias del Banco de Costa Rica.
3.El Sistema Bancario Nacional realiza la intermediación financiera, a un costo 400 puntos menor que los bancos privados mientras que los intereses son de un poco menos de 150 puntos que su contraparte.
Lo anterior, como puede deducirse, baja el costo del dinero para los costarricenses con todas las ventajas que ello significa.
4.Cargas parafiscales: los bancos del Estado, entre ellos el de Costa Rica, por ley, destinan parte de sus importantes  ganancias anuales a fines de buen social.
El 15% de sus ganancias se destinan al régimen de pensiones de la Caja Costarricense de Seguridad Social.
La pregunta entonces es, cómo podrá el ya tambaleante IVM, resarcirse de ese importante faltante.
Un 5% de sus ganancias se destinan al IFAM, que debería buscar otros dineros estatales para funcionar.
Un 3% se destina a la Comisión Nacional de Emergencias, cuya importancia y labor extraordinaria, nos llena  de orgullo.
Seńor Presidente, con seguridad y convicción le digo que el Banco de Costa Rica es de todos los costarricenses y que los beneficios que recibimos de él, son extraordinariamente grandes e importantes y por lo que no puede festinarse
Costa Rica, no nació en mayo de 2022.
Tenemos una larga historia, como sociedad, de logros y conquistas que nos producen progreso y nos dan paz social.
Tenemos problemas como sociedad, que son los mismos que ha tenido el ser humano desde que decidió vivir en sociedad, aunque los nuestros son menos y de más pequeńa magnitud que los de otros pueblos, gracias a la labor tesonera, prudente e inteligente de los costarricenses que nos han precedido.
No es destruyendo esos logros y conquistas como vamos a salir de nuestras dificultades, menos tomando equivocadas rutas ya recorridas por otros pueblos y de las que con dolor y sacrificio vienen de vuelta.
COVID-19
Suscribase COVID-19

También podría gustarte Más del autor

Comentarios

Cargando...